Portada :: Europa :: Jornada de 65 horas, vuelta al siglo XIX
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-06-2008

La Europa del capital quiere hacernos retroceder un siglo
No a la directiva europea de las 60 horas semanales

Cobas


1. El pasado 9 de junio los ministros de Trabajo de los 27 pases de la Unin Europea aprobaron un texto de Directiva europea que autoriza a los Estados miembros a cambiar su legislacin y permitir acuerdos individuales para alargar la jornada semanal de trabajo hasta las 60 horas (65 en el caso de los colectivos que hacen guardias, como el personal sanitario y otros). La nica garanta que le quedara al trabajador es el descanso obligatorio de 11 horas. De esta forma, como el lmite de 60 horas se establece como un promedio de tres meses, las horas trabajadas a la semana podran llegar hasta 78 (13 horas de trabajo y 11 de descanso diarias). Esta Directiva indigna debe pasar ahora por el Parlamento Europeo para su aprobacin definitiva.

2. La Directiva representa un retroceso histrico de derechos. En 1917 los gobiernos se vieron obligados a aceptar una jornada semanal mxima legal de 48 horas como consecuencia de una larga lucha del movimiento obrero internacional por las 8 horas. Ahora, casi un siglo despus, quieren ampliar el mximo legal a 60 horas semanales. Y no es slo la brutal prolongacin de la jornada, sino su imposicin a travs del acuerdo individual entre el empresario y el trabajador, quebrando los convenios y pasando por encima de la representacin colectiva de los trabajadores.

3. La UE deja en evidencia su carcter de instrumento del capitalismo europeo y el destino que ste nos depara a los trabajadores. ste es su "modelo social europeo". El de los mismos que quieren alargar la edad de jubilacin a los 70 aos y privatizar las pensiones; los mismos que pretenden acabar con las conquistas sociales y privatizar los servicios pblicos. Bajo el capitalismo, el avance de la ciencia y la tecnologa, lejos de servir al progreso social, sirve para hacernos retroceder al siglo pasado y llevar a la Humanidad a un callejn sin salida.

4. El Gobierno Zapatero, que se ha pronunciado de boquilla contra la Directiva, ni siquiera ha votado en contra en la reunin de ministros de la UE, sino que se ha abstenido, mostrando hasta dnde llega su oposicin. Entre los promotores de la Directiva estn, junto a los partidos de la derecha europea, partidos como el laborista o la socialdemocracia alemana, dejando en evidencia su completa degeneracin.

5. Llama la atencin la indigna reaccin de la burocracia sindical europea, representada en la CES. Su secretario general, Monks, se ha limitado a decir que la Directiva es "inaceptable" y que trabajar con sus aliados en el Parlamento Europeo para frenarla. El burcrata de CCOO, Toxo, ha respondido que "hay elecciones europeas en 2009 y los trabajadores tambin somos votantes"!!. El entreguismo de esta personal es tan grande que ni siquiera se han levantado contra una Directiva que, de aplicarse, socava su propio papel de "representacin" de los trabajadores, del que sacan sus prebendas y privilegios.

6. Ante la Directiva propuesta es urgente que todo el sindicalismo europeo, sin excepcin, convoque una huelga general de protesta en toda la UE para impedir este brutal atropello.

Retirada inmediata de la Directiva

No queremos ser europrecarios

Por las 35 horas y un sueldo mnimo de 1200 euros

Por el reparto del trabajo y de la riqueza

Por la estabilidad y la dignidad laboral en la UE.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter