Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-06-2008

Alegacin para conseguir su repudio
Los prstamos envenenados del Banco Mundial a Ecuador

CADTM
Rebelin


Pasada la crisis internacional de la deuda de 1982, la colaboracin entre el FMI y el Banco Mundial es fundamental para ejercer una presin mxima sobre los poderes pblicos del pas endeudado y obligar a la introduccin de polticas neoliberales, en lnea directa con el Consenso de Washington. Se organiza un ajuste en dos tiempos: la reforma estructural del Banco permite profundizar las polticas de choque preconizadas por el FMI.

En Ecuador, el cambio radical neoliberal se sita en los noventa, o sea, la dcada de la consagracin del Consenso de Washington y de la entrada de la economa ecuatoriana en la economa globalizada, especialmente a partir de la presidencia de Sixto Durn Balln, en 1992. Esto coincide con la agenda del Banco Mundial, el que aumenta en forma acusada su actividad y su influencia en Ecuador a partir de finales de los ochenta, comienzos de los noventa. [1] En este pas, como en otros muchos otros pases en desarrollo, el Banco Mundial concede prstamos ligados a medidas destinadas a abrir los mercados, a la reduccin del papel del Estado en la gestin econmica y al aumento del poder de los bancos privados en la regulacin del flujo monetario.

El presente estudio tiene por objetivo contribuir al anlisis de esta categora de deudas, cuyo pago es reclamado por el Banco Mundial. Este Banco comparte con la clase poltica cmplice la responsabilidad del endeudamiento fraudulento e ilegtimo, contrado en detrimento de los derechos humanos fundamentales y de la soberana del Estado.

La deuda de Ecuador con el Banco Mundial (BIRD)

Entre 1990 y julio de 2007, el Banco Mundial (BIRD) entreg a Ecuador 1.440 millones de dlares, mientras que en el curso del mismo perodo el gobierno ecuatoriano pag a dicha institucin 2.510 millones de dlares. Lo que significa que durante el perodo mencionado las relaciones financieras que Ecuador mantuvo con el Banco Mundial arrojaron un saldo neto negativo de 1.070 millones de dlares. En resumen, el Banco Mundial ya ha sido ms que reembolsado. El saldo de la deuda pblica con este organismo se elevaba a 704,4 millones de dlares al 30 de noviembre de 2007.

Si Ecuador decidiera en el ao 2008 repudiar la totalidad de su deuda con el Banco Mundial, esta decisin permitira economizar ms de mil millones de dlares. [2] Tal suma permitira financiar, durante 15 aos, el desayuno y la comida de 1,28 millones de escolares. [3] La suma ahorrada representa cinco aos de cobertura sanitaria para la poblacin pobre y la indigente del pas. [4]

El papel nefasto del banco mundial en la desregulacion financiera

La intervencin del Banco Mundial en el diseo de las polticas econmicas y sociales aplicadas en Ecuador ha sido muy intensa y permanente hasta el 2006. Varios prstamos importantes del BM que Ecuador tiene (supuestamente) que reembolsar hasta el 2025 son claramente dirigidos a apoyar cambios de las leyes del pas. Estos cambios favorecieron, o ms bien provocaron, varias crisis financieras en los aos 90, incluida la gran crisis bancaria de 1999 y sus tremendas consecuencias por la economa y la ciudadana del pas.

La intervencin del Banco Mundial ha sido claramente nefasta, y constituye, en resumen, un fraude y un dolo para el pas.

La responsabilidad del Banco en la explosin de la crisis financiera se remonta a los aos 1993-1994, cuando, en el marco del proceso de modernizacin del Estado, conceda prstamos destinados a financiar la adopcin de reformas legales cuyo fin era la desreglamentacin completa del sector bancario, lo que condujo a la quiebra.

- La Ley de Modernizacin del Estado, Privatizaciones y Prestacin de Servicios Pblicos por parte de la iniciativa privada de 1993 abri la puerta a la participacin del sector privado en dominios que anteriormente estaban reservados al Estado, as como a la fusin o la supresin de instituciones pblicas. Adems aument las atribuciones del Consejo Nacional de Modernizacin (COMAN), una entidad que se ocupa de la privatizacin de los servicios pblicos, especialmente en materia de hidrocarburos, electricidad, telecomunicaciones y agua.

- La Ley de Rgimen Monetario y Banco de Estado reforz la independencia del Banco Central y consagr la libre determinacin de los tipos de inters y el libre acceso al mercado de cambio.

- La Ley de Promociones de Inversiones de 1993 elimin el control sobre el flujo de capitales.

- La Ley General de Instituciones del Sistema Financiero de 1994 continu la realizacin de profundas transformaciones en la liberalizacin de las actividades bancarias oficinas off shore, multiplicacin de las entidades financieras, crditos del Banco Central a los bancos privados (que produjo una explosin de la inflacin), etc. y redujo las capacidades y atribuciones de la supervisin bancaria.

Como explica Piedad Mancero [5] , Las consecuencias no tardaron en manifestarse: crecimiento desmesurado de empresas financieras, una primera crisis de las mismas en diciembre de 1995, especulacin con las divisas, presin sobre el tipo de cambio, fuga de capitales ecuatorianos y el gran colapso bancario de 1998-1999. [...] Es evidente que los recursos del Banco Central para dichos crditos provenan de emisiones monetarias que generaban un crecimiento galopante del medio circulante e incontrolable presin inflacionaria, as como la demanda especulativa de divisas, lo cual contribuy a la gran crisis financiera de 1999 y la precipitada adopcin de la dolarizacin en enero del ao 2000 .

Ley de Mercado de Capitales y la Ley de Reordenamiento en Materia Econmica remataron el trabajo destructor del Banco Mundial. Se cre la Agencia de Garanta de Depsitos (AGD), que garantiza los depsitos, off shore y on shore , de forma ilimitada, y posibilita que el Banco Central conceda crditos a los bancos en dificultades y adquiera bonos AGD [6] . Aunque esta agencia fue creada oficialmente para evitar el contagio de la crisis y proteger a los pequeos ahorristas, su funcin en realidad ha sido favorecer a los propietarios y grandes deudores de los bancos privados, en particular los bancos Filanbanco y FINAGRO. [7]

En Liberalizacin financiera, crisis y destruccin de la moneda nacional en Ecuador , [8] Pedro Pez explica con claridad el proceso de liberalizacin financiera que llev a la crisis. Como ejemplo podemos citar: Conjuntamente con otros procesos de liberalizacin, en particular aquellos relacionados con los mercados cambiarios, cuyas caractersticas (flotacin de las tasas de inters y nueva variedad de instrumentos) trasladan la mayora de los riesgos de mercado al capital productivo, en agudo contraste con el anterior modo de regulacin, que tenda a concentrarlos en un sistema financiero fuertemente controlado, con un verstil soporte del estado. Por otro lado, la apertura de nuevas opciones para los ahorros mejorara la evolucin del ahorro financiero, pero no necesariamente del ahorro real, que es la fuente efectiva del financiamiento de la inversin real, y esto puede ir acompaado por una tendencia general de menor crecimiento. [...] Problemas de coordinacin con las autoridades de supervisin de los centros off-shore y la falta de una supervisin consolidada en el Ecuador crearon el ambiente ideal para la elusin y la evasin de impuestos y para la circunvencin regulatoria, con el resultado de un gran espacio para el comportamiento estratgico de riesgo de algunas entidades financieras. La banca off-shore adquiri grandes proporciones (2/3 de los activos on shore ) y una actividad febril justo antes de que la crisis explotara.

La crisis financiera tuvo consecuencias desastrosas para el pueblo ecuatoriano. El costo total de la crisis est estimado por la AGD en 8.072 millones de dlares, o sea, el equivalente del 83 % del presupuesto general del Estado en 2007, o incluso el equivalente de dos dcadas de cobertura mdica para toda la poblacin. Estos recursos del Estado, utilizados en forma abusiva, no pudieron ser invertidos en educacin, sanidad, creacin de empleo, etc. Y sobre todo, el Estado debi financiar el rescate bancario contrayendo nuevas deudas. El nivel de pobreza aument en forma espectacular, y un milln de ecuatorianos y ecuatorianas se vieron obligados a emigrar entre 1999 y 2005. [9]

La responsabilidad del Banco Mundial en la crisis ecuatoriana est claramente comprometida, ya que su intervencin activa ante las autoridades del pas para que introdujeran unas reformas neoliberales en el marco legal que provocaron la crisis de finales de los aos noventa.

Pedro Pez menciona que las reformas ubicaron al Ecuador como uno de los ambientes ms radicalmente desregulados en Amrica latina. Para la primera mitad los aos noventa, ni siquiera los Estados Unidos habran permitido este tipo de banca universal.

En efecto, es oportuno poner en evidencia la relacin entra las medidas impuestas al Ecuador, que condujeron a la crisis de 1999, y el desarrollo econmico de los pases del Norte, especialmente Estados Unidos, que tambin conocieron varias crisis. La desregulacin en favor del mundo de las finanzas, en el marco del Consenso de Washington, y que responde a los deseos de la Casa Blanca y de Wall Street (como ha denunciado muchas veces Joseph Stiglitz, premio Nobel de economa del ao 2001), se impuso tanto en EEUU como en el Sur, y ha producido los mismos efectos catastrficos.

En Estados Unidos, la crisis de 1929, precedida por una oleada de desreglamentaciones y por la especulacin, condujo a la ley bancaria de 1933, la Glass-Steagall Act , que prohiba el ejercicio simultneo de varias actividades financieras e hizo surgir dos tipos de establecimientos bancarios totalmente separados. En 1999, con la presidencia de Clinton, esta ley fue derogada bajo la presin de los grandes bancos. Por lo tanto, vemos que una misma orientacin se ha aplicado en Ecuador y en Estados Unidos.

En el meollo de los factores que explican la crisis inmobiliaria estadounidense de 2007 que todava no ha terminado se encuentra la desreglamentacin bancaria radical que comenz en 1999, en una situacin de especulacin creciente en los mercados financieros y en la multiplicacin de productos financieros derivados y de instituciones financieras que escapan al control de los poderes pblicos (por ejemplo los hedge funds ).

El Banco mundial brind su apoyo a las fuerzas financieras nacionales que actan como si fueran dueas del pas y que aprovechan el Estado y el gobierno para llegar a sus fines egostas. El Banco Mundial intervino para desestabilizar gobiernos que intentaron aplicar polticas econmicas y sociales buscando ms justicia social y soberana frente a Estados Unidos.

Es esto lo que ocurri en 2005 cuando la intervencin del Banco Mundial contra las medidas tomadas por Rafael Correa, en ese momento ministro de Economa del gobierno de Palacios. El Banco bloque un prstamo prometido de 100 millones de dlares en represalia por las reformas que afectaban el FEIREP (Fondo de Estabilizacin, de Inversiones y de Reduccin del Endeudamiento Pblico).

Crtica de otros prstamos concedidos por el Banco Mundial

Desde comienzos de los aos 90, el Banco Mundial concede prstamos [10] a diferentes sectores econmicos y sociales clave. Los ejes prioritarios son la reforma del marco legal para reducir la intervencin del Estado, las privatizaciones de las empresas pblicas, la flexibilizacin del mercado de trabajo, la desreglamentacin y la liberalizacin financieras.

Una serie de prstamos concedidos por el Banco prstamos de ajuste estructural (3819-EC/BM-Ajuste Estructural), de reduccin de la deuda y de modernizacin del Estado (3820-EC, 3821-EC-Asistencia Tcnica para la Reforma de las Empresas Pblicas, 3822-EC-Asistencia Tcnica para la Modernizacin del Estado) fueron concebidos para reducir los mrgenes de maniobra del Estado, para dejar el campo libre a los actores privados (en particular en los sectores de las telecomunicaciones y de la electricidad) y para garantizar el pago de la deuda ecuatoriana contrada con acreedores comerciales mediante la financiacin de las garantas del Plan Brady. El ataque contra los salarios del sector pblico es constante. El proyecto Asistencia Tcnica para la Modernizacin del Estado provoc la supresin de 10.000 puestos de trabajo en la funcin pblica. Los despidos representaron un coste asumido por el Estado de 396,3 millones de dlares. [11] El gobierno se endeud as en casi 20 millones de dlares por este proyecto de reestructuracin del sector pblico, con el fin especial de reducir los costes, y le cost 20 veces ms en reduccin de personal!

El Banco Mundial prest a Ecuador para que ste modificara sus polticas fiscales y comerciales conforme a la mundializacin neoliberal y reorientara sus actividades productivas hacia la exportacin, en perjuicio del mercado local. Un primer prstamo (3609-Desarrollo Sector Privado), pensado para esos fines, fue desembolsado en 1993, [12] seguido en 1998 de otro destinado a sostener la capacidad exportadora del sector privado y suprimir las trabas al comercio por medio de la implantacin de polticas comerciales conformes a las decisiones de la OMC, y la firma de nuevos acuerdos comerciales [13] (4346-Comercio Exterior e Integracin-21 millones de dlares).

Al promover el cultivo intensivo de productos agrcolas destinados a la exportacin (pltanos, camarones, flores), estos prstamos tuvieron consecuencias desastrosas sobre el ambiente, algunas irreversibles. Un ejemplo notable: la cra de camarones, el 90 % de cuya produccin es exportado, produjo la destruccin de los manglares (en la actualidad arrasados en un 70 %), un ecosistema rico del que las comunidades locales obtenan sus ingresos, que constituan una barrera natural que evitaba las inundaciones y la salinizacin del terreno. Esta actividad ha sido incluso desarrollada en zonas donde estaban prohibidas, por ley, la construccin de piscinas de cultivo.

Para completar el desastre ecolgico, el Banco financi directamente proyectos devastadores en los mbitos de la agricultura y de la gestin de los recursos naturales (mineros, hdricos, etc.). Sealemos, entre otros, [14] el proyecto PRODEMICA, en 1994 (3655-Asistencia Tcnica Medio Ambiente), que comprenda la introduccin de un nuevo cdigo minero y reformas favorables a los inversionistas. Dos leyes (Trole I y II) crearon las condiciones para el saqueo de los recursos por las multinacionales al organizar el debilitamiento del papel del ministerio de Medio Ambiente y al permitir la actividad minera en reas protegidas.

El Banco tambin elabor un proyecto relativo a los pueblos indgenas (Prstamo 4277-O-EC-Proyecto de Desarrollo de los Pueblos Indgenas y Negros de Ecuador). La finalidad del proyecto era favorecer las inversiones privadas, reducir el papel del Estado y modificar el marco legal. Adems de endeudar el pas, tambin hicieron endeudar a las comunidades indgenas. El proyecto trat, e incluso tuvo xito, de aumentar la dependencia de las comunidades indgenas y campesinas de las semillas, los herbicidas y los pesticidas provistos por compaas transnacionales. Este proyecto tena aires racistas y discriminatorios con respecto a los pueblos indgenas y afrodescendientes. Tambin contena, sin ninguna duda, una agenda oculta cuyo objetivo podra ser el debilitamiento del poderoso movimiento indgena.

Para que Ecuador salga de la crisis, el Banco Mundial aport sus soluciones: continuar, e incluso reforzar, la orientacin que condujo a la crisis (7024-0-EC-Ajuste Estructural, 7174-0-EC-Asistencia Tcnica Modernizacin del Estado, 4567-0-EC-Asistencia Tcnica Sector Financiero).

La accin global del Banco Mundial no ha mejorado la vida de la poblacin, todo lo contrario. La intervencin del Banco Mundial fue claramente nefasta y constituye en resumen un fraude y un dolo para el pas. Estas polticas de ajuste tuvieron consecuencias funestas para la mayora de la poblacin, que manifest en numerosas ocasiones su descontento, lo que llev a la cada de varios presidentes en el transcurso de los aos noventa y comienzos de la dcada del 2000 e hizo fracasar algunos de los objetivos del Banco, en particular, las tentativas de privatizacin.

En conclusin:

Es evidente que los prstamos del Banco Mundial, lejos de ser gestos desinteresados, son, por el contrario, un medio para someter un pas poltica y econmicamente al orden internacional de los poderosos, de modelarlo segn sus necesidades y las del grupo dominante local, para tratar de conseguir el mximo beneficio. Esta comunidad de intereses entre la oligarqua local y los acreedores permite comprender por qu los dirigentes ecuatorianos a menudo se plegaron sin pestaear al diktat del Banco Mundial, aunque para ello tuvieran que pisotear los derechos de los ciudadanos ecuatorianos.

La imposicin de las polticas por parte del Banco Mundial, mediante los programas que el propio Banco financi y las condicionalidades adjuntas a estos prstamos, constituye una negacin de la soberana y una flagrante ingerencia en los asuntos pblicos de un Estado, violando as el artculo 2, prrafo 1 de la Carta de las Naciones Unidas de 1945, que plantea el principio de igualdad soberana de los Estados y el derecho de decidir libremente sus regmenes econmicos, sociales y polticos. El Banco tambin viol el derecho al desarrollo de los pueblos, inscripto en el Pacto relativo a los derechos econmicos, sociales y culturales de 1966, que enuncia en el artculo 1: Todos los pueblos tienen el derecho de disponer de ellos mismos. En virtud de este derecho, pueden determinar libremente su estatus poltico y asegurar libremente su desarrollo econmico, social y cultural, as como en la Declaracin del Derecho al Desarrollo de 1986.

No es sorprendente que las polticas dictadas por el Banco, con el mayor desprecio de la voluntad del pueblo, hayan llevado a graves atentados a los derechos humanos fundamentales, tales como el derecho a un nivel de vida suficiente, a la salud, a la educacin, al trabajo.

El gobierno, la presidencia de Ecuador y el nuevo poder constituyente legislativo tienen el derecho de repudiar la deuda reclamada por el Banco Mundial, y pueden exigir reparaciones y restituciones.

Dada la responsabilidad del Banco Mundial en el deterioro de las condiciones de vida de una gran parte de la poblacin ecuatoriana, se debera entablar una accin judicial contra l, ya que a diferencia del FMI, el Banco no goza de inmunidad jurdica. [15]

Traducido por Griselda Pinero y Raul Quiroz



[1] En Ecuador, el FMI impone desde 1983 su programa, que tiende a conseguir la estabilidad macroeconmica a corto plazo a fin de reestablecer la capacidad del pas de pagar sus deudas. Este programa se materializa con la firma de una carta de intencin entre el pas endeudado y el FMI, que exige una poltica antisocial (austeridad presupuestaria, devaluacin, liberalizacin de los precios, etc.). Entre 1983 y 2003, Ecuador firm 13 cartas de intencin. Los gobiernos que se sucedieron hasta la eleccin en noviembre de 2006 de Rafael Correa no dudaron en firmar esos documentos, a pesar del impacto muy negativo sobre la mayora de la poblacin de las medidas que propugna.

[2] Entre el 1 de enero de 2008 y el 2025, el gobierno ecuatoriano debera pagar al Banco Mundial 1.110 millones de dlares (la amortizacin del capital representa 825 millones de dlares y los intereses 285 millones de dlares).

[3] Clculos del autor sobre la base del documento de la Comisin Investigadora de la Crisis Financiera Sntesis de los resultados de la investigacin, julio de 2007, p. 45.

[4] dem.

[5] El debilitamiento institucional en la dcada de los 90. Investigacin y anlisis del prstamo BIRF-3822-EC/Proyecto de modernizacin del Estado.

[6] Esta ltima parte de la ley viola el artculo 265 de la Constitucin. Este artculo dispone que el Banco Central no puede adquirir bonos emitidos por instituciones del Estado ni conceder crditos a instituciones privadas que no sean crditos de liquidez a corto plazo. La sancin de esta ley fue posible gracias a la Disposicin Transitoria 42 de la Constitucin de 1998, que autoriza durante dos aos al Banco Central a conceder crditos a los bancos en crisis. Esta Disposicin Transitoria entra en contradiccin con el artculo 265 de esta misma Constitucin.

[7] Informe de la Comisin Investigadora de la Crisis Econmica Financiera, julio de 2007.

[8] Revista Cuestiones Econmicas, Vol. 20. No.1, Primer cuatrimestre 2004, Banco Central de Ecuador.

[9] Informe de la Comisin Investigadora de la Crisis Econmica Financiera, julio de 2007.

[10] Prstamos de ajuste estructural (Structural Ajustment Loan), sectorial (Sectorial Adjustment Loan), o facilidades para la reduccin de la pobreza, y el crecimiento (FRPC, Poverty Reduction and Growth Facilities, PRGF)

[11] Piedad Mancero, El debilitamiento institucional en la dcada de los 90. Investigacin y anlisis del prstamo BIRF -3822 -EC/Proyecto de modernizacin del Estado .

[12] Estaban previstas una serie de condicionalidades: entre otras, la bsqueda de la liberalizacin de los tipos de inters, la creacin de un marco favorable para las inversiones extranjeras, la liberalizacin comercial y una nueva legislacin laboral.

[13] El proyecto prevea para esto la reorganizacin del ministerio de Comercio, de Industria y Pesca (MICIP) y la creacin de una nueva entidad pblica-privada de promocin de las exportaciones, la Corporacin para la Promocin de las Exportaciones e Inversiones (CORPEI). El proyecto financi la formacin de funcionarios del MICIP y de representantes del sector privado en la negociacin de los acuerdos financieros internacionales. Por otra parte, el Banco exigi la reduccin del personal del MICIP de 400 a 190 funcionarios. El gobierno haba aprobado previamente un cdigo de buena conducta para la adopcin y aplicacin de las normas de los acuerdos con la OMC relativos a las barreras tcnicas al comercio.

[14] El Banco Mundial financi numerosos proyectos que atentaron contra el ambiente y /o produjeron perjuicios a la soberana alimentaria y a los recursos naturales de Ecuador: los proyectos Asistencia Tcnica al Subsector Riego PAT (Prstamos 3730), PROMSA (Prstamo 4075-0-EC), PRAGUAS I y II (Prstamos 7035-O-EC, 7401-O-EC), Control de inundaciones Cuenca Bajas Ro Guayas (Prstamos 3276), entre otros.

[15] Dado que el Banco Mundial toma prstamos en los mercados financieros y en otros bancos, deba dar garantas de que pueden procesarlo si no reembolsa los crditos concedidos. La seccin 3 del artculo VII dice: Slo podr seguirse accin contra el Banco ante un tribunal de jurisdiccin competente en los territorios de un miembro donde el Banco tuviere establecida una oficina, en que hubiere designado un apoderado con el objeto de aceptar emplazamiento o notificacin de demanda judicial, o donde hubiere emitido o garantizado ttulos... Ver Eric Toussaint, Banco Mundial. El Golpe de Estado Permanente, Abya-Yala, Quito, 2007, captulo 23.

 


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter