Portada :: Conocimiento Libre
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-07-2008

Conocimiento libre, sociedad del riesgo global y ciudadana cosmopolita

Rafael Casado
Fiap

Conocimiento y desconocimiento son elementos clave para construir comunidades posnacionales donde tengan cabida nuevas formas de accin poltica y social, capaces de desmercantilizar y liberar la sabidura colectiva en la Sociedad del Conocimiento y Riesgo Global.



El conocimiento (en el sentido cartesiano del trmino, es decir, la consciencia de saber que se saben ciertas cosas y, en consecuencia, de que se desconocen otras) es un atributo estrictamente humano que, sin embargo, requiere determinadas condiciones sociales y amplios espacios de libertad para su generacin, aprendizaje, interiorizacin, sistematizacin, transmisin y aplicacin.


El conocimiento es libre por naturaleza y, ciertamente, puede generarse en soledad, pero solo es fecundo dentro de un contexto social porque tiene la capacidad intrnseca de adquirir su mximo valor en tanto se transmite y es compartido de forma libre y abierta . Por eso, cuanta ms libertad y sociabilidad, hay ms conocimiento, y por eso, tambin, es una aberracin pretender cosificarlo y hacer de l una mercanca privativa orientada al lucro y la exclusin, en vez de considerarlo un patrimonio colectivo de la humanidad.

Sostenibilidad del Conocimiento Libre.

Pero, si la generacin y uso del conocimiento demandan libertad y sociedad, tambin es cierto que toda sociedad requiere organizacin, lo que supone inevitablemente admitir ciertas estructuras de poder que, en determinadas circunstancias, pueden limitar o, al menos, condicionar la libertad. A nadie se le oculta que el poder --ya sea poltico, econmico, o de cualquier otra naturaleza-- necesita del conocimiento y que, cuando esa instancia de poder no est suficientemente controlada, acaba privatizando el conocimiento y apropindose de aquello que es patrimonio colectivo. Ha ocurrido siempre y, lamentablemente, seguir ocurriendo, pero ahora tenemos en nuestras manos la posibilidad de romper en parte esa dinmica perversa.

En efecto, hoy es posible planterselo en esta modernidad reflexiva y radicalizada que nos ha tocado vivir, donde algunos autores la identifican con la modernizacin del conocimiento, esto es, con cuestiones de distribucin, circulacin, consumo y potenciacin, y la sustancia y las formas del conocimiento, as como de los conflictos resultantes En opinin de estos autores (Giddens, Lash, Beck) la modernizacin reflexiva es una modernizacin del conocimiento, mediante la que los fundamentos de la vida y la accin sociales (y, por tanto, tambin los fundamentos del pensamiento y la investigacin sociolgicos) se hacen cuestionables, reorganizables y reestructurables . Se empieza a observar, por tanto, el surgimiento de nuevos tipos de conflicto mediante tipos diferentes de conocimiento, que son, simultneamente, tipos de certeza e incertidumbres.

Se trata de volver al fundamento ltimo del conocimiento y replantearse sus sistemas de generacin y distribucin, cuestionarlos y reorganizarlos en funcin de la accin social, de la vida y no del mercado.

Muchos autores apuestan ya por esta lnea, pero, sobre todo, la accin colectiva caracterstica de la red hace imparable esta nueva visin, cuyo objetivo --como venimos defendiendo en fiap desde hace aos-- no debe ser otro que la apropiacin social del conocimiento.

Nuevas formas de conocimiento, nuevos conflictos.


El cuestionamiento de las bases del conocimiento que proponemos asienta determinadas certezas pero tambin trae al primer plano la importancia de sopesar las incertidumbres (riesgos) que se derivan del desconocimiento, particularmente en lo relativo a las posibles nuevas formaciones de clases dentro de la sociedad reflexiva como consecuencia de las fracturas y mltiples estratificaciones sociales que se estn poniendo de manifiesto en funcin del tipo de acceso y uso de las tecnologas digitales.

En este sentido, la Sociedad de la Informacin y las Comunicaciones est sometida a la tensin entre la racionalidad comunicativa de Habermas y el poder discursivo de Foucault, y puede observarse cmo, sobre la base de polmicos horizontes cognitivos, morales y estticos del conocimiento, se negocian y establecen nuevas reglas respecto a qu queda dentro o fuera de la modernidad. En definitiva, cules son las nuevas reglas de inclusin o exclusin social en la sociedad ciberntica y global del siglo XXI.

En este contexto, parece indudable que, no slo el conocimiento, sino tambin el desconocimiento y las consecuencias no deseadas de muchas de las iniciativas que emprendemos son elementos clave para construir o reconstruir comunidades en torno a la percepcin y socializacin del riesgo. Asistimos, por lo tanto, al surgimiento de nuevos conflictos de la mano de los diferentes tipos de conocimiento que, a su vez, constituyen simultneamente nuevos tipos de certezas e incertidumbres. Sin embargo, no hay motivo para la desesperanza, puesto que stas pueden convertirse en una poderosa base de comunidad posnacional para la accin poltica y social, capaz de liberar y desmercantilizar el conocimiento en la Sociedad del Riesgo Global.

Hay espacio, por consiguiente, para resolver a favor del Conocimiento Libre los lmites hasta ahora impuestos por el poder poltico y econmico que ha venido empaquetando y mercantilizando todo tipo de conocimientos, mediante reglas y normas (patentes, cnones preventivos, derechos de autor, propiedad intelectual, etc.) cada vez ms insostenibles.

Conocimiento global, ciudadana global.


La sociedad digitalizada y globalizada requiere una nueva cibercultura y una nueva ciudadana cosmopolita que favorezca la liberacin del conocimiento. Lo cierto es que disponemos de mecanismos e instrumentos de accin poltica y social para eliminar las barreras a travs de nuevos movimientos globales y de las comunidades posnacionales.

Iniciativas como Creative Commons y el movimiento o comunidad del SW libre son buenos ejemplos de ello. Pero, ms all de trasladar al movimiento del Conocimiento Libre las libertades y derechos del SW Libre con carcter general, interesa aprovechar las contradicciones que la propia modernizacin reflexiva del conocimiento genera como otra clase de conocimiento: el desconocimiento.

Se trata, en definitiva, de trabajar para construir una cibercultura basada en una nueva ciudadana cosmopolita que, a diferencia de los capitalistas globales , est constituida por ciudadanos globales . Por ello apostamos.

Rafael Casado
, socilogo y presidente de fiap

http://www.fiap.org.es/index.php?option=com_content&task=view&id=842



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter