Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-06-2008

EE.UU. extorsiona a Iraq para que apruebe un pacto militar
Con 50.000 millones de dlares secuestrados

Patrick Cockburn
CounterPunch

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


EE.UU. secuestra 50.000 millones de dlares de dinero iraqu en el Banco de la Reserva Federal de Nueva York para presionar al gobierno de Iraq a fin de que firme un acuerdo que representa para muchos iraques una prolongacin indefinida de la ocupacin de EE.UU.

Negociadores de EE.UU. aprovechan la existencia de 20.000 millones de dlares en sentencias judiciales pendientes contra Iraq en EE.UU., para presionar a sus homlogos iraques para que acepten los trminos del pacto militar, sobre cuyos detalles informamos ayer.

Las reservas externas de Iraq son actualmente protegidas por una orden presidencial que les da inmunidad contra accesorios judiciales, pero la parte estadounidense en las conversaciones ha sugerido que si el mandato de la ONU, bajo el cual se retiene el dinero, vence y no es reemplazado por el nuevo acuerdo, los fondos iraques perderan esa inmunidad. El coste para Iraq de esta eventualidad sera la prdida inmediata de 20.000 millones de dlares.

EE.UU. puede amenazar a Iraq con la prdida de un 40% de sus reservas en moneda extranjera porque la independencia de Iraq sigue limitada por el legado de las sanciones de la ONU y las restricciones impuestas a Iraq desde que Sadam Husein invadi Kuwait en los aos noventa. Esto significa que Iraq sigue siendo considerado una amenaza para la seguridad y la estabilidad internacionales bajo el Captulo Siete de la Carta de la ONU. Los negociadores de EE.UU. dicen que el precio de que Iraq escape al Captulo Siete es que firme una nueva alianza estratgica con EE.UU.

La amenaza por el lado estadounidense subraya el compromiso personal del presidente George Bush para conseguir que se apruebe el nuevo pacto antes del 31 de julio. Aunque se trata en realidad de un tratado entre Iraq y EE.UU., Mr. Bush lo describe como una alianza que no tiene que someter para su aprobacin al Senado de EE.UU.

Crticos iraques del acuerdo dicen que significa que Iraq ser un Estado cliente en el que EE.UU. mantendr ms de 50 bases militares. Las fuerzas estadounidenses podrn realizar arrestos de ciudadanos iraques y llevar a cabo campaas militares sin consultar al gobierno iraqu. Soldados y contratistas estadounidenses gozarn de inmunidad legal.

EE.UU. haba desmentido anteriormente que quisiera bases permanentes en Iraq, pero los negociadores estadounidenses arguyen que mientras haya una cerca iraqu alrededor del permetro de una instalacin estadounidense, incluso si hay en ella un solo soldado iraqu, ser Iraq y no EE.UU. quien est a cargo.

EE.UU. tiene acuerdos de seguridad con numerosos pases, pero ninguno est ocupado por 151.000 soldados estadounidenses como Iraq. EE.UU. ni siquiera est dispuesto a decir al gobierno en Bagdad qu fuerzas estadounidenses entran o salen de Iraq, aparentemente porque teme que el gobierno informe a los iranes, dice una fuente iraqu.

El hecho de que las reservas financieras de Iraq, que aumentan rpidamente por el alto precio del petrleo, sigan siendo mantenidas en el Banco de la Reserva Federal de Nueva York, es otro legado de las sanciones internacionales contra Sadam Husein. Bajo el mandato de la ONU, los ingresos del petrleo deben ser colocados en el Fondo de Desarrollo para Iraq que se encuentra en ese banco.

Los fondos estn bajo el control del gobierno iraqu, aunque el Tesoro de EE.UU. tiene fuerte influencia en la forma en que se mantienen las reservas.

Funcionarios iraques dicen que, el ao pasado, quisieron diversificar sus fondos, sacndolos del dlar, por su depreciacin, hacia otros activos, como ser el euro, que tienen ms probabilidad de mantener su valor. El Tesoro de EE.UU. lo vet porque los responsables estadounidenses teman que mostrara una falta de confianza en el dlar.

Los iraques dicen que la consecuencia de la accin estadounidense fue que Iraq perdi el equivalente de 5.000 millones de dlares. Ante la intensa presin de EE.UU. sobre un dbil gobierno iraqu muy dependiente del apoyo de EE.UU., es probable que, a pesar de todo, el acuerdo sea aprobado con slo algunos cambios cosmticos. El Gran Ayatol Ali al-Sistani, el clrigo chi con una inmensa influencia, podra impedir el pacto si publicara una fatua en su contra, pero hasta ahora no lo ha hecho.

El Gran Ayatol se reuni a comienzos de esta semana con Abdul Aziz al-Hakim, el dirigente del Consejo Supremo Islmico de Iraq (ISCI, por sus siglas en ingls), que es el principal apoyo del gobierno iraqu, y no conden el acuerdo o pidi un referendo. Dijo, segn el seor Hakim, que debe garantizar la soberana nacional iraqu, ser transparente, obtener un consenso nacional y ser aprobado por el parlamento iraqu.

Crticos del acuerdo temen que el gobierno firme el acuerdo, y el parlamento lo apruebe, a cambio de concesiones marginales.

http://www.counterpunch.org/patrick06062008.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter