Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-07-2008

Retorno s, pero para los palestinos!

Hindu Anderi
Rebelin


La controversial ley Directiva Retorno, recientemente aprobada por el Parlamento Europeo, mediante la cual no solo se fijan normas para la admisin de extranjeros sino que adems se asumen mtodos brbaros para su expulsin, es la demostracin de que el "choque de civilizaciones", ms que una teora, es la realidad que actualmente vive la humanidad.

La teora de Samuel Huntington seala que "los estados-nacin seguirn siendo los actores ms poderosos del panorama internacional, pero los principales conflictos de la poltica global ocurrirn entre naciones y grupos de naciones pertenecientes a diferentes civilizaciones."

Si damos crdito a los que sealan que el modelo occidental es el autodenominado "la civilizacin", y las naciones orientales y pobres del planeta que son la mayora, son vista como "la barbarie", ya existe entre ambas una confrontacin cultural, del occidente con el oriente que no necesariamente se refiere a naciones que comparten la misma ubicacin geogrfica. Se deduce de ello, que Occidente considera tanto a los rabes, africanos, asiticos y latinos como "brbaros" y los condena a la marginacin.

La divisin existente entre los movimientos socialistas en Europa, facilit la aprobacin de esta ley sobre flujos migratorios que contradice toda lgica social y humana y que es considerada por Amnista Internacional como un "retroceso en materia de derechos humanos que criminaliza la migracin". Algunos parlamentarios europeos votaron a favor de este texto por dems controversial que entrar en vigencia el ao 2010.

La Directiva Retorno ha contado con el drstico rechazo por parte de intelectuales, artistas, organizaciones de derechos humanos, ecologistas, comunistas, socialistas y pases de la Comunidad Andina de Naciones.

Esta ley permite la detencin de los expulsables hasta de ao y medio, prctica desdeable para cualquier gobierno que se denomine democrtico. El presidente de Ecuador, Rafael Correa por su parte, la calific como una "agresin" y la rebautiz como "Directiva de la vergenza". Entre otras cosas porque este reglamento viola los derechos humanos a tal punto que establece que tanto los adultos como los menores de edad, lactantes, nios y adolescentes, son igualmente expulsables y no podrn regresar en un perodo de cinco aos al territorio de donde han sido echados.

La Comisin Europea estima que el nmero de inmigrantes ilegales es de 8 millones, quienes viven clandestinamente, y que cada ao ingresan de manera legal a Europa alrededor de 2 millones de personas, a quienes ahora quieren expulsar o echar en condiciones humillantes para que regresen a sus tierras de origen.

Europa quiere privilegiar los servicios y derechos a los ciudadanos originarios de su regin; garantizar como Estados Unidos lo hace la atencin a la poblacin blanca. Lo demostr cuando el huracn Katrina azot a los estados de Florida, Bahamas, Luisiana y Mississippi, mayoritariamente de poblacin afrodescendiente, que fue abandona a su suerte. Unas dos mil personas fallecieron vctimas del fenmeno natural.

Esta ley aprobada por el Parlamento Europeo no slo es deleznable como dezlenable e injusta es la poltica de no retorno que Israel aplica al pueblo palestino, desplazado de su territorio desde hace 60 aos.

La Organizacin de Naciones Unidas, en 1951 decret como Refugiado "todas aquellas personas que huyen legalmente de su pas debido a un temor bien fundado de ser perseguidos por motivos de raza, religin, nacionalidad, pertenencia a un determinado grupo social u opiniones polticas". Sin embargo, segn los movimientos de derechos humanos, por lo menos a 7 millones de palestinos desplazados en el mundo, el estado sionista de Israel les niega el derecho a retornar a su tierra, de los cuales por lo menos 1 milln 500 mil sobreviven en campos de refugiados, discriminados, sometidos a practicas terroristas y a masacres.

La fuerza de ocupacin israel, que cuenta con el silencio y la complicidad de la mayor parte de la llamada "comunidad internacional" representada en los gobiernos, argumenta que los palestinos desplazados no tienen lugar en esa tierra, pero abre programas para que judos de todas partes del mundo ingresen a ese territorio. Incluso es tan descarada esta prctica que todo ciudadano independientemente de su nacionalidad, si se convierte al judasmo puede optar por la nacionalidad israel y vivir all. Incluso las autoridades de las embajadas en los distintos pases estn obligadas a facilitar los trmites y recursos para el traslado. Porque el fin ltimo es no dejar espacio para el retorno de los palestinos.

Hoy con toda justicia los inmigrantes que escogieron una tierra para trabajar y vivir, protestan en contra de la ley de inmigracin aprobada por Europa, y por fortuna su protesta tiene espacio en los medios. Tambin millones son las voces que se levantan, con menos oportunidad meditica, y claman porque se respete el derecho que tiene el pueblo palestino de retornar voluntariamente a su tierra. No a la Directiva Retorno Retorno s, pero para los palestinos!


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter