Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-05-2008

Las partes del dictamen que no han querido difundir
El informe de la Interpol afirma que las supuestos ordenadores de las FARC s fueron manipulados

Carlos Martnez/Pascual Serrano
Rebelin

(Traducido al ingls por Tlaxcala: vase abajo)


El pasado da uno de marzo, el ejercito colombiano atac un campamento de las FARC en territorio ecuatoriano. Supuestamente el ejercit requis tres porttiles, las tres memorias USB y los dos discos duros externos. Y se debe afirmar que supuestamente pues dichas pruebas no se han obtenido dentro de un procedimiento policial o judicial al uso, sino en el marco de una agresin militar a un estado extranjero, cualquier prueba obtenida de esa forma es ilegal y por tanto no se puede utilizar en ningn procedimiento judicial.

Para intentar dar validez a estas pruebas las autoridades colombianas solicitaron de la Interpol un informe que certificara la autenticidad de los archivos contenidos en estos soportes. Ayer 15 de marzo se hizo pblico el informe, tras una lectura llama la atencin las siguientes conclusiones.

En primer lugar hace referencia a que son datos clasificados como ULTRA SECRETO (Pag. 21 del informe) cuando parte de esos archivos los hizo pblicos el diario El Pas.

Lo ms importante es que el propio informe reconoce en su Conclusin no 2b (pag. 31) que las autoridades colombianas manipularon los ordenadores y las memorias y que

el acceso a los datos contenidos en las citadas pruebas no se ajust a los principios reconocidos internacionalmente para el tratamiento de pruebas electrnicas por parte de los organismos encargados de la aplicacin de la ley.

El estudio encargado por el gobierno colombiano reconoce que:

"El acceso directo puede complicar en gran medida el proceso de validacin de las pruebas para presentarlas ante los tribunales, porque en este caso los funcionarios de las fuerzas del orden deben demostrar o probar que el acceso directo que efectuaron no afect materialmente a la finalidad de las pruebas".

Por ejemplo, ms adelante el documento de la Interpol declara que

Los sistemas operativos de los tres ordenadores porttiles decomisados mostraban que los tres ordenadores haban sido apagados el 3 de marzo de 2008 (a diferentes horas, pero todos ellos antes de las 11.45, hora en que fueron entregados a los investigadores en informtica forense de la polica judicial colombiana). Los dos discos duros externos y las tres llaves USB haban sido conectados a un ordenador entre el 1 y el 3 de marzo de 2008, sin que se hubieran obtenido previamente copias imagen forenses de su contenido y sin emplearse dispositivos de bloqueo de escritura (write-blockers)

Es decir, que el ejercito colombiano hizo uso y modific los archivos contenidos en los ordenadores, memorias usb y discos duros, antes de su entrega a la polica colombiana.

Por ejemplo, el informe en su pgina 32 afirma que :

83. En los archivos de la prueba instrumental decomisada no 26, un ordenador porttil, se presentaban os siguientes efectos producidos el 1 de marzo de 2008 o en fechas posteriores:
Creacin de 273 archivos de sistema
Apertura de 373 archivos de sistema y de usuario
Modificacin de 786 archivos de sistema
Supresin de 488 archivos de sistema.

El documento afirma, sin embargo, que los documentos de usuario (documentos word y similares) son autnticos porque no se han modificado desde el uno de marzo hasta la fecha del examen, sin embargo el propio informe reconoce lo limitado de esta afirmacin pues describe que en la prueba 31 se contienen

2.110 archivos cuyas fechas de creacin oscilan entre el 20 de abril de 2009 y el 27 de agosto de 2009; 1.434 archivos cuyas fechas de ltima modificacin varan entre el 5 de abril de 2009 y el 16 de octubre de 2010. Concluye, que estos archivos haban sido creados antes del 1 de marzo de 2008 en uno o varios dispositivos con una configuracin de fecha y hora del sistema incorrecta (Pag. 34).

Lo que significa que cualquier usuario cambiando la hora del sistema operativo puede crear un documento en la fecha que le plazca, sea anterior o incluso futura.

Sobre las conclusiones forenses hay que resaltar que el peritaje dice literalmente (Pag. 28):

Sin desvelar dichos datos, INTERPOL puede declarar lo siguiente con respecto a los archivos de usuario contenidos en las ocho pruebas instrumentales de carcter informtico decomisadas a las FARC:
- Se encontraron 109 archivos de documentos en ms de una de las pruebas instrumentales
- 452 hojas de clculo
- 7.989 direcciones de correo electrnico
- 10.537 archivos multimedia (de sonido y vdeo)
- 22.481 pginas web
- 37.872 documentos escritos (de Word, PDF y formato texto)
- 210.888 imgenes
De los anteriores, 983 archivos estaban cifrados 25.

Es decir, ninguna referencia a que los ordenadores intervenidos contengan correos electrnicos. Hay que recordar que las informaciones de El Pas hacia referencias insistentes referencia a correos y que publicaba los archivos con el ttulo "Correos incautados en el ordenador de Ral Reyes". Entonces, De donde se han obtenido dichos correos? O, simplemente, no existen en las computadoras requisadas?

Por ltimo el informe termina (pag. 36 y siguientes) con siete pginas dedicadas a reconvenir a la polica de los pases miembros y a decirle cmo debera tratar las pruebas electrnicas, recomendacin que se hace en este informe, probablemente, por que este caso puede servir de ejemplo a las policas de como no deben recogerse pruebas informticas. La nica forma en la cual se puede asegurar la autenticidad de documentos contenidos en archivos informticos es que se obtengan bajo la tutela judicial y desde un primer momento estas pruebas queden bajo la custodia de autoridades jurisdiccionales independientes y las pruebas forenses se realicen slo sobre una copia exacta del contenido de los discos duros o memorias.

De este modo, el propio informe de la Interpol es el que viene a traer ms dudas sobre el origen de los archivos informticos publicados por el Pas y con los que se pretende atacar a Venezuela y Ecuador.

As lo han expresado tambin los acadmicos estadounidenses Miguel Tinker-Salas, profesor de la Universidad de Pomona (California) y Forrest Hylerton, profesor de la Universidad New York, quienes advirtieron que hubo un mal uso de la informacin encontrada en las computadoras de alias Ral Reyes, por parte del Gobierno colombiano y la Interpol.

Miguel Tinker-Salas, experto tambin en temas latinoamericanos, indic que existe una serie de malas interpretaciones sobre el contenido de los ordenadores y que tras de ello hay un trasfondo poltico. Hay que recalcar que la Interpol solo puede pronunciarse si existi manipulacin. Pero ellos no aseguran si los elementos encontrados son originales y no pueden certificar la informacin. Adems, calific como un problema el hecho de que la difusin del informe se haya realizado en Colombia, pues eso demostrara que la Interpol defiende los intereses del Gobierno de lvaro Uribe, apoyado por Estados Unidos.

Forrest Hylerton, de la Universidad New York manifest la necesidad de que el proceso de verificacin del contenido sea efectuado por una institucin que garantice mayor independencia. Es probable que las computadoras s hayan resistido el bombardero colombiano, pero el problema es que no sabemos nada ms, ni qu tratamiento tuvieron, afirm Forrest Hylerton.

La realidad es que Colomba s que manipul los ordenadores de las FARC. Los medios de comunicacin, el gobierno colombiano y los directivos de Interpol han destacado los elementos que les interesaban con titulares como "Interpol da por verdaderos los datos hallados en el ordenador de Ral Reyes" o "Segn la agencia policial, Venezuela financi a las FARC" (El Pas). La evidencia ms elocuente de que estos titulares son mentira es que el informe de la Interpol, para asegurar su imparcialidad, fue realizado por tcnicos informticos que no saban espaol y no podan comprender polticamente lo que decan los archivos. As lo dice el informe: "Los expertos provenan de fuera de la regin y no hablaban espaol, lo que contribuy a eliminar la posibilidad de que se viesen influenciados por el contenido de los datos que estaban analizando . El informe de un tcnico informtico que no comprende espaol no puede decir que Venezuela financia a las FARC porque no entiende una sola palabra de lo que dicen los archivos.

La tergiversacin de algunos medios ha llevado a que mientras el resumen del informe de la Interpol afirma:

La verificacin realizada por INTERPOL de las ocho pruebas instrumentales citadas no implica la validacin de la exactitud de los archivos de usuario que contienen, de la interpretacin que cualquier pas pueda hacer de dichos archivos, ni de su origen.
El diario El Pas en su crnica de Maite Rico y Pilar Lozano titula "Interpol certifica que los ordenadores de las FARC no fueron manipulados", y subtitula "El organismo policial asegura que los porttiles pertenecan a Ral Reyes".

Por otro lado, filtrando a la prensa amiga supuestos contenidos de los ordenadores que implicaban a Venezuela y Ecuador, las autoridades colombianas han mostrado al mundo que tenan un inters especial en criminalizar a esos gobiernos, ms que en permitir a jueces y fuerzas de seguridad trabajar. Si tanta transparencia informativa quera dar a la informacin, sera bueno conocer qu informacin tenan las FARC sobre crmenes de paramilitares y a qu miembros de la Administracin de Uribe implican en el paramilitarismo, seguro que haba mucho de eso en los cientos de gigas que dice que ocupa el material informtico.


Noticia relacionada:
-Ms de 48 mil archivos de computadora colombiana fueron manipulados

Vase este artculo en ingls en Tlaxcala, traducido por Machetera: http://www.tlaxcala.es/pp.asp?reference=5170&lg=en



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter