Portada :: Europa :: De la Constitucin Europea al Tratado de Lisboa...
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-07-2008

Polonia es la nueva Irlanda

Guillem Sans Mora
Pblico

El presidente Kaczynski anuncia que no rubricar la ratificacin del Tratado de Lisboa y la Comisin Europea le recuerda que, igual que el resto de los miembros de la UE, firm el Tratado y se comprometi a ratificarlo



La Unin Europea (UE) acord el pasado 19 de junio en Bruselas continuar con la ratificacin del Tratado de Lisboa que los irlandeses rechazaron en referndum. Pero, en cuestin de dos das, Alemania y Polonia se han apeado por tiempo indefinido de este proceso.

El presidente de Polonia, Lech Kaczynski, anunci este martes en el diario Djennik que no va a firmar el tratado: "Ahora mismo, no tiene sentido. Pero es difcil decir cmo va a acabar todo esto". Y aadi que "el Tratado de Lisboa es un documento muerto".

En abril pasado, el conservador Kaczynski se haba puesto de acuerdo con el primer ministro, el liberal Donald Tusk, para ratificar el tratado en el Parlamento. Ayer, tras conocer la negativa de Kaczynski a firmar, Tusk seal que "es difcil aceptar una situacin en la que Polonia se vea colocada en la misma posicin que Irlanda, una posicin muy problemtica".

El lunes, tambin el presidente de Alemania haba dicho que no va a firmar el tratado hasta que el Tribunal Constitucional resuelva dos demandas de inconstitucionalidad presentadas por un poltico socialcristiano bvaro y el grupo parlamentario de Die Linke (La Izquierda). El alto tribunal no se pronunciar antesde finales de ao.

Escepticismo checo

Tampoco est claro que la Repblica Checa vaya a dar el visto bueno al tratado. El presidente del pas, Vaclav Klaus, es euroescptico como Kaczynski, y despus del no de Irlanda ha dicho que no tiene sentido continuar con la ratificacin.

Kaczynski ha interrumpido el proceso por miedo a la adhesin de Polonia a la Carta Europea de Derechos Humanos que, en opinin de su partido, podra permitir la introduccin del matrimonio homosexual en Polonia, as como provocar una ola de demandas de indemnizacin de los alemanes que antes de la guerra vivan en el actual territorio polaco.

Estos dos nuevos reveses para el tratado y un tercero que se avecina desde Praga fueron un mal comienzo para el turno francs en la Presidencia de la UE. Nicolas Sarkozy se ha propuesto precisamente recuperar la confianza de los ciudadanos en Europa con un control de la inmigracin ms estricto.

Axel Schfer, portavoz de poltica europea del Partido Socialdemcrata Alemn (SPD), considera que la decisin de Lech Kaczynski es "doblemente irresponsable". Es una afrenta al Parlamento polaco, que haba ratificado el tratado y, asimismo, por haber sido uno de los negociadores del texto cuando su hermano Jaroslaw Kaczynski era primer ministro, seal Schfer a Sddeutsche Zeitung.

Sarkozy viajar a Dubln el prximo da 11 para buscar con el Gobierno irlands una salida a la crisis institucional de la UE de aqu a la prxima cumbre, en octubre. En Bruselas, los diplomticos creen que la nica solucin es convocar un segundo referndum en Irlanda, algo que de momento ningn poltico europeo se atreve a proponerpblicamente.

Con Polonia y Chequia, Sarkozy tiene otras opciones. La ms citada es la amenaza de que sin Tratado de Lisboa no habr ms ampliaciones de la Unin Europea. Polacos y checos quieren que la UE llegue hasta los Balcanes, comenzando con la adhesin de Croacia.

La Comisin Europea record a Polonia que, igual que el resto de los miembros de la UE, firm el Tratado de Lisboa y se comprometi a ratificarlo, informa Efe. Al ser preguntada por las declaraciones de Kaczynski, la portavoz del Ejecutivo comunitario Pia Ahrenkilde record que el presidente polaco jug un papel relevante durante la negociacin del texto. Kaczynski logr conservar su capacidad de bloqueo de las decisiones comunitarias aunque no cuente con el apoyo de una mayora de estadosmiembros.

Los gemelos atacan por separado

Kacynski tena en febrero un grado de aceptacin del 29% entre los polacos, segn una encuesta del diario Gazeta Wyborca'. En junio, el 73% por cierto deca no querer que el presidente de Polonia se presente a la reeleccin en 2010.

A pesar de esta falta de apoyo popular, o quiz precisamente por eso, Kaczynski opta por perfilarse como slido guardin de principios.

El 19 de marzo advirti en televisin de los males que se pueden avecinar con tanta integracin europea, y habl a los telespectadores con imgenes de fondo de una boda gay en EEUU.

El primer ministro Tusk se distanci del presidente: "Asustar a los polacos diciendo que los homosexuales y los alemanes suponen una amenaza para la UE es estpido, indecente y muy daino para la imagen de Polonia en el exterior", dijo a AFP.

Las desavenencias entre los partidos de Tusk y Kaczynski son ahora una enemistad abierta con acusaciones de traicin. Kaczynski, por ejemplo, le haba prometido a Tusk que firmara el tratado.

La negativa de Kaczynski a firmar no fue una sorpresa. El presidente suele decir pocas cosas que no haya dicho ya antes su hermano gemelo, el ex primer ministro Jaroslaw Kaczynski. ste haba dado por muerto el tratado hace tan slo unos das.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter