Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-05-2008

El futuro de Israel visto desde el castillo de los cruzados

Alexander Cockburn
CounterPunch

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


En el Krak de los Caballeros. Siria.

Hace treinta aos, cuando el Estado de Israel haba viajado slo la mitad de su viaje a travs del tiempo desde 1948, entrevist al general Matti Peled en Nueva York. Como general del ejrcito, Peled fue un administrador notablemente duro de los Territorios Ocupados, pero en el retiro se haba convertido en paloma, instando pblicamente a su pas a negociar seriamente con los palestinos, a abandonar los asentamientos ilegales, a retornar a las fronteras de 1967 y a resolver todos los dems problemas que obstruan una paz propiamente tal.

Qu cree que suceder, pregunt al ex general, Si ningn gobierno israel llega a emerger que sea suficientemente fuerte para tomar un tal paso?

Oh, Pienso que terminaremos como los cruzados, respondi. Durar un cierto tiempo, pero como ellos, al final, nos habremos ido. Fue sorprendente en esos das, escuchar a algn israel, en particular a un militar, hablando de esa manera. Por cierto, entonces como siempre, el grupo de presin de Israel en EE.UU adoraba presentar a Israel asediado a slo un paso de ser aniquilado por rabes sedientos de sangre, a menos que EE.UU. ofreciera un apoyo diplomtico incondicional y subsidios ilimitados.

En aquel entonces, mucha gente pensaba que se podra lograr algo cercano a un acuerdo tolerable dentro del marco de las resoluciones de la ONU. No sera lo que deseaban los palestinos, pero por lo menos conseguiran un estadito medio coherente, los asentamientos se detendran, y tal vez incluso tendran que dar marcha atrs.

En 2008, esas nociones parecen tan extraas como una tarjeta de Navidad victoriana. El Estado palestino nocional proferido ocasionalmente por los presuntuosos israeles estara hecho de retazos de enclaves separados, encajonado entre asentamientos, disecado por carreteras militares reservadas a judos, con un acceso limitado al agua.

Hamas, el partido poltico por el que votaron los desesperados palestinos, es estigmatizado por EE.UU. y la UE como un organismo terrorista. Cuando Jimmy Carter, el presidente de EE.UU. en el poder cuando entrevist al general Peled, denunci hace unas pocas semanas el sitio de Gaza por Israel como un crimen atroz contra civiles, l mismo fue atacado ferozmente como cmplice del terror.

En EE.UU. se formulan, ciertamente, ms preguntas sobre el rol del lobby de Israel que hace una generacin, pero son slo ondas en el amplio ocano de apoyo a gritos del Congreso para todo lo que puedan solicitar los halcones belicistas en Israel. Este ao, como en todos los aos anteriores, ningn candidato presidencial de la corriente dominante se ha atrevido a hacer otra cosa que genuflexiones ante el lobby de Israel. Hilary Clinton puede haber causado conmocin al utilizar la palabra obliterar para referirse al tratamiento que EE.UU. debiera dar a Irn si amenazara la existencia de Israel, pero todos sus rivales diran lo mismo si se les presionara. Y, por cierto, amenaza puede significar casi cualquier cosa.

Al viajar a Israel la semana pasada (no por irona en el aniversario de la Naqba, la eviccin por Israel de los palestinos en 1948), Bush esper culminar su sumisin de ocho aos a los halcones israeles a un clmax con una especie de acuerdo Oslo-2, sancionando permanentemente los robos de tierras por Israel y consignando finalmente todos los acuerdos de la ONU al basurero de la historia. Pero su viaje a Israel sufri la desgracia de que coincidi con la lluvia de las peores acusaciones de corrupcin sobre la cabeza del primer ministro Olmert. Tartamudeando excusas por las munficas contribuciones que le fueron otorgadas por el agente inmobiliario de Long Island, Morris Talansky, Olmert tuvo que prometer que renunciara si se le inculpa, y ciertamente parece como si sus das estuvieran contados. El remiendo de una nueva coalicin ser algo prolongado.

Bush podr vociferar en el Knesset [parlamento israel], pero la poltica de EE.UU. en la regin ha sufrido un desaire humillante al anular el gobierno del Lbano sus esfuerzos por reducir los sistemas de comunicacin de Hizbol y su capacidad de controlar todo el trfico en el aeropuerto de Beirut. Ante el alboroto en Israel por las salvas de misiles desde Gaza contra Ashkeln, nadie olvidar la capacidad de Hizbol de lanzar salvas similares. En Riyadh los saudes hicieron poco caso del esfuerzo de Bush por conseguir que el reino aumentara la produccin de petrleo.

Durante esta semana mir hacia el sur hacia Israel desde el Krak de los Caballeros, el mayor de los castillos de los cruzados, que domina el valle costero sirio a unas cuatro horas en coche desde Damasco. El abominable T.E.Lawrence lo llam tal vez el castillo mejor conservado y ms cabalmente admirable del mundo. A pesar de los esfuerzos de Saladino, los caballeros de la Orden de Malta nunca fueron desalojados del Krak por la fuerza. Fue finalmente en 1271 el sultn mameluco de Egipto, Baybars, quien los sac del lugar mediante negociaciones, despus de 162 aos en manos de los cruzados.

De pie en la gran torre sur (completada realmente por ingenieros franceses en los aos treinta), record las observaciones de Peled sobre Israel y los cruzados, que dominaron el Krak durante un perodo tres veces superior a la existencia actual de Israel. Los belicistas, acusan Peled y muchos otros en los ltimos aos, no han afianzado la seguridad de Israel. A medio y largo plazo la han comprometido considerablemente. El equilibrio de fuerzas en la regin ha cambiado drsticamente en una generacin o dos bajo la dominacin estadounidense. Pronto Bush se habr ido, Olmert tal vez antes. A todos los nuevos visitantes a Israel les brindan un tour a Yad Vashem, pero tal vez convendra que a todos polticos que meditan sobre la seguridad de Israel y la justicia para los palestinos les organizaran un tour obligatorio al Krak de los Caballeros.

Nota: Una versin ms breve de este artculo apareci antes en: http://www.thefirstpost.co.uk

http://www.counterpunch.org/cockburn05172008.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter