Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-10-2004

El ridculo en Horario Triple A
El nada discreto encanto de polticos y (algunos) medios

Subcomandante Marcos
La Jornada


Deslizndose por el hilo de una telaraa, sobre la cartulina azul aparece... Durito!

Segn lo que se me indic, yo debo estar con una lupa y un focador en la mano, y pendiente de sus indicaciones.

No estn ustedes para saberlo ni yo para contrselos, pero todo parece indicar que el prestigiado Sistema Zapatista de Televisin Intergalctica (SZTI, por sus siglas) sufri un golpe de Estado, de esos que tanto entusiasman a la competencia (o sea a las otras televisoras) cuando se realizan "con el amable patrocinio de nuestros patrocinadores" (me cai que as dicen los locutores).

"No seas payaso", interrumpe Durito, "en primer lugar, en dado caso, no sera un golpe de Estado, ya que para eso sera necesario que hubiera Estado. Y en segundo lugar, en lenguaje neoliberal se llamara ms bien 'compra de la mayora de las acciones'. En tercer lugar, en vez de estarme acusando con los respetables televidentes, deberas agradecerme que me presente en estos estudios para elevar el raqutico rating de tus programas."

Al decir lo anterior, Durito ha asumido la pose de conocido locutor, de conocido canal de televisin, cuando instruye a los telespectadores sobre lo que es el bien y lo que es el mal (en resumen: bien lo que es bueno para su empresa, mal lo que es malo para la dem).

Yo, aprovechando que faltan unos minutos para que comience la barra cmica, protesto: "Me perdonas, mi estimado escarabajo neo-televisivo, pero el rating del Sistema Zapatista de Televisin Intergalctica est por las nubes. Adems, me apena informarte que, desde tu oferta aquella de un pster tuyo con muchas X, no hemos recibido ninguna suscripcin."

Durito no se amedrenta y replica: "Debe ser porque el correo no es tan veloz como el sueo, porque estoy seguro de que mis mltiples admiradoras mueren por ese pster."

"Pues yo creo que tus admiradoras ya murieron ya, porque noms nada", digo yo.

"Ya, ya. Deja tus sarcasmos para la hora de las noticias. Trajiste la lupa?", pregunta Durito.

"S", respondo mientras saco del bolsillo del pantaln una pequea lupa, de esas que son tan tiles para leer la letra pequea de los contratos.

Y me adelanto a la siguiente pregunta con un "y tambin traje el focador" (nota de la Direccin del SZTI: "focador" no es algo que tenga que ver con las focas, sino que se refiere a una lmpara de mano).

"Bien", dice Durito, "fjate bien lo que debes hacer: cuando yo diga 'luces!, cmara!, accin!', t das unos giros con el focador y aluego lo centras en mi augusta figura, y entonces, cuando yo diga "buenas las tengan todos ustedes" no me voy a referir a las hermanas de los reporteros (dixit la gera Alcaine), sino que estar dando las buenas tardes, noches o maanas al respetable. Entonces acercas la lupa a mi perfil en un movimiento que los enterados llaman 'de close up', das un giro de un cuarto y me enfocas de frente, entonces empiezo a hablar... y no quiero que nadie me interrumpa!"

"Y los comerciales?", pregunto. "Psalos a otra hora!", replica Durito con un tono que recuerda el amigable y respetuoso, para con la prensa nacional, de la coyota Fernndez de Cevallos.

"Por cierto, a qu hora transmite esta televisora?", pregunta Durito mientras recibe los ltimos toques del maquillista (o sea yo mero).

"Transmitimos las 24 horas y llegamos a todos los hogares del universo", digo mientras el floor manager (o sea Durito) me hace seas de que nos quedan 20 segundos antes de empezar.

"Magnfico!", dice Durito, tratando de disimular su evidente nerviosismo al estar frente a las cmaras de la nica televisora que transmite, por escrito, a todas las galaxias.

Es entonces cuando se escucha, todava fuera del "aire": "5... 4... 3... 2... 1... luces!, cmara!, accin!"

Durito a cuadro:

"Buenas las tengan todos y todas ustedes."

(Gracioso giro del focador, el haz de luz se detiene en Durito, la lupa lo enfoca, primero de perfil, luego de frente. Sigue lo que sigue.)

"Estimado pblico, por causas ajenas al Sistema Zapatista de Televisin Intergalctica, en la ocasin anterior, nuestra seal se mezcl, inexplicablemente, con la de la clase poltica. Como recordarn ustedes, una de las partes de nuestro programa cientfico, La Velocidad del Sueo, apareci junto a un foro o algo as en el que la clase poltica le regateaba, a los medios electrnicos, los precios para publicidad en las campaas electorales."

Como es evidente para el televidente (la cacofona es un humilde homenaje a los "cultos" locutores de la competencia), la clase poltica mexicana critica a los medios de comunicacin porque la exhiben.

Nosotros criticamos a los medios porque slo exhiben a la clase poltica, y no aportan elementos para analizarla. No es lo mismo.

La clase poltica le reprocha a los medios de comunicacin que no aprecien que de la nota roja han pasado ya a la comedia cmica, y que, en lugar de cobrarle por los spots publicitarios de las campaas electorales, deberan pagarle por lo que dice y hace (la clase poltica, se entiende).

"La Casa de la Risa" en la que se ha convertido el quehacer de la clase poltica en Mxico es ubicua. A veces tiene sus locaciones en las cmaras de Diputados y Senadores, a veces en la Suprema Corte de Justicia, a veces en las direcciones de los partidos polticos, a veces en las casas de gobierno en los estados, a veces en Los Pinos, y, last but not least, tambin en Bucareli.

O sea que cada declaracin o accin de la clase poltica es como "La Hora Pico"... pero sin Sabrina.

Ah tiene usted, por ejemplo, a Arturo Montiel (nota: es gobernador del estado de Mxico cuando no est despachando en un centro comercial), desempeando con singular entusiasmo su papel de "cerillo" en el Wall-Mart sucursal Teotihuacan.

El verdadero candidato sustituto de Doa Marta (o sea que es el "bueno" para Fox, sorry Charrito), el seor Montiel, demuestra que 500 aos no pasan en vano: si antes se erigan iglesias sobre los templos indgenas, hoy se levantan centros comerciales.

Reafirmando su conviccin de parecerse al PRI en todo lo que se pueda, el PRD (nota: es un partido de izquierda que se disfraza como de derecha... o es al revs?) no quiere quedarse atrs: segn reportaje del peridico mexicano La Jornada (8-oct-04), el alcalde perredista de Teotihuacan, Guillermo Rodrguez Cspedes, apoy la instalacin del Wall-Mart, y convenci de lo mismo al ayuntamiento, aun antes de que la trasnacional solicitara el permiso.

En el entretanto, Santiago Creel (nota: es secretario de Gobernacin cuando sus mltiples ocupaciones se lo permiten), le lanza, con obscena coquetera, un pauelo de encaje a la jerarqua catlica, invitndola a que ayude a volver atrs la historia. Los mandamases eclesisticos, como luego se dice, "se calientan" y, abandonando todo recato, gritan "tubo!, tubo!", mientras en Bucareli se sonrojan y suspiran halagados.

Tambin tratando de robar cmara, y buscando que el PRD (que, dicho sea de paso, pepena lo que sea) lo adopte como candidato para "la grande", Juan Ramn de la Fuente (nota: entre los muchos mritos que ostenta, est el de haber trasladado la rectora de la UNAM a un palco en el estadio Mxico 68, en Ciudad Universitaria) se autoproclama "vocero" de los pueblos indios del continente americano, pretendiendo que olvidemos su complicidad criminal con la matanza de Acteal (diciembre de 1997).

En aquellos das, el entonces secretario de Estado (y psiquiatra de la entonces seora de Zedillo) corri, junto con cmaras y micrfonos de los "principales" medios de comunicacin, a Chiapas para posar junto a una nia, Zenaida, que haba sido herida en el ataque. Entonces De la Fuente declar que se apoyara en todo a los agredidos y bla, bla, bla.

Eso fue hace siete aos, y sigue sin haber justicia para esos 45 indgenas, hombres, nios y mujeres, que fueron masacrados con la complicidad del ahora rector, precandidato y pretenso "vocero de los pueblos indios" de Latinoamrica.

Siguiendo con la comicidad a costa de los pueblos indios de Mxico, los principales beneficiarios del indigenismo profesional (y de la chequera) que encabeza Xchitl Glvez, se lamentan de que el autodenominado "decenio de los pueblos indios" no les haya proporcionado ms viajes al extranjero. S, aquellos que, como los dirigentes de la ANIPA, no han dudado en ser parte de la nmina oficial (a cambio del agotador trabajo de darle un toque de "folclor" al rgimen foxista), ahora se desgarran las vestiduras... y esperan un nuevo viaje all included.

Para no quedarse atrs, y abusando del buen humor (y supuesta desmemoria) del respetable, Cuauhtmoc Crdenas Solrzano declar en Canad (con el mismo cinismo con el que ahora construye su candidatura a la Presidencia) su exigencia de "que se d cumplimiento a los acuerdos de San Andrs" (La Jornada, 1-oct-04), olvidando que nosotros no olvidamos su actuacin y la de su hijo, el hoy gobernador de Michoacn, cuando, en la Cmara de Senadores, se vot la contrarreforma indgena que traiciona los acuerdos de San Andrs.

Podamos seguir con ms botones de la interminable muestra de la comicidad (involuntaria?) de la clase poltica, pero, honor a quien honor merece, este mes de octubre algunos medios de comunicacin electrnica (radio y tv) y de prensa escrita, demostraron que no estn dispuestos a quedarse atrs.

La reforma constitucional al artculo 122, llevada adelante por ese matrimonio incestuoso de PRI y PAN, y un nuevo video de la (aparentemente) interminable coleccin de Carlos Ahumada, convocaron una competencia rabiosa entre la clase poltica y algunos medios de comunicacin electrnica por ver quin haca el ridculo ms escandaloso.

En resumen, la reforma al 122 no es otra cosa que un despojo elevado a rango constitucional. Millones de mexicanos, habitantes de la ciudad de Mxico y mayoritariamente pobres, habrn de pagar las consecuencias de una jugarreta que no tiene ms objetivo que desgastar al jefe de Gobierno del Distrito Federal.

En su gran mayora, medios de comunicacin, polticos y empresarios, iniciaron entonces una campaa de "antichilanguismo" para justificar el robo. En un claro autogol (que deja atrs aquel memorable del "supermn" Miguel Marn, portero entonces del Cruz Azul), abrieron la caja de Pandora: "el DF es mantenido por la provincia", dijeron; "ya es hora de que los chilangos se rasquen con sus uas" (textual de un locutor... chilango); "ya estuvo bueno de cargar con los del centro" (textual de un locutor... del centro), etctera.

Reviviendo aquella campaa de "haga Patria, mate un chilango", polticos y medios de comunicacin parecieron olvidar que es en la ciudad de Mxico donde, en su gran mayora, ellos estn, donde tienen sus empresas, sus grandes casas, sus autos de lujo, donde viven sus hijos, donde tienen sus oficinas.

Nunca se detuvieron a reflexionar en qu sera de ellos, los poderosos, sin la ciudad de Mxico y, sobre todo, en qu sera de este pas sin los habitantes del Distrito Federal que, como record algn columnista, en su mayora provienen de provincia.

Pero lo que sigui no tiene desperdicio:

De alentar el odio a los "chilangos", polticos y medios pasaron a alentar el odio a los "nacos" y "feos" (de esos s habemos en todo el pas y, es oficial amables televidentes, somos la mayora).

Frente a la reforma del 122 y en la "contraofensiva", el PRD mand por delante al Dueto Pimpinella (Padierna-Bejarano) y "tom" la tribuna de la cmara. El impoluto Beltrones (implicado en el asesinato de Luis Donaldo Colosio en marzo de 1994) se escandaliz, y lo mismo hizo el Periqun II (y compaero-cmplice de De La Fuente en la matanza de Acteal), Emilio Chuayffet.

El inefable little brother Kahwagi (nota: diputado por el Verde Ecologista y el poltico que mejor ha entendido el papel de los medios electrnicos en la poltica actual) se rob la agitada sesin al declarar, sin rubor alguno, que "es una vergenza que los diputados estn dando ese espectculo" (nota: se refera a los diputados perredistas, y no a su participacin en el reality show de Televisa: "Big Brother Vip no-s-qu-versin").

Algunos medios se fueron con todo lo que tenan (que tampoco es mucho, pero ni cuenta se dan). Ah el primer lugar se lo llev Tv Azteca que, escandalizado por el "gangsterismo" de los perredistas, tuvo mucho cuidado en no hacer el smil con la ocasin en que, con guaruras armados, tom las instalaciones de CNI-Canal 40.

Pero resulta que los "asaltantes" eran, adems de nacos y nacas, feos y feas (o sea que ni comparacin con Ninel Conde, Niurka y la Campuzano), as que el respetable no se entusiasm mucho.

Vino entonces al rescate "el charrito montaperros" y ofreci al gordo y al no tan flaco... unas grabaciones!

Al grito de "atsquense que hay lodo!", algunos medios descubrieron que... haba un complot! Sin embargo, oh desilusin!, Lpez Obrador ya tiene la patente de ese numerito, as que el respetable bostez ostensiblemente.

El barullo de las grabaciones telefnicas no alcanz a opacar las fotos del festejo: la risa de Francisco Barrio Terrazas (PAN) y el aplauso de Germn Martnez (PAN), el abrazo del primero con Juan de Dios Castro (nota: panista que descubri el cuarto color en la bandera nacional), las sonrisas de Chuayffet (PRI) y Beltrones (PRI).

Nadie dice nada, pero todos recordamos la memorable "Roque Seal" (ese movimiento tan varonil que tanto agrada a la coyota Fernndez de Cevallos que, ya lo ha aclarado, no se anda con "mariconadas") cuando, tiempo atrs, el PRI vot el aumento al impuesto al valor agregado (IVA).

Unos aos despus el PRI perda, primero la ciudad de Mxico, despus la Presidencia de la Repblica.

Despus vino el video que provoc el azote del charrito (con todo y su machete de utilera), la gloria momentnea (ni modos, as es la telera) del Dueto Pimpinella, la "comparecencia" de Rosario Robles ante una "comprensiva" Televisa, la zarandeada a Fox en Chihuahua...

Y ya le apagu, porque en lugar de risa me estaba dando coraje, y, adems, yo veo la televisin como debe de ser, es decir, leyendo libros, peridicos y revistas.

Por lo dems, no se angustien. Vern cmo habr ms escndalos (esperan su turno los videos de Alejandro y de Lzaro, por lo menos). Y ver usted que los escandalizados de hoy sern los escndalos de maana y viceversa.

Y es que en la agenda nacional que arriba se mueve, la sentencia que predomina es "a falta de ideas y argumentos, videos y grabaciones".

Tan, tan.

La imagen de Durito se desvanece (bueno, en realidad se trepa por la telaraa y se va, pero se entiende que sigo con lo televisivo). En su lugar, aparece una nueva cartulina que dice:

"Aqu termina nuestro programa cmico. Siga con nosotros. Tendremos un programa e-x-c-e-l-e-n-t-e en nuestro canal 'recovery channel' (ojo: no es 'discovery' sino 'recovery', gracias), una serie policiaca y muchas sorpresas ms! No deje de sintonizar el Sistema Zapatista de Televisin Intergalctica. La nica televisin que se lee (bueno, cuando se lee). No le cambie, volveremos..."

Vale. Salud y fade out momentneo (espero).

Desde las montaas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Marcos.

Mxico, octubre del 2004, 20 y 10

P.D. Gracias Capitana.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter