Portada :: Europa :: Jornada de 65 horas, vuelta al siglo XIX
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-06-2008

Las trgicas consecuencias de la prdida de derechos laborales
Homicidios europeos

Loris Campetti
Il Manifesto

Traducido por Gorka Larrabeiti


Hay un nexo terrible entre la decisin de la Unin Europea de liberalizar el horario de trabajo y la ensima masacre de ayer en la cotidiana guerra italiana en el trabajo, que acab con la vida de nueve obreros, nueve personas (1). Este nexo se llama liberismo.

En la segunda mitad del S. XIX, lucha a lucha, matanza tras matanza, tom cuerpo la Fiesta de los trabajadores, el 1 de mayo. El movimiento parti de los Estados Unidos y Canad, desembarc en Europa en 1889 cuando los delegados socialistas de la Segunda Internacional dieron carcter oficial a la fiesta. El 1 de mayor estaba centrado en un gran objetivo estratgico: la conquista de las ocho horas. En la primavera de 1906, nueve mil trabajadoras del arroz desfilaban por las calles de Vercelli junto con los trabajadores del metal cantando: Si ocho horas / os parecen pocas. La lucha por las 40 horas ha marcado el S. XX. Una batalla de civilizacin que represent un hito histrico.

Quin sabe si los 27 ministros del trabajo de la UE han estudiado la historia del S. XX? Quin sabe si la comprendieron? Hace dos das, 22 de ellos votaron una normativa que sentencia el fin no ya de las 40 sino de las 48 horas conquistadas en el lejano 1917. Del siglo breve, de su ferocidad y de sus conquistas casi todo se sabe. Pero qu hemos de esperarnos de este siglo, si en sus albores nos catapulta 120 aos atrs?

Si Estrasburgo vota el texto sancionado por la Unin Europea, la desregulacin del trabajo desbordar las esperanzas de los peores gobiernos liberistas. Entre los ms entusiastas, el italiano y el francs, que sellaron su victoria sumndose al frente de la modernidad, o sea, del mercado y del beneficio como nicos reguladores de las relaciones sociales y de la vida de las personas. Se podr trabajar 60, 65 horas a la semana slo con tal que el patrn lo desee. Ser an ms fcil morir en la fbrica, en las obras, en los campos, o dentro de cisternas, envenenados como ratas. Liberalizar el horario de trabajo es un crimen, una instigacin a delinquir. Ahrrennos, seores ministros y secuaces, las lgrimas por los ltimos homicidios de ayer, empezando por los seis obreros sicilianos muertos por exhalaciones txicas dentro de una cisterna de depuracin. As se mora en el S. XIX; as se sigue muriendo en el S. XXI. Y las conquistas del S. XIX que han sobrevivido? Carbonizadas en los escaos de Estrasburgo, si no se frena esta marcha liberista.

Gracias a la nueva normativa se podr acabar con toda forma de convenio colectivo, sustituido por las relaciones de trabajo individuales, trajes hechos a medida, que es con lo que suea la Confindustria [patronal italiana, N. d. T.], la cual interpreta la victoria de la derecha, la evaporacin de la izquierda y la modernizacin del Partido Democrtico, como un vitico para doblegar los derechos a la lgica de empresa. Cueste lo que cueste, aunque sean vidas humanas. Por lo dems, no han dicho ya patronal y ministros que las nuevas leyes sobre seguridad son demasiado costosas y que hay que suavizarlas?

Es cierto, en Italia los comunistas y los socialistas ya no tienen representacin poltica. Pero no todo se reduce al Parlamento, no est escrito que las fuerzas democrticas hayan muerto. La cuestin es si siguen existiendo fuerzas sociales, sindicales, civiles y culturales, aqu y en Europa, capaces de plantarse, de defender una conquista de civilizacin. Siquiera en nombre del derecho a la vida de los que trabajan. De ser negativa la respuesta, ganaran quienes tachan de ideologismo toda crtica al estado actual de las cosas. No sera el fin de la historia, pero hemos de tener en cuenta que habr que volver a empezar desde muy lejos. Desde finales del S. XIX.

Fuente:
http://www.ilmanifesto.it/Quotidiano-archivio/12-Giugno-2008/art1.html

(1) Al menos seis trabajadores murieron hoy en la isla italiana de Sicilia al inhalar gases txicos mientras limpiaban un tanque de una planta depuradora de agua. El accidente tuvo lugar en el municipio de Mineo, a 35 kilmetros de la ciudad de Catania.

Un suceso similar ocurri en marzo pasado, cuando cinco trabajadores de una empresa de aseo murieron intoxicados mientras limpiaban un camin cisterna en la regin de Apulia. Italia encabeza la lista de pases fundadores de la Unin Europea con mayor nmero de accidentes laborales, lo cual ha sido denunciado en varias ocasiones por las organizaciones sindicales ms importantes del pas.

Segn datos oficiales, en 2007 murieron 900 italianos por esa causa.
http://www.prensa-latina.org/article.asp?ID=%7BDF68B632-DC93-46C5-AD6B-3C1898341426%7D&language=ES




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter