Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-06-2008

Felipe Caldern vende Mxico a las trasnacionales

Marcos Roitman Rosenmann
La Jornada


Recibido con los honores de jefe de Estado, en medio de un paro patronal de camioneros, el presidente de Mxico trae un mensaje difano a los empresarios espaoles. La relacin capital-trabajo es favorable para quienes deseen invertir en un espacio abierto, seguro y rentable. Mxico est en venta. As expone sus argumentos: lucha contra el narcotrfico, la corrupcin, la inseguridad jurdica y el crimen organizado son los mejores signos de una economa saneada y de un orden poltico que apuesta por ser competitivo. La guinda del pastel: el proceso de desnacionalizacin de las riquezas bsicas, as lo anuncia en un programa de televisin: Los desayunos de TVE. En definitiva, no habr obstculos a las inversiones de Espaa en infraestructuras. La periodista, muy sonriente y pro Caldern, para dejar claro las distancias entre la incertidumbre del populismo y la seriedad del gobierno del PAN, pregunta de forma irnica: Mxico privatiza, en tanto Venezuela, Argentina, Ecuador o Bolivia nacionaliza, eso da seguridad a los empresarios espaoles? Trasladar las inversiones a su pas? Caldern deja entrever cul es el futuro: abrir el pas a las trasnacionales ibricas para llevar a cabo sus pinges negocios. Todo ello en medio de la prdida de soberana y autodeterminacin.

Sin embargo, para ese proyecto pueril es necesario convencer a los interlocutores del grado de sumisin de las nuevas autoridades a los designios del poder econmico espaol. Endesa, Santander, Iberdrola, Construcciones y Contratas, Repsol. En Espaa Felipe Caldern se comporta como un cipayo. Por este motivo es bien tratado en el crculo de empresarios. Carlos Slim haba preparado el terreno con anterioridad, viajando y entrevistndose con empresarios y la CEOE. Felipe Gonzlez allan igualmente el terreno con el gobierno. Mientras tanto, su squito aprovecha para elogiar el modelo neoliberal en crisis desde hace mas de una dcada, atiborrndose de compras y consumiendo hasta la extenuacin y relacionndose con el Partido Popular. Cada vez, la nueva derecha mexicana se parece ms a la vieja oligarqua del siglo XIX, cuya nica preocupacin era la ostentacin, el lujo y el despilfarro, adems de vivir de las rentas y los beneficios obtenidos de administrar los intereses de las compaas extranjeras a las cuales venda su alma. Ahora quieren revivir esa sociedad bajo las nuevas condiciones tecnolgicas del siglo XXI. Exclusin, sobrexplotacin, trabajo infantil, informalidad y maquila. Slo as pueden extremar los beneficios y las desigualdades. Ellos, los nuevos plutcratas, suean con trasladar el mito del capitalismo salvaje del consumo de masas, aunque nunca han pasado hambre, ni penurias, levantan el neocolonialismo, asesinando a los pueblos indgenas. Se comportan como vendepatrias. Lo cierto es que desde hace ya tiempo no tienen concepto de pas.

Aqu, construyen una lgica perversa. Presentan un Mxico unido por las tradiciones a un pasado que los ata y los limita en su proyecto. Lo cual impide construir el maana. Ellos, sin embargo, son los poseedores del futuro. Se consideran sus nicos representantes. Su discurso quiere hacer ver, de forma maniquea, que durante 500 aos el pas no particip de la economa internacional. Que vivi de espaldas al mundo. Que ha llegado la hora de soltar lastres. De ser responsables, de asumir el cambio. Son de sesera frgil. Hay que recordarles que Mxico es independiente porque fue una colonia donde se extrajo el oro, la plata y posteriormente sufri invasiones y guerras? Olvidan que export el henequn y el petrleo, por decir lo menos? No recuerdan su aporte a la independencia latinoamericana, Morelos Hidalgo. La lucha antimperialista y nacionalista: la Revolucin Mexicana. La dignidad construida bajo el derecho de autodeterminacin, la nacionalizacin del petrleo y las riquezas bsicas. Borran la memoria y la conciencia, la voluntad colectiva de un proyecto irrenunciable a la independencia poltica y econmica.

Sin embargo, para Caldern y el PAN slo hay un lenguaje. El dinero y poder de los de arriba. Los dueos de Mxico son Slim y el capital privado. A la nacin y el pueblo se le trata de arrebatar su identidad construida desde los valores colectivos nacidos de la revolucin. La actual se construye en funcin de los intereses de las trasnacionales y desde el mercado. La dignidad y la determinacin soberana se esfuman del imaginario social.

En esta lgica, es vergonzoso escuchar cmo Felipe Caldern oferta ante las cmaras de televisin espaola mdicos, ingenieros, investigadores, es decir, mano de obra cualificada, formada en sus universidades pblicas, como una contrapartida si las empresas espaolas deciden invertir en Mxico. Dice, de esta guisa promover la inmigracin de profesionales sin salida. Pero la realidad es otra. No tiene la intencin de invertir en laboratorios, en desarrollo y en innovacin. De un plumazo expulsa la cantera, opta por la dependencia tecnolgica financiera y, lo que es peor, asumir formar de pensar y de actuar inadecuadas para la solucin de los problemas nacionales, pagando altos costos por patentes. As, no tiene rubor en dejar marchar generaciones de cientficos y jvenes que deseando participar en el desarrollo del pas, cerrndoles las puertas por una mezquina visin de corto plazo cuyo objetivo es atraer capitales depredadores sin ningn inters en acabar con las estructuras del subdesarrollo. Nunca lo han tenido ni lo tendrn. Por ello, Caldern evidencia su mezquindad al plantear dicha estrategia. Es la llamada fuga de cerebros, hoy convertida en inmigracin. Los beneficios de tal operacin siempre sern un intercambio desigual. Mxico perder su fisonoma nacional y se convertir en una colonia de trasnacionales. Felipe Caldern paga en este viaje los favores de Aznar en su campaa y de Jos Luis Rodrguez Zapatero al reconocerlo como presidente legtimo. Se vende Mxico; tratar con Felipe Caldern.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter