Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-05-2008

Fbrica de hroes

Juan Gelman
Pgina 12


La reciente aparicin de Boots on the Ground by Dusk (Botas sobre el terreno al anochecer, Rodale Inc., Nueva York, 2008), de Mary Tillman, madre de un ranger cado en Afganistn, revela una vez ms hasta dnde pueden llegar los operativos de PsyOp del Pentgono para consumo interno. La razn es clara: dos tercios del pueblo estadounidense quieren que las tropas se retiren de Irak y hay que crear hroes para frotrselos en las narices y avergonzar a quienes ansan no tener ms muertos en la familia, ese sentimiento tan antipatritico para la Casa Blanca. Slo que Pat Tillman, hijo de Mary, no es un muerto cualquiera.

Estrella de los Arizona Cardinals de la Liga Nacional de Ftbol (americano o rugby), dueo de un record de 224 tackles en el 2000, jugador inteligente y duro, movido por el atentado del 11/9 decidi alistarse en mayo del 2002. Haba desechado un contrato de 3,6 millones de dlares por tres aos en los Cardinals para pelear en Irak cuando la invasin estaba a la vista y el gesto caus mucho revuelo meditico. Se exalt su patriotismo con cierto asombro y no era para menos: haba dejado atrs una vida de xito y brillo para arriesgarla en la guerra. Y luego, si bien In God we Trust es el lema impreso en el billete dlar, alguno sugiri una vez que, despus de la o, a la palabra God le faltaba una ele.

El propio Rumsfeld, jefe del Pentgono, orden que se le prestara una atencin especial porque no era un recluta cualquiera.

Pat Tillman ingres a las filas del 2 batalln del 75 regimiento de rangers, un cuerpo de elite destinado a operativos especiales. El batalln fue enviado a Irak y luego a Afganistn para participar en la operacin Tormenta en la Montaa. El 22 de abril del 2004, tres tiros en la cabeza acabaron con la vida de Pat. Se inform a la familia que haba muerto en accin, pero cambiaban las versiones oficiales. La primera sostuvo que fue vctima de una emboscada de los talibanes. La segunda, que cay en combate abierto mientras tomaba una colina. Cinco semanas despus, el Pentgono reconoci que haba sucumbido a manos de sus propios compaeros. Esto se llama fuego amigo y subraya que en la guerra es mejor tener enemigos.

Mary Tillman no se conform con el vagabundeo de las versiones oficiales. Hace cuatro aos que est solicitando la aparicin de la verdad y logr que se realizaran siete investigaciones y que el caso se examinara en dos audiencias del Congreso. Sin resultado. Mary realiz sus propias averiguaciones, estudi numerosos documentos y entrevist a varios compaeros del batalln. Las autoridades le han dado explicaciones que los testimonios recogidos desmienten. Est segura: el ocultamiento sigue y viene de muy arriba. Es ultrajante que estos hombres en posiciones de poder engaen intencionalmente a la opinin pblica y encubran y usen a un joven para hacer propaganda, y pienso que se les debe imputar su responsabilidad, expres en una entrevista con motivo de la aparicin del libro que escribi para rendir tributo a su hijo (www.alternet.org, 26/5/07). El Pentgono piensa que de eso se trata justamente: hay que incentivar el alicado patriotismo de los estadounidenses. Suponiendo que apoyar guerras para apropiarse del petrleo ajeno sea patriotismo.

Mary Tillman atribuye la muerte de su hijo la llama fratricidio a la negligencia militar, pero es muy consciente del contexto que enmarcaba el hecho: Ese mes fue muy malo para los militares y el gobierno. El escndalo de la prisin de Abu Ghraib estall la misma semana en que Pat muri, en Fallujah imperaba el caos, el ndice de aprobacin del presidente era muy pobre y el nmero de bajas (de efectivos de EE.UU.) lleg a su nivel ms alto en abril del 2004, de manera que si informaban que el fuego amigo haba provocado la muerte de Pat hubieran rodado varias cabezas. La Casa Blanca necesitaba un hroe, condecor su cadver y lo emple para consumo pblico. No fue la nica vez.

Se recuerda el caso de la soldado Jessica Lynch. A los 19 aos fue convertida en una herona de culto: insurgentes iraques la hirieron y capturaron a fines de marzo del 2003 en los inicios de la invasin norteamericana, la internaron en un hospital iraqu y efectivos de operativos especiales la rescataron das despus tras un arduo combate con los rebeldes. El rescate fue filmado y es, en efecto, algo espectacular. Lstima que se trat de un escenario preparado a la Hollywood: Jessica nunca fue herida de bala, no haba combatientes enemigos en el hospital, cuando los mdicos la quisieron entregar en una ambulancia sta fue recibida a tiros y tuvo que volverse. Si la hubieran aceptado, fracasaba el show (The Guardian Weekly, 15/5/03). A Jessica le haba pasado otra cosa: el jeep que la transportaba con otros efectivos choc contra un tractor, muri un soldado del grupo, pero ella salv la vida a costa de serias fracturas. Los iraques, finalmente, la haban cuidado.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter