Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-07-2008

Puede Nasrallah unir al Lbano?

Rannie Amiri
CounterPunch

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez


Las diferencias entre los libaneses les estn poniendo al borde del abismo, declar el Presidente libans Michel Suleiman en una reunin con dirigentes cristianos y musulmanes tras reproducirse la violencia en la ciudad de Trpoli.

La inquietante declaracin del recin elegido presidente del Lbano pareca al principio estar fuera de lugar. Se produjo tras los enfrentamientos entre sunnes leales al gobierno, en el barrio de Bab al-Tebbaneh de Trpoli, y seguidores alauitas de la oposicin, en el barrio vecino de Yabal Mohsen. Los enfrentamientos del 22 y 23 de junio dejaron finalmente nueve muertos y cuarenta y cinco heridos antes de que el ejrcito libans lograra poner fin a los combates.

No obstante, la situacin en Trpoli no se puede comparar con los sucesos acaecidos en Beirut hace ms de un mes. En aquel momento, los hombres de Hizbollah barrieron y extendieron su control sobre casi todo Beirut Oeste cuando el primer ministro del gabinete, Fouad Siniora, orden desmantelar la red privada de telecomunicaciones del grupo. Beirut pareca prepararse para una guerra civil general. Tras la intervencin del primer ministro de Qatar, representantes de la oposicin y de la coalicin gobernante del 14 de Marzo acordaron reunirse en Doha. El resultado fue el Acuerdo de Doha, al que se lleg el 21 de mayo, que asign a la oposicin suficientes puestos ministeriales como para poder ejercer el veto sobre las decisiones del gabinete y llev a la eleccin, cuatro das despus, del General Michel Suleiman como presidente.

Tras la propuesta del grupo del 14 de Marzo para que Siniora continuara como primer ministro, hubo muchas esperanzas de que pronto pudiera formarse un gabinete y superarse as la crisis poltica de dieciocho meses de duracin que haba paralizado al pas. Las inacabables rias sobre carteras clave entre el grupo de oposicin del Bloque por el Cambio y la Reforma de Michel Aoun y el Movimiento por el Futuro de Saad Hariri, el partido gobernante de la coalicin mayoritaria, impidieron que todas esas expectativas se materializaran.

La reanudacin de los combates de base sectaria (aunque en Trpoli, no en Beirut) despus de Doha, unida al fracaso a la hora de formar un gobierno de unidad nacional, fueron probablemente lo que hizo que Suleiman pronunciara tan fatalista declaracin.

Sin embargo, el Lbano es una nacin donde a menudo coexisten la esperanza y la desesperacin.

Como se acerca el segundo aniversario de la guerra de julio de 2006, Hizbollah y el gobierno israel han llegado a un acuerdo sobre intercambio de prisioneros. En una conferencia pronunciada el 2 de julio, el secretario general de Hizbollah, Hassan Nasrallah, confirm que se le entregaran a Israel los dos soldados israeles capturados tras traspasar la frontera en el verano de 2006 (que proporcionaron a Israel el necesario pretexto para su consiguiente invasin del Lbano) a cambio de cinco prisioneros libaneses all retenidos.

El ms famoso de ellos (o el ms infame, dependiendo de a qu lado de la frontera se narre la historia) es Samir Kantar, un druso libans. Actuando como miembro del Frente de Liberacin de Palestina, intervino en un ataque ocurrido en 1979 en el que murieron tres israeles, incluida una muchacha (Kantar afirma que la chica muri en el intercambio de disparos con los soldados israeles), por lo que fue condenado a cuatro sentencias a perpetuidad.

Israel entregar tambin los restos de otros combatientes libaneses y de Hizbollah que murieron durante la guerra de julio y, en una fecha posterior, liberar un nmero no revelado de prisioneros palestinos. Por otra parte, Israel recibir los restos de sus soldados y se le dar informacin definitiva sobre el destino del aviador desaparecido Ron Arad.

En la conferencia de prensa en la que confirm el acuerdo alcanzado con Israel, Nasrallah concluy diciendo:

En primer lugar, quiero felicitar a todos los libaneses por este logro y espero que todos lo consideren como suyo. Lo abordaremos de la misma forma en que abordamos la victoria de 2000 y no lo utilizaremos para fines internos.

El segundo punto es acerca de los cuerpos que regresarn al Lbano sus funerales deberan ser un evento nacional, unificado, una oportunidad para que los libaneses se reencuentren de nuevo Personalmente anuncio la absoluta disposicin de Hizbollah para celebrar cualquier encuentro poltico en cualquier circunstancia y contexto si eso ayuda a unir al Lbano, a preservar la paz civil y a superar la fase anterior vivida en nuestro pas.

El punto final es que insto a todos los poderes populares a distanciarse de cualquier provocacin para que podamos hacer un uso positivo y civilizado de la sangre derramada y poner fin a los abismos existentes entre libaneses.

La reaccin ante el discurso de Nasrallah entre quienes ms se haban opuesto a l, incluidos Siniora y Walid Jumblatt, fue refrescantemente positiva.

Siniora acogi con alborozo el inminente regreso de los detenidos libaneses, declarndolo un xito nacional. Prometi asistir a la ceremonia convirtiendo su regreso en una fiesta nacional. Jumblatt calific como alentadoras las declaraciones de Nasrallah y plane tambin felicitar a Kantar y a los dems sealando: Esta cuestin va ms all de cualquier consideracin poltica o de seguridad. Desgraciadamente, pero muy previsiblemente, el jefe del Movimiento por el Futuro, Saad Hariri, no hizo comentario alguno pero indic que su partido tambin participara en las ceremonias de bienvenida.

Si el alcance de las palabras de Nasrallah o el prximo regreso al Lbano de los capturados y de los muertos ser suficiente para unir a este fracturado pas es algo que an est por ver. Las seales iniciales son esperanzadoras. Pero como siempre fue muy arriesgado predecir el futuro poltico del Lbano, probablemente sea mejor decir que ese es un captulo que todava est por escribir.

Rannie Amiri es un comentarista independiente sobre el mundo islmico y rabe. Puede contactarse con l en: [email protected]

Enlace con texto original:

http://www.counterpunch.org/amiri07062008.html

 

 

 

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter