Portada :: Argentina :: Conflicto agrario
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-06-2008

En lo que va del ao hubo 2539 piquetes; el agro lider 9 de cada 10 de esas protestas
Los cortes ya superan el rcord de 2001

Nicols Alberto Gonzlez Varela
Rebelin


La masiva y prolongada protesta del campo logr un curioso rcord: en lo que va de este ao, los cortes de rutas y vas pblicas ya superaron los niveles alcanzados en el peor momento de la crisis de 2001.

Entre el 1 de enero y el 18 de mayo del 2008 se realizaron 2539 cortes de rutas y vas pblicas como expresin de protesta. Esa cifra super los 1383 y 2336 cortes que hubo en 2001 y 2002, respectivamente, durante una de las peores crisis que sufri el pas.

Los datos corresponden a un trabajo del Centro de Estudios Nueva Mayora, que seala que este ao el agro lider 9 de cada 10 manifestaciones, por lo que demuestra un poder de movilizacin nunca visto hasta ahora.

"El agro lidera 9 de cada 10 manifestaciones, por lo que relega el protagonismo que tuvieron los piqueteros entre 1997 y 2003, y los asamblestas de Gualeguaych desde que se anunci la instalacin de la pastera Botnia en Gualeguaych", dicen las conclusiones del estudio, al que tuvo acceso LA NACION.

As, los productores rurales superaron a los piqueteros en el uso de su propia herramienta, los cortes de rutas, y registraron la marca ms alta desde que surgi el mtodo como indicador de conflictividad social, en 1997.

Ese primer ao, en su debut, hubo 140 cortes de rutas y dems vas pblicas de todo el pas, pero la cifra fue creciendo hasta llegar a 514 cortes en el ao 2000. En 2001, el nmero subi a 1383 cortes y en 2002 salt a 2336, el tope ms alto que se haba registrado hasta ahora. A partir de entonces, fue bajando hasta alcanzar a los 608 cortes que se registraron en 2007.

Los 2539 cortes registrados hasta el 18 de este mes son un cambio sustancial y un rcord por donde se lo mire.

Al margen de los nmeros, en un anlisis cualitativo, la protesta del campo tambin parece marcar un perfil propio.

"Desde que el kirchnerismo lleg al poder, en 2003, es la primera vez que un sector econmico se sienta a discutir de igual a igual con el Gobierno, en una situacin de fortaleza indita", analiz Carlos Germano, titular de la consultora que lleva su nombre. Para Mariel Fornoni, directora de Management & Fit, el anclaje territorial de la protesta la hace distinta de otras. "Son pueblos que viven del campo, y cuando se para, se para toda la actividad econmica. Por eso, todos los das hay 200 cortes", rese.

Sergio Berensztein, director de Poliarqua, est convencido de que el movimiento ruralista es un actor emergente, todava sin identidad homognea, que encontr en los piquetes la manera de canalizar la energa a nivel local, pero formando parte de un movimiento nacional ms grande.

"El piquete siempre es expresin del fracaso de la poltica como herramienta de representacin", record.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter