Portada :: Opinin :: La Izquierda a debate
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-10-2004

Un mundo sin dinero

Robert Kurz
Contracorriente


El pensamiento utpico siempre jug con la idea de abolir el dinero. Pero ese pensamiento normalmente no fue lejos, pues el dinero es solo la superficie de una determinada forma social. El dinero, como dice Marx, es la manifestacin de una entidad social, a saber, del "trabajo abstracto" y del valor (de la valorizacin). Sin embargo, quien quiera abolir solo la manifestacin superficial, sin llegar al fondo de la entidad subyacente, traer ms desgracia que liberacin. En un sistema de produccin de mercancas en economa empresarial, habiendo alcanzado el dinero su funcin reguladora o incluso habiendo sido totalmente abolido, en su lugar solo puede surgir una burocracia totalitaria. En la historia reciente, el rgimen de Pol Pot hizo realidad las horribles consecuencias de esto; pero tambin los regmenes desarrollistas del socialismo y del capitalismo de estado tenan ya elementos de ello. Otras formas de abolicin del dinero, como por ejemplo los crculos de trueque, no solo tienen que prescindir de las ventajas de una socializacin en alto grado, sino que adems solo pueden traer subrogaciones del dinero (vales de servicio etc.) y al final tienen que fallar como es precisamente de nuevo el caso en Argentina.

De un modo general esto se vio claro en la medida en que tambin as se agotaba la energa utpica. Bajo el dominio mundial del radicalismo econmico neo-liberal, la subjetividad del dinero es ms incuestionable que nunca, incluso en el interior de los barrios de miseria. Pero, paradjicamente, el propio capitalismo comienza ahora a abolir el dinero. No solo en el sentido superficial, tecnolgico, de que surja en lugar del papel-moneda el registro de escritura electrnico desmaterializado y el banco va Internet ("electronic banking"), tal como antes el papel-moneda haba substituido a los*** metales preciosos; pero ms en el sentido de que, con la crisis de la tercera revolucin industrial, cada vez ms personas caen en gran parte fuera de la economa monetaria diariamente. En las regiones mundiales desconectadas el crculo del dinero se reduce dramticamente. De este modo, en el interior del Brasil puede suceder tener que atravesar la mitad de una poblacin, hasta conseguir que un tendero te cambie un billete de una cantidad nunca vista de 20 euros. La mitad de los sudafricanos adultos no tienen cuenta bancaria. 2.800 millones de seres humanos, casi la mitad de la humanidad, disponen de menos de 2 dlares por da.

Hace mucho que esta tendencia se extiende por occidente. En los EUA cada vez ms trabajadores a tiempo completo caen bajo el lmite de la pobreza, al mismo tiempo que quien paga con billetes o monedas en lugar de con tarjetas de crdito ya es considerado casi un sujeto sospechoso. Y aqu en este pas es sabido que los bancos solo de mala gana abren una cuenta a los destinatarios de ayuda social. En muchos pases occidentales se extiende un nuevo fenmeno de masas: quien no tiene cuenta bancaria, en la mayor parte de los casos tampoco tiene seguro de enfermedad y mucho menos telfono, y ya no hablemos de Internet. En las tiendas de rebajas baratas hay gente haciendo cuentas en "compras" rigurosamente al cntimo. En medio de la economa monetaria, en apariencia totalmente electrnica, una parte cada vez mayor de la sociedad se "desmonetariza". A las gigantescas burbujas de deudas se contrapone una economa de perra gorda (diez cntimos antiguos, NDT) en rpido crecimiento.

Este aspecto de la crisis del dinero, que en realidad es una crisis del "trabajo abstracto", si es posible es ignorado en el debate. Pero la administracin capitalista de la crisis reacciona frente a la reduccin del crculo general del dinero de forma no muy diferente a la de los regmenes socialistas de estado y de las utopas totalitarias, particularmente con las impertinentes exigencias burocrticas a las personas involuntariamente "desmonetarizadas". Al mismo tiempo, las ideologas de crisis racistas y antisemitas de "dinero bueno y honrado" para "trabajo bueno y honrado" chocan con un clima de angustia del dinero, en vez de avanzar hacia una crtica emancipadora del sistema. Quien lo hubiera pensado: el capitalismo comienza a volverse una utopa negativa.

Original alemn Eine Welt ohne Geld, publicado en Neues Deutschland 15.10.2004
Traduccin al espaol: Contracorriente, [email protected]



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter