Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-05-2008

Bases militares de EE.UU. en Sudamrica
Controversia por la Guajira

Nikolas Kozloff
CounterPunch

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


A pesar de su impopularidad rcord, parecera que el presidente Bush quisiera irse de su puesto a lo grande. Despus de no haber podido derrocar a Hugo Chvez mediante un intento de golpe, la Casa Blanca espera ahora escalar la presin contra el presidente de Venezuela por otros medios.

El sbado un avin de la Armada de EE.UU. se desvi por el espacio areo venezolano. El Ministro de Defensa de Venezuela, Gustavo Rangel, dijo que el avin haba volado prcticamente sobre la isla de La Orchila donde Venezuela tiene una base militar y el presidente Hugo Chvez tiene una residencia y otra isla, antes de volver atrs. Funcionarios de EE.UU. afirmaron que el avin tuvo problemas de navegacin.

Es slo el ltimo paso en una serie de provocaciones, dijo Rangel.

De La Orchila a la Cuarta Flota

Por cierto, las tensiones han ido aumentando en los ltimos das. La Armada de EE.UU. est reactivando ahora su Cuarta Flota en el Caribe. La flota, que incluir un portaaviones nuclear, estar basada en Mayport, Florida.

La flota no ha estado en accin en aguas del Caribe desde la Segunda Guerra Mundial. En febrero de 1942, los alemanes hundieron una serie de buques tanque llenos de petrleo crudo venezolano. El ataque caus un clamor nacionalista en Venezuela y Caracas comenz a colocarse ms abiertamente de parte de los aliados. Como reaccin a los ataques, EE.UU. patrull el rea, persiguiendo submarinos nazis que causaban estragos en los embarques aliados. Despus de la guerra, sin ms submarinos alemanes rondando en las aguas del Caribe, la Cuarta Flota fue disuelta.

As que, por qu la resucitan ahora?

La Armada afirma que la accin es necesaria para proteger la seguridad martima. La verdadera razn, sin embargo, puede tener ms que ver con el deseo de Washington de conducir una especie de guerra psicolgica contra el gobierno de Chvez y de fomentar un clima de tensin poltica.

De los laptop a las incursiones fronterizas

En su intento de librarse de Chvez, la Casa Blanca tambin ha tratado de provocar tensiones entre Colombia y Venezuela. Hay buenas probabilidades de que el Comando Sur de EE.UU. haya transmitido inteligencia militar al gobierno de Bogot cuando este ltimo atac un campo de guerrilleros de las FARC dentro de territorio ecuatoriano. Despus del ataque del 1 de marzo, que result en la muerte del lder guerrillero Ral Reyes as como de 20 otros insurgentes, y que posiblemente constituy un acto de terrorismo internacional, las autoridades colombianas afirmaron que Chvez y Rafael Correa, presidente pro-venezolano de Ecuador, estaban haciendo lo posible por apoyar a las FARC.

Como evidencia presentaron documentos supuestamente hallados en computadores laptop de las FARC que sorprendentemente sobrevivieron intactos el ataque. Los documentos, dice el gobierno colombiano, prueban que Chvez ha suministrado armas, municiones, y 300 millones de dlares de ayuda a las FARC. Despus de realizar su propia investigacin, la Interpol declar que Colombia no alter, borr o cre algn archivo, aunque la nacin andina no se ajust siempre a mtodos internacionalmente aceptados cuando manej los computadores. La agencia declar que los documentos provenan de un campo de las FARC, pero los investigadores no pudieron probar concluyentemente que la informacin contenida dentro de los documentos haya sido totalmente exacta.

En Washington, el portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack, se abalanz sobre el informe de la Interpol, sealando que los archivos de laptop que indicaban el apoyo para las FARC eran altamente inquietantes. Chvez ha rechazado las acusaciones, calificando el informe de Interpol de un show de payasos que no merece un comentario serio. El dirigente venezolano dijo que todas las relaciones con Colombia as como la cooperacin de su pas con Interpol sern sometidas a una profunda revisin. En un intento de destruir retricamente a sus adversarios, Chvez se refiri al jefe de Interpol, Ronald Noble, como "polica corrupto, inmoral que aplaude a asesinos". En otro memorable estallido del lder venezolano, Chvez agreg que "Este seor Noble, que es innoble, es un polica gringo, un polica corrupto, inmoral que aplaude a unos asesinos...

Como si las relaciones entre Colombia y Venezuela no pudieran deteriorarse an ms, el sbado, el mismo da en el que el avin de la Armada de EE.UU. pas por el espacio areo de Venezuela, Chvez acus a Bogot de enviar sus tropas a travs de la frontera en una incursin ilegal. Las dos naciones sudamericanas comparten una frontera de 2.200 kilmetros que pasa a travs de montaas y densas reas de selva. En una declaracin escrita, el Ministro de Exteriores venezolano, Nicols Maduro, dijo que 60 soldados colombianos haban sido interceptados en el Estado occidental de Apure de Venezuela a unos 800 metros de la frontera compartida por las dos naciones.

Controversia por la Guajira

Entre signos de mal agero de que EE.UU. podra estar tratando de desestabilizar el gobierno venezolano, se remolinea una nueva controversia. William Brownfield, embajador de EE.UU., seal recientemente que EE.UU. estudiara el traslado de su base area militar en Manta, Ecuador, a Colombia. Segn el New York Times, un rea mencionada en informaciones posteriores fue la regin de La Guajira cercana a la frontera venezolana. El ministro de exteriores de Colombia, Fernando Arajo, desminti rpidamente que Colombia tuviera algn plan de permitir a EE.UU. que estableciera una base en La Guajira.

La controversia no poda haber ocurrido en peores circunstancias.

Ya han aparecido tensiones como resultado de esfuerzos secesionistas en el Estado ms occidental de Zulia que incluye la regin la Guajira venezolana. La oposicin a Chvez en Zulia propuso recientemente un estudio de factibilidad para la potencial independencia del gobierno federal. Lo que es ms, el gobernador de Zulia, Manuel Rosales, quien perdi contra Chvez en la eleccin presidencial de diciembre de 2006, anunci su apoyo a la autonoma de su Estado.

Hablando en su programa semanal en la televisin Al, Presidente!, Chvez advirti a los dirigentes de la oposicin que toda actividad hacia la autonoma de Zulia conducira a la confrontacin. Aconsejo a aquellos individuos que quieren partir Venezuela en pedazos que lo piensen muy bien. No toleraremos una fragmentacin poltica de nuestro pas, declar, agregando que cualquier intento semejante ser enfrentado por la fuerza. El lder venezolano sigui diciendo que la autonoma de Zulia constituye un plan imperial diseado y apoyado por EE.UU. para controlar reas petrolferas estratgicas.

Regin empobrecida, la Guajira es el hogar de los indios Wayu que van y vienen a travs de la frontera. Es en parte un desierto rido y est sobre la frontera entre Colombia y Venezuela. Remota desde el punto de vista geogrfico, la Guajira ha estado involucrada histricamente en controversias diplomticas. En 1928, las autoridades colombianas estaban tan preocupadas por conjuras secesionistas en la regin que la Cmara de Diputados de Bogot se reuni en sesin secreta para discutir acciones de agentes yanquis en los Departamentos de Santander y Goagira que apuntaban a provocar un movimiento separatista que, unido con Zulia [en medio de la zona petrolfera venezolana] formara la Repblica de Zulia.

Como resultado de la complicada historia, toda discusin sobre la instalacin de una presencia de EE.UU. en el rea, provoca inevitablemente pasiones nacionalistas. Chvez ha declarado que No permitiremos que el gobierno colombiano entregue La Guajira al imperio, refirindose a EE.UU. Al aparecer informaciones en los medios, las autoridades en la Guajira alzaron sus voces en protesta. Eber Chacn, partidario de Chvez y Alcalde de Pez, un municipio indgena local, llam a los wayu en Colombia y Venezuela a repudiar intentos de la oposicin venezolana de dividirlos con sus posiciones autonomistas y separatistas. Chacn agreg que la instalacin de una base de EE.UU. en La Guajira representara una amenaza potencial para la seguridad del hemisferio.

De Manta a Colombia

Cmo llegamos al punto en el que EE.UU. piense realmente en clausurar su base militar en Manta, Ecuador, y abrir una nueva en Colombia? Es una pregunta que trato de responder en mi libro: Revolution! South America and the Rise of the New Left [Revolucin! Sudamrica y el ascenso de la nueva izquierda] (Palgrave-Macmillan),

que acaba de ser publicado en abril de este ao.

En Ecuador es difcil ignorar el clima pblico de hostilidad hacia la base militar de EE.UU. en Manta, que es utilizada para vuelos respecto a la droga en el espacio areo colombiano. El complejo, en la costa a 257 kilmetros al sudoeste de Quito, es una gran instalacin que desde el punto de vista tcnico no es controlada por EE.UU., sino pertenece a la fuerza area ecuatoriana.

Muchos ecuatorianos creen que EE.UU. est tratando de involucrar ms profundamente a su nacin en el conflicto colombiano, que se ha extendido por sobre la frontera. La base area en Manta fue alquilada por diez aos en 1999 a los militares de EE.UU., y el presidente Rafael Correa dej en claro incluso antes de ser elegido que no tena la intencin de prorrogar el acuerdo una vez que expirara en 2009.

Durante un viaje a Quito, estuve en el campus de la Universidad Catlica de la ciudad. En una mesa, una mujer estaba registrando a personas para ir a un viaje en autobs a la costa para protestar contra la base en Manta. En el pasillo encontr a Gualdemar Jimnez, un activista local.

La base area de EE.UU. en Manta: Un desastre social

Manta sola ser una ciudad puramente dedicada a la pesca, explic. Ahora los pescadores no tienen acceso a ciertas partes del ocano, clausuradas por motivos de seguridad. En el mar, marines de EE.UU. han interceptado embarcaciones ecuatorianas, incluso han hundido algunas. Los marines no son guardacostas ecuatorianos, declar indignado Jimnez.

Prosigui enumerando una serie de otros problemas asociados con la base area de EE.UU. Por ejemplo, la base ha sido expandida gradualmente. Esta expansin ha desplazado a campesinos de sus tierras tradicionales. Adems ha habido daos al medioambiente: dentro del rea local, han destruido laderas de los cerros en un esfuerzo por obtener la materia prima necesaria para mezclar asfalto y repavimentar la pista de aterrizaje.

La base area en Manta contribuye cada ao unos 7 millones de dlares a la economa local, pero los activistas critican la falta de un genuino desarrollo econmico en el rea. Los marines no compran en los mercados ecuatorianos, ni utilizan los medios locales de transporte. Lo nico que contribuyen son discotecas locales y prostitucin, explic amargado Jimnez.

Lo que usted describe no es algo nico, seal. Me recuerda la historia de otras bases militares de EE.UU.

Es una tendencia que se repite en todo el mundo, dijo Jimnez. En Vietnam, tambin aparecieron repentinamente prostbulos.

Ahora cuando es probable que Correa expulse a EE.UU., los estadounidenses tendrn que decidir adonde ir. El Departamento de Defensa no tiene demasiadas opciones: En toda Sudamrica, es poco probable que naciones de la Marea Rosa acepten una prolongada presencia militar de EE.UU. en su suelo. Casi el nico pas que podra aceptar es Colombia, pero por diferentes motivos, una accin semejante resultara ser peligrosa.

Si se desplegaran tropas de EE.UU. en Colombia, estaran estacionadas en medio de una zona de guerra y estaran expuestas a ataques de las FARC. Polticamente, la apertura de una nueva base en suelo colombiano contrariara an ms a Chvez al otro lado de la frontera. Es probable que la instalacin produzca prostitucin y otras consecuencias sociales negativas, igual que en Manta, si el Pentgono decide estacionar su base en La Guajira entre los wayu o en otro sitio en Colombia.

---------

Nikolas Kozloff es autor de: Hugo Chvez: Oil, Politics, and the Challenge to the U.S. (Palgrave Macmillan, 2006), y: Revolution! South America and the Rise of the New Left (Palgrave Macmillan, April 2008).

http://www.counterpunch.org/kozloff05212008.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter