Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-06-2008

Instruccin secreta para Cuba
Pese al acercamiento el Consejo de la Unin Europea desea sostener conversaciones encubiertas con la Isla

Harald Neuber
Junge Welt


Los ministros de Relaciones Exteriores de la Unin Europea se pronunciarn el lunes (16 de junio del 2008) en Luxemburgo por el fin de las sanciones hacia Cuba. Esto procede del esbozo de una declaracin, que pocos das despus deber ser aprobada oficialmente por parte del Consejo Europeo. Con ello, los 27 estados de la UE darn respuesta a la exigencia central formulada por la Habana a Bruselas antes que se reaunuden conversaciones polticas. Sin embargo, tras el encuentro del Consejo en la calle ubicada en Bruselas, Rue de la Loi, slo se le presentar a la opinin pblica una parte de la nueva poltica a seguir hacia Cuba. En un anexo secreto el Consejo Europeo desea compremeter a los estados miembros mantener los contactos con la oposicin pacfica siempre que sea posible y que las visitas de alto nivel a Cuba realicen encuentros con los adversarios del gobierno. As plantea el anexo confidencial del documento, que fue presentado el jueves por el Comit Poltico y de Seguridad del Consejo Europeo.

El prrafo permite presentar la poltica de acercamiento de Bruselas hacia la Isla bajo una nueva situacin. En un principio la presidencia eslovena del Consejo en funciones se haba distanciado de la poltica de sanciones. Las medidas condenatorias haban sido aprobadas en el 2003 por iniciativa del entonces gobierno de derecha espaol del primer ministro Jos Mara Aznar. Con ello la UE reaccion por el encarcelamiento de bien 70 adversarios del gobierno en Cuba. Los mismos fueron condenados por colaborar con los EEUU, estos ltimos aspiran desde principios de la dcada de los 60 derrocar el gobierno socialista de Cuba.

Con las medidas condenatorias Bruselas se vir en el 2003 hacia este rumbo. A las embajadas de la UE en La Habana se les prescribi, invitar incisivamente a los disidentes para participar en celebraciones nacionales y recepciones. Cuba suspendi como resultado los contactos.

Presin desde Washington

El anexo secreto relacionado con las conclusiones del Consejo Europeo demuestra que en esta poltica no ha variado algo fundamental. Si bien es cierto que las sanciones debern ser suspendidas, sin embargo el Consejo ya en su acpite pblico ratifica que la UE brindar en todos los mbitos de la sociedad (cubana) apoyo prctico para una transformacin pacfica en Cuba. En el prrafo confidencial no solamente este punto aparece como un deber. Adems refiere: El dilogo solo se continuar siempre que el Consejo decida, que este fue efectivo y por ello se deber proceder. La eficiencia se medir, por la magnitud en que el cambio de sistema haya podido avanzar.

El documento de la UE tambin constituye un resultado de la presin masiva ejercida por Washington a la UE. Segn informaciones del periodista espaol Pascual Serrano el gobierno de los EEUU le haba exigido hace poco al liderazgo de la UE en una carta que a la promocin de una transicin en Cuba se le conceda prioridad. La EU no deber eliminar precipitadamente las medidas restrictivas, ya que el gobierno de Ral Castro pudiera perder la legitimidad. Durante los recientes debates tuvieron lugar en Bruselas nicamente el gobierno checo cercano a los EEUU se mostr incondicionalmente defensor de esta posicin. La directiva secreta sin embargo muestra que Praga y Washington pudieron imponer su poltica anticubana.

Incialmente no solo la presidencia del Consejo a cargo de Eslovenia, sino la mayora de los 27 estados miembros de la Unin quisieron hacer valer un cambio de poltica. Antes del encuentro de los ministros de relaciones exteriores de la UE, las reformas econmicas y polticas adoptadas por Cuba se haban valorado de positivas. El Consejo segn el documento hace un llamado al nuevo presidente cubano, Ral Castro, en coincidencia con las intenciones declaradas hacer valer medidas adicionales. Tambin el documento recomienda emprender un dilogo abierto con las autoridades cubanas sobre todas las esferas de inters para ambas partes. Con el objetivo de facilitarlo el Consejo de la Unin Europea desea eliminar completamente las sanciones promulgadas en 2003 hacia Cuba. Sin embargo, se mantendr vigente la llamada Posicin Comn de la UE, formulada en 1996, la cual aspira a un cambio de rgimen en la Isla.

Resistencia de los estados de la UE cercanos a los EEUU

Mientras que la mayora de los 27 estados miembros de la UE aprueba un acercamiento hacia Cuba y el fin de las sanciones, algunos gobiernos se plantaron en contra. Sobre todo Polonia, Repblica Checa y Gran Bretaa- tres aliados estrechos de los EEUU dentro de la UE, los que expresaron reservas sobre el texto. As, los representantes checos realizaron durante las sesiones de consulta del grupo de trabajo para Amrica Latina tuvo lugar a principios de esta semana varias propuestas de cambio provocadoras, las que fueron rechazadas por la mayora de los presentes. Los diplomticos de Praga queran incluir un prrafo, donde se le impusiera a Cuba abra las prisiones cubanas visiten representantes de la Cruz Roja Internacional como condicin para reestablecer el dilogo. Tambin los representantes checos quisieron impedir se mencionara en el documento la realizacin de contactos bilaterales entre Cuba y los estados de la Unin.

Durante la Asamblea General de las Naciones Unidas celebrada en septiembre del 2007 en Nueva York, se sostuvieron encuentros informales entre el canciller cubano Felipe Prez Roque y varios de sus colegas de la UE. Estas conversaciones sirvieron de punto de partida para el mantenimiento de contactos posteriores en los ltimos meses. En marzo del ao en curso viaj a la Habana el comisario de la UE a cargo de Ayuda Humanitaria y Poltica de desarrollo, Louis Michel.

El hecho que Polonia, Chequia y Gran Bretaa tres gobiernos cercanos a los EEUU se apresuren para impedir el fin de las sanciones, no llega sorpresivamente. En las ltimas semanas el gobierno de Bush presion otra vez a Bruselas, para que mantuviera una lnea agresiva hacia la Isla del Caribe. En abril del 2008 el designado por el gobierno norteamericano para una transicin en Cuba Caleb Mc Carry, junto a funcionarios de su gobierno sostuvo conversaciones secretas en varias capitales europeas. La visita de McCarry tuvo como misin preparar un cambio de sistema en Cuba. Tambin tuvo un paradero en Berln, donde se reuni con representantes del Ministerio para Asuntos Exteriores. El 4 de junio el Secreatio de Comercio de los E.UU, Carlos Gutirrez exhort abiertamente a los estados de la UE, a mantener vigentes las sanciones hacia Cuba.

www.jungewelt.de



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter