Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-07-2008

Cronopiando
La legitimacin de la infamia

Koldo Campos Sagaseta
Rebelin


A falta de que el Senado de Estados Unidos ratifique el proyecto de ley votado recientemente por la Cmara de Representantes, el premio Nobel de la Paz, Nelson Mandela, podra dejar de ser considerado terrorista por el gobierno estadounidense.

La medida ha sido saludada, por merecida y oportuna, por los grandes medios de comunicacin, pero nadie ha cuestionado la legitimidad que pueda tener el gobierno estadounidense, tras dividir el mundo en ejes del bien y el mal, como para erigirse en nico rbitro, supremo juez, dios todopoderoso, con derecho no slo a sancionar conductas de pases y de personas, sino a ejecutar sentencias.

Ninguno de esos grandes medios de comunicacin cuestiona el pretendido derecho de los Estados Unidos de ser, adems de polica del mundo, tambin su maestro y su contable. Y todo ello al margen del derecho internacional, de cualquier derecho.

El pas donde ms delitos y asesinatos se cometen y que dispone de la mayor poblacin carcelaria del mundo, poco puede aportar a los dems en materia de seguridad y orden pblico.

El pas donde ms estudiantes mueren y matan, no est en condiciones de ilustrar a nadie sobre educacin.

El pas donde ms droga se trafica y consume, tampoco es el ms indicado para censurar en los dems la falta de eficacia en la lucha contra el narcotrfico.

El pas donde ms dinero genera la industria pornogrfica y en cualquiera de sus muchas vertientes, no puede andar alardeando entre sus vecinos de sus virtuosos principios morales.

El pas que ms derrocha y gasta, que ms consume y debe, no es ejemplo que valga de modelo al uso racional de los recursos que a los dems se exige.

El pas que acumula los mayores depsitos de ropa y de comida del mundo, y que, al mismo tiempo, asiste indiferente a la multiplicacin de la indigencia y los hambrientos en su propio pas; que consinti Nueva Orlens e hizo de un huracn una tragedia, debera ser ms comedido antes de reprochar en los dems el irrespeto a la dignidad humana.

El pas cuya justicia remite para dentro de 21 aos el esclarecimiento del asesinato de su presidente, cometido hace 45 aos, si considera entonces, 66 aos despus del magnicidio de Kennedy, que la ciudadana ya est capacitada para digerir aquel golpe de Estado , difcilmente va a poder contribuir a mejorar la justicia ajena.

El pas en el que gana las elecciones el candidato que queda segundo, porque no existe un tercero, o el que sobreviva al atentado y, en cualquier caso, pueda pagarse la millonaria campaa, en la que nunca vota ni la mitad del electorado, carece de cualquier legitimidad para andar dictando conferencias sobre democracia y pluralismo.

El pas que ms vulnera los derechos humanos, los propios y los ajenos, que secuestra, tortura y asesina, que ha extendido la guerra y la desolacin por el mundo, que ms armas fabrica y vende, que ms ejrcitos emplea, poco puede decir sobre la paz.

Sin embargo, los grandes medios de comunicacin, todos los das, refrendan la legitimidad de tan infame absurdo y aplauden o censuran las listas del Imperio, sus excluidos y sus incluidos, sin reparar nunca en su derecho, en la legitimidad que pueda tener, ya no la lista, sino su autor.

Algo parecido ha ocurrido con las mentadas armas de destruccin masiva. Las tena Iraq? No las tena? Aos han pasado en que los medios de comunicacin se han ocupado de afirmar su existencia o ponerla en duda. Algunos peridicos hasta llegaron a descubrir las armas navegando a bordo de enormes barcos por los mares del mundo, de puerto en puerto, para no ser ubicadas.

Y todava creen algunos que esa era la cuestin. Que Iraq tuviera o no armas de destruccin masiva o de aniquilamiento reducido, o de exposicin instantnea, es irrelevante.

Antes de interesarnos por cualquiera de esas dos posibilidades, haba otras preguntas y respuestas que nunca fueron inquietud de los medios. Porque en base a qu ley universal, a qu razn humana, a qu comn derecho, hay pases que no pueden disponer de ciertas armas mientras otros las fabrican, las acumulan y las venden?

Por qu es inaceptable que Irn pueda tener, si ese fuera su propsito, armas nucleares, y s es comprensible que Israel disponga de un arsenal de cientos de artefactos de ese tipo? Por qu Israel es el nico estado en la regin que dispone de armas de destruccin masiva? Es lgico que el nico pas que en la historia de la humanidad ha utilizado la energa nuclear con fines terroristas, asesinando a cientos de miles de ciudadanos japoneses, pueda ser ahora quien extienda los permisos para fabricar semejantes horrores?

Todos los das, y es otro ejemplo de cmo los medios cambian la escena del crimen, borran las evidencias o crean pistas falsas, es desarticulada una clula terrorista islmica en algn lugar del planeta. Cada tres semanas, aproximadamente, le toca el turno a Espaa. Son noticias-globo que se inflan y se desinflan de un da para otro, pero siempre dejan al pasar la sensacin de alivio en la ciudadana que se sabe protegida frente a tanta amenaza fundamentalista. Nunca aparecen armas ni explosivos pero se les incautan ordenadores, mviles y dinero. Y es un delito disponer de ordenador, tener un mvil, tener dinero?

A veces he ledo, incluso, que se les haba encontrado libros en rabe, o que haban viajado recientemente a algn pas rabe, o que tenan contactos con otros rabes, circunstancias todas que, cuando son rabes los detenidos, hasta podran explicarse sin necesidad de recurrir a los satlites.

Se les acusa de recaudar dinero para apoyar la insurgencia iraqu. Ser verdad? Ser mentira? Lo hacan siempre? Quizs de vez en cuando? En algn caso, tambin lo he ledo, hasta utilizaban para sus envos famosas compaas de valores para mejor pasar desapercibidos.

Los medios reproducen los partes de guerra, sin mayores preguntas, sin menores tambin. La criticidad es mala consejera y, adems, no paga dividendos.

Y aunque fuera cierto que los detenidos recaudaban dinero para defender su pas y su gente de quienes los invaden Eso es un delito? Qu causa en el mundo no ha demandado fondos para defender su derecho a la vida? No recaudaban fondos los independentistas de las trece colonias estadounidenses para ganar su guerra de liberacin? No son, en buena parte, las aportaciones millonarias de judos las que hacen posible su estado en Israel? No financian los bancos y las transnacionales guerras de alta y baja intensidad? Y es delito que un millonario judo pague su impuesto revolucionario, o que una financiera invierta en una guerra?

Tambin se les acusa de reclutar gente que mandar a los frentes de guerra de Iraq y Afganistn. Ser verdad? Ser mentira? Podr probarlo, esta vez, el juez Garzn?

Los medios vuelven y nos colocan frente a la doble disyuntiva de la que debe desprenderse la razn o sinrazn de la justicia. Y aunque fuera cierto Es un delito reclutar gente, personal militar para emplear en guerras? Y no existen numerosas compaas estadounidenses, legalmente establecidas, dedicadas a la contratacin de mercenarios que emplear en sus guerras? Y no son mercenarios la segunda fuerza de ocupacin en Iraq?

Recientemente, aviones colombianos bombardeaban territorio ecuatoriano, y tropas enviadas por Uribe intervenan en el pas vecino para asesinar a un alto dirigente de las FARC, a algunos guerrilleros y estudiantes. Los medios de comunicacin, naturalmente, se han centrado en la existencia de un supuesto ordenador que sobrevivi indemne al bombardeo y que todos los das sorprende al mundo con alguna nueva revelacin que relacione con las FARC a Chvez, a Fidel, a Correa, a Evo Morales, a ETA, a la gripe aviar, al cambio climtico

Repararon los medios en la fragrante violacin de la soberana de Ecuador? Les dej espacio en sus portadas las inagotables confesiones del ordenador ms parlanchn del mundo?

Los pocos medios que se refirieron a lo que fue un acto de guerra de un pas hacia su vecino, tambin dieron a entender que, en ocasiones, el fin justifica los medios.

Y podra Cuba, apelando al mismo derecho y fin, bombardear los campamentos terroristas de La Florida o hacerse con la computadora de Posada Carriles?



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter