Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-05-2008

Espaa
La Regasificadora de Mugardos en la ra de Ferrol: historia de una ilegalidad premeditada e impune, y de un delito

Miguel ngel Llana
Rebelin


Reganosa es una planta regasificadora de Gas Natural Licuado, GNL, situada en Mugardos, al fondo de la ra de Ferrol. Los buques de GNL han de hacer un recorrido por la ra de cinco km hasta Mugardos, pero en toda la ra slo 150 metros de ancho tienen calado suficiente para este tipo de buques. La entrada slo puede realizarse a una hora determinada de la pleamar y con mar y viento en calma. El barco es conducido, de modo casi acrobtico, por cuatro remolcadores, dos tiran del gasero por la proa hacia el interior de la ra y otros dos en la popa tiran en sentido contrario para retener y servir de timn al barco impidiendo que se atraviese o encalle. Estos barcos tienen una manga de 50 metros y la normativa exige que el canal navegable ha de tener de ancho, como mnimo, cinco veces la manga, es decir, 250 metros, mientras que la sinuosa ra de Ferrol slo tiene 150 m como ms arriba se dice.

Cuando una actividad, como es la instalacin y ubicacin de una regasificadora, se plantea como negocio y su fin primordial slo es el negocio, la confrontacin con los intereses sociales surge de inmediato. Y no se trata de estar de acuerdo o de oponerse a determinadas tecnologas, ni a determinadas fuentes de energa, sino al procedimiento y a los medios utilizados que afectan, sin miramientos, al conjunto de la sociedad (La conveniencia de la regasificadora sera otro tema no menos discutible).

Las medidas de seguridad y el respeto a las leyes relacionadas con este tipo de actividades tan peligrosas quedan subordinadas al negocio del gas. La complicidad necesaria y directa de los poderes pblicos: municipal, autonmico y del gobierno central, y la del resto de los poderes, es ms que evidente. Lo mismo que la de los partidos polticos PP, PSOE y BNG que, como en este caso, tienen un protagonismo clamoroso. Todos ellos se sitan con y al lado del poder econmico y frente a decenas de organizaciones de ciudadanos.

En las jornadas celebradas en Gijn, Asturias, sobre las Regasificadoras se centraron primero, en la de Mugardos ya en funcionamiento y, despus, en la que est en proyecto para el puerto de Gijn, en El Musel. Mabel Rivera y Enrique Banet revelaron cuantiosos datos sobre la historia de Reganosa, tanto en la charla que impartieron, en la proyeccin del documental "El salario del Silencio" como en las declaraciones posteriores que realizaron. Sin olvidar la conferencia tan documentada que imparti Manuel Amorim, profesor de la Escuela de Ingenieros Navales de Ferrol.

Aunque los sucesos se cruzan y se solapan en el tiempo, la cronologa es tan triste como lamentable, pero as de reveladora:

1990. ENAGAS, que entonces era una empresa pblica, inicia el proyecto de una regasificadora en el Noroeste, en Galicia, ante la perspectiva -negocio- de que ENDESA junto con FENOSA puedan construir centrales elctricas de ciclo combinado; prevan entonces que las minas de lignito estaran agotadas para el 2007.

1994. Se elabora una Declaracin de Impacto Ambiental favorable para poder instalar una planta regasificadora en el puerto exterior que, adems, servira para puerto de carbn, chatarra y otros trficos peligrosos.

Aunque el proyecto inicial contemplaba un muelle de abrigo de 750 metros slo se construy menos de la mitad.

En medio de todo esto, el empresario Roberto Tojeiro, con el apoyo de algn poltico con intereses empresariales se opone a la construccin del ferrocarril que podra servir para el transporte del carbn para las Centrales Trmicas de ENDESA ubicadas en As Pontes, monopolizando as el transporte por carretera en provecho propio.

1996. Bajo el gobierno del PP de Aznar se privatiza ENAGAS y el proyecto gasstico para el Noroeste, el de Galicia, se abandona. El negocio ahora es otro, pero slo de momento.

1997. El empresario Tojeiro aprovecha la oportunidad para lanzar el proyecto de la planta regasificadora, privada por supuesto, al amparo de la planeada ampliacin de los muelles de Forestal del Atlntico cuyo relleno sobrepasa lo previsto y solicitado, incumpliendo as gravemente la ley de costas. Pero nadie dice nada y todo sigue adelante con la complicidad de las autoridades competentes tuteladas por los partidos polticos en el poder o en la oposicin.

1999, junio. Como cabra de esperar, se inicia el relleno ante la sorpresa de los vecinos. Y, finalizado el relleno, se suscribe un pacto secreto ("Pacto a la Siciliana") entre Fraga y el grupo del empresario Tejeiro en el que se garantiza, cmo no, la rentabilidad de la Planta Regasificadora en caso de que las previsiones de negocio no se cumplan. Es decir, privatizacin de beneficios y socializacin de las prdidas y de los perjuicios al medio ambiente, a la seguridad de las personas y a sus bienes.

1999, agosto. El Jefe del Estado Mayor de la Zona Martima del Cantbrico, Pedro Espaol Jofre de Villegas, es destituido y enviado a la Reserva por haber presentado un informe al Ministerio de Defensa afirmando que el proyecto de la Planta de Regasificacin afectaba a la seguridad del Arsenal Militar situado en la zona. Posteriormente Federico Trillo, ministro de Defensa, neg en ms de una ocasin, la existencia de tal informe.

2001. Se comienza a hablar de la construccin de la planta Regasificadora. Forestal del Atlntico, S.A. consigue la autorizacin para ampliar sus muelles. Realizan la tramitacin y obtienen de inmediato la declaracin favorable de Impacto Ambiental aunque es anulado posteriormente por el TSJG y ratificado posteriormente por el mismo Tribunal en 2004.

El Presidente de la Autoridad Portuaria, Guillermo Romero Caramelo, se opone a la instalacin de la Planta Regasificadora en el zona de relleno realizado en la ra porque incumple la Ley de Costas y advierte que retirar la concesin. La represalia no se hace esperar y es cesado fulminantemente sin ms argumentos.

Los movimientos sociales no se hicieron esperar, este mismo ao el Comit Ciudadano de Emergencia, CCE, inici sus movilizaciones en contra de la ubicacin de la planta Regasificadora en Mugardos.

2004, febrero. Reganosa consigue el permiso de construccin y poco despus inicia las obras. En agosto de 2007 comienza el funcionamiento de la Regasificadora, no sin que antes la movilizacin de las embarcaciones de pesca de la ra de Ferrol bloquearan la entrada en la boca de la ra durante varios das, hasta que el da 9 de agosto y con la presin desproporcionada de la polica antidisturbios, entrara el primer buque gasero. El "Espritu de Galicia", como as se denominaba este primer buque; todo parece que a la afrenta haya que sumar la burla.

Un ao despus, 20 buques criognicos de unos 150.000 m3 cada uno con GNL han recorrido los cinco km de la ra de Ferrol para trasvasar su carga a los dos tanques de la Regasificadora con una capacidad total de 300.000 m3 de GNL.

Mientras, estn pendientes 12 procesos judiciales, 3 demandas ante la Unin Europea y 2 en la Fiscala, todas ellas relacionadas con las graves irregularidades de funcionamiento y ubicacin de la planta Regasificadora de Mugardos. Las autoridades actuando al margen de la ley, presumiblemente claro, lo mismo que los partidos polticos.

Por actuaciones o procedimientos similares, en otras zonas de Galicia, y por otros motivos, medio centenar de organizaciones sociales de todo tipo han creado un movimiento ciudadano frente a los partidos polticos y frente a las instituciones con objeto de mantener las movilizaciones por toda Galicia bajo los lemas "Galicia no se vende", "Gobierne quin gobierne Galicia no se vende" o el de la propuesta de "Tierra viva y vida digna para todos". En todos los casos son las organizaciones sociales de los ciudadanos las que se enfrentan a las instituciones y a los partidos polticos que dicen y se consideran sus representantes, pero la realidad es que estos enfrentamientos son el denominador comn entre los ciudadanos y sus mencionados representantes



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter