Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-06-2008

PSUV: Y el dedo, dnde qued?

Okrim Al Qasal
Rebelin


Antes, durante y despus de las elecciones primarias del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), la previsible oposicin venezolana se dedic a descalificar el proceso, sosteniendo que no eran verdaderamente unas primarias porque haba un dedo omnipotente que era el que decidira al final.El dedo todopoderoso enquistado en la imaginacin opositora

Su argumento era que muy pocos candidatos cumpliran con tener el 50%+1 de los votos, o ms de 15% de porcentaje de votos sobre el segundo, que eran los requisitos -cumplir uno bastaba- para ser seleccionado automticamente. Decan que muy pocos lo cumpliran sin ninguna base que sustentara esa afirmacin, ni estadstica, ni mediando un estudio previo de cada uno de los casos: simplemente expresaban sus deseos como una realidad. Algo que no es ni la primera vez que hacen, ni la ltima.

Lleg el 1 de junio, el CNE ley el primer boletn, y los resultados arrojaron que en la mayora de los casos s se cumplieron una de esas condiciones (50%+1 15% ms votos que el segundo), o ambas en muchos casos, resultando que:

En 15 de 23 Estados, los candidatos elegidos fueron reflejo directo de la voluntad de los militantes, y la directiva del PSUV los ratific automticamente como candidatos o candidatas.

En 201 de 335 municipios, los candidatos elegidos fueron tambin directo reflejo de la voluntad de los militantes.

Es decir, que las condiciones para ser declarado automticamente candidata o candidato, sin evaluacin de la directiva, que segn ellos no se cumpliran si no en unos pocos casos aislados, se dio en el 65% de los Estados y en el 60% de los municipios.

Los casos restantes seran evaluados, uno a uno, por la directiva del PSUV.

El Nacional, fiel a su lnea editorial frenopticaAhora s! Ah est el dedo!, gritaron histricos desde sectores de la oposicin, encabezados por El Nacional, que titul perversamente que Chvez decidir candidatos en 8 Estados. Otra vez estaban mintiendo y delirando.

Cuando unos das despus el PSUV dio la lista de candidatos definitivos, en dos tandas, me molest -y cranme que fue un trabajo arduo- en mirar, uno por uno, comparando los datos del PSUV con los del CNE, en cuntos casos los que haban resultado primeros en las votaciones haban sido o no seleccionados como candidatos para Estado o Municipio. Ah, sin duda, se vera la fuerza impositiva del rrrgimen.Sin embargo, oh sorpresa, lo afirmado por la oposicin volvi a ser una nueva acusacin sin fundamento. El nico dedo que intervino fue el de las y los votantes que acudieron a la jornada del 1 de junio.

El nico dedo que existi realmenteEl resultado de esta comparativa CNE-PSUV arroj los siguientes datos:

De 134 candidatos municipales que no obtuvieron la candidatura tras la primera ronda de las primarias, si no que pasaron a ser evaluados por la Directiva del PSUV, 118 de los seleccionados por sta haban quedado primeros en el proceso de votacin, es decir en el 88% de los casos se respet escrupulosamente lo expresado en las urnas.

El PSUV aplic una decisin diferente a la expresada por los votantes en 16 casos (12%), nombrando candidatos municipales a 13 que haban quedado en segundo lugar, y 3 en tercero.

Las diferencias entre el primero y el seleccionado por el PSUV en estos casos fueron, en promedio, de un 5% de votos, lo que da muestra del carcter ajustado de esos resultados. En el municipio Libertador del Estado Carabobo, por ejemplo, la diferencia entre el ms votado y el seleccionado por el PSUV fue de 0,1% de votos. Slo en 2 de los 16 casos la diferencia fue superior al 10%.

Sumando los que ganaron la candidatura en primera vuelta, ms los que, quedando en primer lugar pero sin cumplir alguna de las dos condiciones matemticas para su seleccin automtica s fueron refrendados por la directiva, tenemos que, de 335 municipios, en 319 se proclam candidato al que gan en las primarias (el 95,22% de los casos).


Es decir, slo en el 4,78% de los casos la directiva del PSUV tom una decisin distinta a la reflejada en las urnas.

Ms que un dedo gigantesco de carcter avasallador e inmisericorde como quieren hacer creer los medios y partidos (valga la redundancia) de oposicin, estamos hablando de la falange tercera del dedo meique de un recin nacido.El dedo del PSUV es tan pdoeroso como el de este beb

Similares nmeros se obtienen en los Estados, donde de los 8 candidatos que no obtuvieron su candidatura en primera vuelta (por no cumplir ninguna de las dos condiciones matemticas), pero haban quedado primeros en la votacin, 5 fueron refrendados por el PSUV.

Es decir, en 20 de los 23 estados (87%), el ms votado fue designado candidato. Slo en tres casos (Cojedes, Trujillo y Nueva Esparta) se design al segundo con ms sufragios a su favor, es decir el 13,04% de los casos. Las diferencias entre el primero y el seleccionado fueron en promedio de 5,78%, y en ningn caso superaron el 10%: otra prueba -como en los municipios- de lo ajustado de los resultados en estos casos.

Por ltimo, hacer notar que estos pocos casos en que no se respet el resultado de las urnas (es decir, entre estados y municipios, en slo 19 de 358 candidaturas, el 5%), casi siempre se trat de candidatos que contaban con variadas denuncias en su contra, o de los que se acumularon quejas de abuso de recursos propagandsticos o de presin sobre los votantes, o simplemente se evalu que aunque contaban con mayoritario -pero no amplio- apoyo de la militancia del partido, quiz en un sufragio general no tendran tanta chance como el segundo o la tercera, con menor apoyo militante pero ms fuerza entre los no inscritos.

El PSUV design casi al 95% (339 de 358) de sus candidatos para las elecciones regionales y municipales del 23 de noviembre mediante un proceso electivo directo, respetando escrupulosamente lo decidido desde las bases.

Y la oposicin? A cuntos eligieron en sufragio?

A ver, sumo esto con lo otro, divido, raz cuadrada, y el resultado es claro: 0% de sus candidatos fueron elegidos por eleccin de las bases. S, cero. No consultaron a nadie, en ninguna parte. Todos sus candidatos estn siendo elegidos en base a acuerdos de cpulas, guerras de encuestas y codazos por tener un espacio en los medios. Y todava se permiten ladrar respecto al proceso de seleccin del PSUV.

Y entonces, dnde qued el dedo revolucionario totalitario que todo lo decide?

Ah, s, donde siempre: metido en el ojo de la oposicin. Por eso sienten ese ardor.

------------------------------
--------------------
Para valientes: Tabla donde obtuve los nmeros para este artculo (pdf). Las fuentes fueron la lista de candidatos del PSUV y los resultados del CNE.

http://okrimopina.blogspot.com


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter