Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-05-2008

Farc-EP confirma muerte de Marulanda a travs de un comunicado

Rebelin


A travs de un video entregado al canal Telesur, Timolen Jimnez, miembro del Secretariado del grupo insurgente, confirm la muerte de quien fuera el mximo lder del grupo guerrillero desde 1964.

Timolen Jimnez, miembro del Secretariado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejrcito del Pueblo (Farc-EP), confirm la muerte de Pedro Antonio Marn, tambin conocido con los sobrenombres de Tirofijo o de "Manuel Marulanda Vlez", quien fuera el mximo lder del grupo guerrillero desde 1964.

Inform, en un video enviado al canal Telesur, que Marulanda muri el pasado 26 de marzo, "en brazo de su compaera y rodeado de su guardia personal y de su seguridad, luego de una breve enfermedad. Le hemos dado honrosa sepultura. Lo despedimos honrosamente en nombre de los miles y miles de guerrilleros farianos y boliarianos y de los miles y miles que lo aman por encima de la asquerosa campaa meditica contra las Farc."

Alfonso Cano pasa a reemplazar a Marulanda en el secretariado como nuevo comandante. Como integrante pleno del secretariado ingresa Pablo Catatumbo y como suplentes Bertulfo lvarez y Pastor Alape. El comunicado tambin expresa que las Farc-EP continuarn slidamente unidas y que se mantienen vigentes las propuestas alrededor de los acuerdos humanitarios y las salidas polticas.

A continuacin, el texto completo.

A continuacin transmitimos el texto completo del comunicado:

Comandante Manuel Marulanda Vlez: Juramos Vencer!

Cuando hace 60 aos, la oligarqua desat la guerra fratricida en nuestro pas a travs del terrorismo oficial y los odios partidistas buscando cambios en la tenencia de la tierra y la recomposicin del poder poltico, desestim la enorme capacidad de resistencia de nuestro pueblo y las colosales dimensiones de su dignidad.

Al igual que centenares de miles de campesinos, Pedro Antonio Marn fue perseguido desde entonces por el gobierno y los sicarios paramilitares de la poca, obligado a abandonar su sosiego, trabajo y pertenencias y luego, a defenderse para sobrevivir a la barbarie oficial en aciago episodio de nuestra historia nacional que cost la vida a cerca de 300 mil compatriotas y propici el despojo impune de millones de hectreas de tierras frtiles que pasaron a manos de poderosos jefes liberales y conservadores de todo el pas.

Desde entonces, merced a su liderazgo y enormes capacidades poltico-militares, quien luego se llamara Manuel Marulanda Vlez en homenaje a un lder sindical asesinado, fue asimilando su experiencia militar y desarrollando una visin del mundo revolucionaria y comunista que le permiti comprender cabalmente las profundas causas econmicas, sociales y polticas no solo de su propia situacin personal sino de los profundos desequilibrios, violencias e injusticias de nuestra sociedad.

Cuando en 1964, la oligarqua lanza en el sur del Tolima una nueva y criminal ofensiva militar contra el campesinado denominada Plan Laso, bajo la abierta direccin del Pentgono norteamericano, Manuel Marulanda Vlez junto a 47 campesinos, luego de innumerables gestiones polticas por la paz que no fueron atendidas, se levanta en armas para enfrentar la agresin e ir al fondo de la solucin: luchar por el poder poltico y sentar las bases de una sociedad con justicia social en marcha al socialismo.

Si Washington y la oligarqua no permiten la lucha revolucionaria por las vas democrticas entonces optamos por esa nica opcin posible y nacen las FARC!

Inigualable estratega, conductor genial, guerrero invencible, lder invicto de mil batallas polticas y militares libradas durante 60 aos de brega reivindicando los derechos de los pobres y enfrentando las violencias de los poderosos, revolucionario integral que asimil la teora de los grandes pensadores fundindola con las verdades que extrajo a la vida en su prctica diaria, forjndose como uno de los ms destacados dirigentes revolucionarios de todos tiempos.

La humanidad no tiene antecedentes de un lder de las condiciones de Manuel Marulanda Vlez que haya luchado ininterrumpidamente 60 aos, desde la oposicin armada, y salido indemne y fortalecido luego de inmensos operativos militares de arrasamiento como el Plan Laso en Marquetalia, la Operacin Sonora en la cordillera Central, la operacin Casa Verde, operacin Destructor 1 y Destructor 2, Plan Patriota, Plan Colombia.

E indemne y fortalecido tambin, luego de confrontaciones polticas de carcter estratgico como las desarrolladas en los procesos de conversaciones con el Estado colombiano en Casa Verde, Caracas, Mxico y en el Yar que pretendieron el sometimiento de la voluntad poltica y de lucha de las FARC sin ningn cambio en las estructuras de la sociedad ni en las correlaciones del poder poltico.

En unas y en otras confrontaciones nuestro comandante evidenci su sabidura y su capacidad para salir siempre airoso por muy adversas y difciles que fuesen las tormentas y los peligros y nos sealiz la ruta.

Con inmenso pesar informamos que nuestro comandante en jefe Manuel Marulanda Vlez, muri el pasado 26 de marzo como consecuencia de un infarto cardaco, en brazos de su compaera y rodeado de su guardia personal y de todas las unidades que conformaban su seguridad, luego de una breve enfermedad.

Le hemos rendido los honores que merece un conductor de su dimensin y dado honrosa sepultura. Lo despedimos fsicamente en nombre de los miles y miles de guerrilleros farianos y milicianos bolivarianos y de los millones de colombianos y ciudadanos del mundo que lo valoran, admiran y aman por encima de la asquerosa campaa meditica contra las FARC.

A todos ellos y a sus familiares les hacemos llegar nuestra solidaridad y nuestra voz de condolencia.

Se ha marchado el gran lder y de sus inagotables enseanzas que nos maduraron en todos estos aos a su lado, hoy, en medio de nuestro dolor, queremos resaltar por su vigencia y gran valor su profunda confianza en nuestros principios revolucionarios planes, propuestas y en la victoria de la causa popular; la templanza para enfrentar las dificultades; y la esencial importancia que significa la slida unidad interna que nos ha permitido desarrollarnos con vigor en todos los momentos de nuestra existencia.

En medio de la ms grande ofensiva reaccionaria contra organizacin revolucionaria alguna en la historia de Latinoamrica, continuaremos nuestras tareas acorde con los planes aprobados, slidamente unidos y profundamente optimistas de salir avantes pese a la adversidad.

Con las banderas de Bolvar, de Jacobo y de Manuel muy en alto, proseguiremos sin descanso nuestra lucha hasta lograr el objetivo de la nueva Colombia, la Patria Grande Latinoamericana y el Socialismo. Lo juramos ante la tumba de nuestro comandante!

La confrontacin ni da respiro y la lucha prosigue. Acordamos unnimemente que a la cabeza del secretariado y como nuevo comandante del EMC est el camarada Alfonso Cano. Como integrante pleno del secretariado ingrese el camarada Pablo Catatumbo y suplentes los camaradas Bertulfo lvarez y Pastor Alape.

Continuaremos alentando la lucha popular, la conformacin del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia y del Partido Comunista Clandestino, as como la convergencia con todos aquellos que luchen por la justicia social, la soberana nacional y la democracia verdadera.

Toda la fuerza fariana continuar profundamente comprometida en cada rea y en todo el pas a sacar adelante los planes, estrechamente vinculada a la poblacin civil como garanta del xito.

Nuestras propuestas alrededor de los acuerdos humanitarios y las salidas polticas continan vigentes tal cual lo hemos reiterado en mltiples ocasiones as como aquellas expuestas tanto en el Manifiesto como en la Plataforma Bolivariana lanzadas desde estas cordilleras sern confluencia y generaran esfuerzo mancomunado por lograr la paz democrtica y el sosiego que nos rob la oligarqua desde hace 60 aos.

Al conmemorar el 44 aniversario de las FARC, le rendimos sentido homenaje a nuestro comandante Manuel Marulanda Vlez, a Jacobo, a Ral, a Ivn Ros, a Efran Guzmn y a todos aquellos que generosamente dedicaron y ofrendaron su vida a la causa de los pobres, sin pedir nada a cambio, tan solo por su intima conviccin de buscar el bien comn como caracterstica de su compromiso revolucionario.

Comandante Manuel Marulanda Vlez: Morir por el pueblo es vivir para siempre!

Ante el altar de la patria: Juramos vencer!

Secretariado del estado mayor central.

FARC-EP mayo del 2008.
Montaas de Colombia.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter