Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-06-2008

Ex fiscal colombiano
De acusador a acusado

Germn Uribe
Rebelin


 

No hace mucho Mara Jimena Duzn en su columna del diario El Tiempo de Bogot volvi a sacudir la mata: "Por ah anda empolvndose una denuncia contra el ex fiscal Osorio en la Comisin de Acusaciones de la Cmara S, cmo no, el mismo ex fiscal que Uribe propuso clonar". Y la doctora Marcela Roldn, ex fiscal delegada ante los jueces penales especializados y actualmente jueza penal municipal en Bogot, concedi para El Espectador un explosivo reportaje que por su contenido e implicaciones no mereca el silencio sepulcral a que fue sometido por los medios y la opinin. Sin embargo, urgidos por el prurito de que aqu en Colombia alguna vez se aplique aquello de la "pronta y cumplida justicia", confiamos en que su contundente testimonio s haya llegado a los odos de la Comisin de Acusacin de la Cmara de Representantes, destinataria "natural" de tamaa denuncia.

 

De entre sus muy graves aseveraciones pueden destacarse las siguientes:

"Llam a indagatoria a los generales Del Ro y Milln y les dict medida de aseguramiento como determinadores del delito de falsa denuncia Lleg el fiscal Luis Camilo Osorio e inmediatamente ocurri el despido del coordinador de la Unidad Nacional de Derechos Humanos, y de los fiscales que llevaban el proceso de los generales por paramilitarismo. Entonces me dije: sigo yo luego, el fiscal Osorio me pidi el proceso para enviarlo a un fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia, quien sugiri que yo continuara con ste. El proceso regres a mis manos Das despus me enviaron a un reemplazo a la Fiscala Delegada ante el Tribunal. Despus repartieron el proceso a una fiscal de la Unidad de Derechos Humanos, que ces procedimiento a los generales. Con un argumento absurdo: como ya haban sido condenadas dos personas como autores materiales de la falsa denuncia, los generales no tenan nada que ver Cuando volv de vacaciones, me declararon insubsistente Lo que vimos es que el general Rito Alejo del Ro s estaba involucrado con el paramilitarismo y en la poca del doctor Osorio ocurrieron muchas cosas que no me permitieron continuar investigando Del contexto que rode a la Fiscala en la administracin del doctor Osorio se debe hacer una lectura y el pas tiene que conocerla. Todos y cada uno de los fiscales que salimos entonces, tenemos una explicacin que motiv la declaratoria de nuestra insubsistencia. Yo creo que el pas an no ha dimensionado la fuerza devastadora de ese seor Osorio a su paso por la Fiscala"

 

Pero veamos grosso modo lo que la doctora Roldn no duda en calificar como "la fuerza devastadora de ese seor Osorio a su paso por la Fiscala" y el alcance y los efectos de tal "gestin".

 

Entre el 2001 y el 2005, y el pas hasta ahora comienza a hacer claridad sobre ello, el fiscal Luis Camilo Osorio dio muestras desconcertantes de cmo se puede ejercer un cargo de manera relajada. Cabeza del ente encargado de investigar y acusar ante la justicia, durante este periodo haca por pasar de "agache" a punta de silencios y omisiones en un pas ensangrentado por la violencia paramilitar de la cual l, por razones obvias, tuvo que haber estado debidamente informado y documentado. Casi todo lo que ltimamente se ha venido descubriendo sobre alianzas de polticos con paras a raz del inters puesto en ello por la actual fiscala y la Corte Suprema de Justicia, no fue acaso del conocimiento del flamante embajador italo-mexicano del presidente Uribe? Ms que desazn, produce miedo pensar en el presunto reinado del laisser faire, laisser passer de la criminalidad desatada durante esos aos. Y para colmo, la primera aparicin retrica del doctor Osorio, luego de que notables columnistas empezaran a preguntarse tras el destape, Y del fiscal Osorio, qu?, fue para decir que "no recordaba ciertas cosas..."

 

Y as estamos an, con el recurrente alzhimer pavonendose.

 

Pueda ser que sean ciertos y prosperen los tres procesos iniciados en la Comisin de Acusacin de la Cmara de Representantes contra el "inslito" ex fiscal por la inferida infiltracin paramilitar durante su mandato no slo en el Congreso y el ejecutivo, sino tambin en la Fiscala y en sectores de preponderancia social como el de los empresarios, los terratenientes y la Fuerza Pblica.

 

Y es que la suspicacia en este caso deja sus perfiles de especulacin para devenir en una especie de intuicin juiciosa. Quin entiende que durante su administracin, con iguales pruebas como las que aparecen hoy sustentando medidas de aseguramiento para varios parlamentarios, no se profundizara en el esclarecimiento de aquellos hechos y por el contrario, por ejemplo, como se sabe, se archivaran casos como el del ex gobernador Salvador Arana -ahora preso despus de huir de la justicia durante varios meses- sin valorar evidencias ni compulsar copias ante la Corte?

 

Alguien afirmaba que una acusacin contra Osorio acumulaba como pocas un acerbo probatorio digno de un final que terminara irremediablemente hacindoles justicia a las vctimas resultantes tras su inexcusable silencio. Y as lo respaldaba: Para que la Cmara de Representantes en ejercicio de sus facultades consagradas en el artculo 178, numeral 3 de la Constitucin... estudie si debe acusar ante el Senado al ex fiscal Osorio por el delito de prevaricato por omisin, conducta en la que incurre el servidor pblico que omita, retarde, rehse o deniegue un acto propio de sus funciones, la cual se agrava cuando se realiza en actuaciones judiciales y administrativas que se adelanten por delitos tales como homicidio, desaparicin forzada, secuestro, rebelin, terrorismo, concierto para delinquir, narcotrfico...

 

Y veamos ms.

Si a Osorio habr de recordrsele por algo, aparte de sus sonadas omisiones, ser por sus otras tambin censurables acciones cuando se dedic a difamar y hostigar a los defensores de los derechos humanos, al sindicalismo y a todo aquel que estuviese poltica e ideolgicamente alejado del sistema y de los intereses que l defenda.

 

Acaso el tratamiento que permiti que se le diera a la perversa, ignominiosa y torpe incriminacin del profesor Alfredo Correa de Andreis con las FARC no se supone que contribuy a apuntalar su destino fatal?

 

Pienso ahora que al ex vicefiscal Jorge Armando Otlora le lleg la oportunidad imperiosa de servir en la acusacin dentro del juicio que forzosamente deber hacerle el Congreso, o que en su defecto, aunque tan slo con alcances de condena histrica, le har algn da la opinin pblica.

 

El otrora acusador, es ahora el acusado.

 

Quin lo creyera!

 

*Escritor

[email protected]  

Website: http://www.geocities.com/Athens/Forum/8886


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter