Portada :: Argentina :: Conflicto agrario
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-07-2008

Diputados aprueban gravar las exportaciones de granos de Argentina

Stella Calloni
La Jornada


Organizaciones sociales pro gubernamentales festejaron hoy frente al Congreso la aprobacin por la Cmara de Diputados del proyecto de retenciones mviles con modificaciones en este caso a las exportaciones de soya enviado por el Ejecutivo, despus de un largo conflicto con cuatro entidades del campo, lo que mantuvo en vilo al pas durante ms de tres meses por un paro patronal, calificado aqu como destituyente o golpista.

La norma fue aprobada con 129 votos favorables contra 122 en contra y dos abstenciones.

Se ratific as el sistema de impuestos mviles a las exportaciones de granos, con nuevas compensaciones agregadas a las que ya haba dispuesto el gobierno para los pequeos y medianos productores y otras medidas que benefician a stos, y se cre el Fondo de Redistribucin Social para la inversin en construccin de hospitales y escuelas.

Las cuatro entidades del agro manifestaron nuevamente su desacuerdo con el proyecto, aunque destacaron que estaban satisfechos por la fuerte discusin que hubo en el Congreso aunque algunos no descartaron volver a las rutas, bloqueos con que amenazaron antes y despus de la votacin,

Tambin manifestaron esperanzas sobre la prxima votacin del proyecto en el Senado, como lo dijo Luciano Miguens, presidente de la Sociedad Rural Argentina, que estuvo comprometida con todos los golpes de Estado en el pas, quien adems seal que an queda el camino de la justicia.

A su vez, Eduardo Buzzi, titular de la Federacin Agraria Argentina, consider como gran apoyo los 122 votos logrados, y aunque habl de esperar con calma no se descart nuevas medidas de fuerza de los ruralistas.

Esta organizacin tuvo fuertes debates internos y algunas figuras se alejaron ante las duras posiciones tomadas debido a las alianzas con los terratenientes.

El proyecto va ahora al Senado, despus de varios das tensos y de una dura pelea, porque en la sala no slo se debatieron las retenciones sino que fue una lucha poltica donde la oposicin de todo el arco de la derecha y otros sectores intentaron derrotar al gobierno de Cristina Fernndez, en defensa de lo que llaman campo aunque slo se trata de cuatro entidades que renen a los grandes productores y terratenientes con medianos y pequeos agraristas.

Tambin resurgi durante la discusin la vieja interna del peronismo gobernante.

Al finalizar la votacin, el diputado Agustn Rossi, presidente de la bancada del oficialista Frente para la Victoria, afirm que con este medida se haba gravado a quienes concentran econmicamente el negocio y que a su vez se lograron nuevos cambios en favor de los medianos y pequeos productores del campo.

Tambin consider que el avance de los proyectos sobre arrendamientos rurales y la aplicacin del impuesto a la ganancia a los pools organizados a travs de fideicomisos favorece a los pequeos productores.

El anuncio presidencial sobre estas retenciones en marzo pasado unific a las cuatro entidades que durante aos estuvieron enfrentadas y rpidamente se decidi un paro patronal. A pesar de algunas treguas, nunca abandonaron las rutas tomadas en todo el pas, lo que lleg a provocar desabastecimiento, aumentos de precios y un agresivo conflicto.

ste fue apoyado por la mayora de los medios de comunicacin, que responden a los antiguos poderes econmicos y a intereses extranjeros que intentan presionar al gobierno de Fernndez para romper sus lazos con el Mercado Comn del Sur y sus derivaciones integradoras.

El Estado argentino y sectores pblicos fueron afectados econmicamente en cifras millonarias, en momentos em que el pas se encontraba en fuerte crecimiento.

Por estas razones, militantes de organizaciones pro gubernamentales decidieron mantenerse en la Plaza del Congreso desde el pasado viernes, en defensa de la democracia y la institucionalidad, que consideraron amenazadas.

Se conoci en los ltimos tiempos que la mayora de los correos electrnicos que instaban a la sublevacin, a los cacerolazos y a los cortes de rutas provenan de ex militares y ex servicios de inteligencia de la pasada dictadura, que adems estuvieron en todas las manifestaciones del campo.

As, el voto favorable fue visto por las organizaciones sociales como victoria de la democracia y una derrota del golpismo subyacente, las que llamaron a respetar el voto del Congreso sealando que el debate fue abierto y democrtico, aunque nada parece conformar a los dirigentes rurales.

En referencia a esta situacin, la reconocida analista poltica Sandra Russo seal hoy en su columna en Pgina 12 que el antikirchnerismo es una cosa, el golpismo en Argentina es otra. Limar las instituciones, desconocer leyes, correr todos los das las propias condiciones, volver a amenazar con cortes de rutas, volver a amenazar en consecuencia con el conflicto y el caos social que crearon ellos (las entidades rurales), a esta altura es actuar aquello que se desprenda, desde un primer momento, del clima destituyente.

Russo sostiene que est a la vista que lo que hubo y hay es resistencia a vivir en una democracia que supone reglas de juego, y advierte que los ruralistas no van a aceptar las reglas del juego democrtico (...) y no se detendran si para deshacerse de la resolucin maldita debieran deshacerse de la democracia.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter