Portada :: Otro mundo es posible
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-05-2008

Lima (Per), 16 de mayo
Declaracin de Cumbre de los Pueblos Enlazando Alternativas 3

Rebelin


Las organizaciones sociales, polticas y populares, de trabajadores y trabajadoras, de migrantes, las comunidades indgenas y campesinas, el movimiento de mujeres, de jvenes y sindical de Amrica Latina, el Caribe y Europa, reunidos en Lima durante la Cumbre de los Pueblos, Enlazando Alternativas III, declaramos:

La cooperacin y la integracin de nuestros pueblos pasan en primer lugar por la construccin de un sistema en el cual los derechos econmicos, polticos, sociales, culturales y ambientales de las mayoras sean prioridad y razn de ser de las polticas gubernamentales. Por lo mismo, rechazamos el proyecto de Acuerdos de Asociacin propuesto por la Unin Europea y avalado por diversos gobiernos latinoamericanos y caribeos que solo buscan profundizar y perpetuar el actual sistema de dominacin que tanto dao a hecho a nuestros pueblos.

La estrategia de la Unin Europea "Europa Global : Competir en el mundo", supone la profundizacin de las polticas de competitividad y crecimiento econmico que buscan implementar la agenda de sus transnacionales y profundizar las polticas neoliberales, incompatibles con el discurso sobre el cambio climtico, la reduccin de la pobreza y la cohesin social. A pesar de que se pretende velar su naturaleza incorporando temas de cooperacin y dilogo poltico, la esencia de la propuesta es abrir los mercados de capitales, bienes y servicios, proteger la inversin extranjera y reducir la capacidad del Estado de promover el desarrollo econmico y social. Esto tiene implicaciones en ambas regiones : Para Amrica Latina y el Caribe, esta estrategia reproduce el esquema de los Tratados de Libre Comercio que han suscrito la mayora de pases de la regin con Estados Unidos y van ms all de las polticas de la OMC que rechazamos. Los recursos naturales de estos pases estn siendo explotados indiscriminadamente, desplazando a comunidades enteras, devastando la biodiversidad, agotando las fuentes hdricas, y pauperizando a la mano de obra, y en ello tienen mucha responsabilidad las multinacionales europeas. Amrica Latina ha sido vctima secular del saqueo de las transnacionales y, ahora, cuando avances democrticos estimulan la bsqueda de caminos propios de desarrollo en diversos pases y de formas de integracin al servicio de los pueblos, varios gobiernos que siguen las recetas del libre comercio estimulan la fragmentacin de la regin, los enfrentamientos nacionales y las contradicciones entre ellos.

En Europa una de las grandes amenazas para la democracia, la justicia, la paz y el equilibrio ecolgico, es el Tratado de Lisboa, que est siendo ratificado por las lites sin consultar a la poblacin y que rechazamos como ya lo hicimos en el pasado. Este tratado refuerza una Europa neoliberal, aumenta la militarizacin, la exclusin, las desigualdades y la mercantilizacin, as como endurece las polticas securitarias-represivas. Ello se refleja en un aumento de la precariedad, un ataque generalizado a todos los derechos sociales, en particular a las conquistas laborales. Al mismo tiempo, se acelera la construccin de la "Europa Fortaleza", lo que implica cerrar las fronteras, violando el derecho de asilo y criminalizando los migrantes y los movimientos sociales, creando muros virtuales o reales, que no se diferencian con los que construyen en la frontera al Norte de Amrica.

Los Acuerdos de Asociacin que ha firmado la Unin Europea con Mxico y Chile han profundizado las desigualdades y muestran el camino que seguirn quienes firmen estos Acuerdos en Centro Amrica, la Comunidad Andina de Naciones y el MERCOSUR cuyas negociaciones se quiere resucitar. Para los pases del Caribe, estos Acuerdos, recientemente firmados, aumentarn la vulnerabilidad y dependencia de sus economas, al mismo tiempo que fracturan la dinmica de integracin subregional.

En el momento en que en Lima los gobiernos hablan de cohesin social, cambio climtico y reduccin de la pobreza, conviene recordar que la principal causa de desigualdad, polarizacin social, degradacin ambiental y discriminaciones, es la primaca del mercado por sobre los derechos de las personas y el otorgamiento de todas las garantas a las corporaciones que eliminan la capacidad estatal de definir proyectos nacionales de desarrollo con la complicidad de los gobiernos. Las transnacionales actan bajo un doble rasero apoyndose en las asimetras que los Acuerdos de Asociacin tienden a reforzar. En consecuencia, el discurso sobre Cooperacin y Dilogo Poltico es la carnada que esconde el anzuelo de los intereses de esas corporaciones.

Frente a la crisis alimentaria que afecta a decenas de pases, denunciamos la hipocresa y las polticas de las instituciones multilaterales (OMC, FMI, BM, BID, BEI) que pretenden esconder sus verdaderas causas : direccionamiento de la produccin de los pases a la exportacin, prdida del papel del Estado en la regulacin alimentaria y conversin de los alimentos en fuente de especulacin financiera, todo ello como resultado de las polticas de "libre comercio". Por lo mismo, es inadmisible que se proponga, como salida a la crisis, ms liberalizacin y desproteccin. La produccin masiva de agrocombustibles agrava las ya difciles condiciones de vida de millones de habitantes. Rechazamos una vez ms esta pretendida salida a la crisis energtica y climtica.

Ante esta situacin, las organizaciones que hacemos parte de Enlazando Alternativas, reiteramos que es posible una integracin distinta basada en la libre determinacin de los pueblos, el respeto al medio ambiente, a los derechos humanos y a los procesos democrticos emprendido por aquellos gobiernos que se alejan del neoliberalismo y buscan para sus pueblos relaciones de igualdad con todos los pases del mundo. Esto supone el fortalecimiento de la cooperacin en todos los mbitos entre los pueblos, el reforzamiento de la solidaridad, el fin de toda forma de discriminaciones y la superacin de prcticas violatorias de la soberana de los pases. Como ha mostrado la II Sesin del Tribunal Permanente de los Pueblos, exigimos justicia y la reparacin de los agravios, daos y perjuicios, provocados por las empresas europeas, y el replanteamiento de las relaciones con estas empresas, de tal forma que asuman los pasivos sociales y ambientales en que incurren.

Saludamos las acciones de nacionalizacin de empresas estratgicas para el desarrollo nacional y los recursos naturales, que pertenecen a los pueblos, no a las transnacionales, como por ejemplo la de la empresa boliviana de telecomunicaciones ETI/ENTEL. Llamamos a los gobiernos que promuevan polticas progresistas a sumarse al proceso de transformacin que impulsamos. Rechazamos las desafiantes intervenciones de EE.UU. y la Unin Europea contra la soberana de los pueblos. La Unin Europea debe asumir su deuda histrica con los pueblos de Amrica Latina y el Caribe, en particular con los pueblos originarios. Llamamos la atencin sobre la dramtica situacin de Hait, resultado de dcadas de expoliacin, agravada por la actual ocupacin militar. As mismo denunciamos la poltica complaciente de la Unin Europea con el gobierno de Colombia.

La nica salida de los pueblos latinoamericanos, caribeos y europeos es unirse en torno a la defensa de su bienestar y fortalecer la resistencia y movilizacin contra las polticas neoliberales. Ella debe nutrirse de los aportes de mujeres, pueblos originarios, campesinos y dems fuerza sociales que, con su presencia masiva en la Cumbre Social, han dado ejemplo de combatividad y de elaboracin de alternativas en bsqueda de un progreso sustentado en la armona con la naturaleza, los derechos humanos y la eliminacin de todas las formas de discriminacin.

Exigimos a los gobiernos atender efectivamente las demandas de los pueblos por construir otro tipo de relaciones entre las regiones, basadas en la superacin del modelo de mercado. Hacemos un llamado a la poblacin a no dejarse engaar ms por gobiernos autoritarios que pretenden criminalizar la justa protesta civil. Instamos a los habitantes de Amrica Latina, el Caribe y Europa a sumarse a la fuerza cada vez mayor de organizaciones que buscan un mundo mejor para todos, y as estar a la altura de los desafos que hoy enfrenta la humanidad.

Invitamos a todas las organizaciones sociales y populares de ambos Continentes a preparar desde ahora la prxima Cumbre Social de los Pueblos, Enlazando Alternativas IV, que tendr cita en el Estado Espaol en el ao 2010.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter