Portada :: Europa :: El rapto de Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-07-2008

Europa sin autonoma ni dignidad

Tito Pulsinelli
Selvas


Aumenta el precio del petrleo y de los cereales, se hunde el dlar. De quin es la culpa? Al unsono, la mega-mquina meditica dictamina: es el egosmo de los pases productores de petrleo que se rehsan a abrir las llaves de un recurso que se est agotando. La dinmica es otra: se desploma el dlar y suben los precios de los granos, maz y arroz. Por qu?

Slo Estados Unidos puede emitir libremente la cantidad de dlares que considera oportuna. Ms all de cualquier control, no hay cobertura en oro, ni el respaldo de una economa ya viuda de crecimiento y expansin, esposa polgama del endeudamiento interior y exterior.
La especulacin de los "futures" es el verdadero elemento de perversin y de explosin de los precios. Por qu?

El reglamento del "Commodity Future Trading Commission" del gobierno de Estados Unidos, permite unos contratos en el Nymex anticipando slo el 6% de una provisin petrolera. Luego est el endeudamiento, se solicita un prstamo y con ste se paga el resto de la factura.
Con el barril a 128 dlares, el especulador debe disponer slo de 8 dlares por barril, los dems 120 los busca en otras partes y los consumidores pagan los onerosos intereses correspondientes. Este poder excepcional de casta, el llamado "16 por 1", hace gravitar inevitablemente los costos y representa cerca del 60% del precio del barril, trasladado totalmente a los consumidores[1] .

Hasta ahora la Bolsa de Nueva York y la de Londres eran dueas absolutas de la produccin mundial de los hidrocarburos, porque pagaban con una moneda que era desvinculada de todo y que actualmente se devala al ritmo del 30% anual.
El famoso shock petrolero de 1972 fue provocado por una devaluacin del 40% del dlar frente al marco alemn. Una simple influencia respecto al actual infarto de una devaluacin simultnea en relacin a todas las dems divisas, as como el oro, plata y materias primas y cereales.

Ahora impera una terrible ecuacin: el 1% de devaluacin del dlar determina automticamente un aumento de 4 dlares por barril. Viceversa, si el dlar se reevaluara del 10%, el petrleo disminuira de 40 dlares. Es increble pero cierto.

Cunta gasolina, nafta, aceites, lubricantes y otros derivados se recaban de un barril de petrleo? Es un secreto muy bien protegido por las transnacionales, que los polticos se callan. Hay quien sostiene que se obtienen 135 litros de carburante, otros dicen que seran 85, pero todos concuerdan que la parte ms suculenta estara en las ganancias que se generan por los innumerables derivados.

Finalmente, la soga del 65% de impuestos que la zona-euro aplica a los consumidores de combustibles: un impuesto cobrado por las gasolineras, donde no se diferencian los ingresos y el estatus social de los consumidores.
Si dos ms dos diera cuatro, los consumidores deberan actuar contra la exagerada extorsin fiscal de la Unin Europea y la avidez desmesurada de las compaas petroleras que hasta demostrar lo contrario son las que estn haciendo los mejores negocios con el encarecimiento del petrleo.

La poltica del "compro petrleo de papel hoy y vendo el prximo ao" es una apuesta a favor del encarecimiento continuo de los hidrocarburos. Irn dice que la Exxon y Washington estn almacenando ingentes recursos financieros para poder echar mano del subsuelo de Alaska, es decir iniciar perforaciones de gran complejidad que requieren volmenes de capitales elevados.

El tiempo acota, dentro de nueve aos los Estados Unidos no tendrn ninguna produccin interna. Se queda Alaska, la anexin-apropiacin (o privatizacin) de los yacimientos mexicanos en el Golfo de Mxico, el petrleo africano que sustraer a China o la manu militari contra Venezuela.

Est claro que todo esto se refleja en mayores costos en el sector agrcola. Sin embargo, cmo es posible explicar los precios del arroz cuadruplicados en los Estados Unidos y la limitacin de las cantidades adquiribles en los supermercados? El costo de los abonos no se ha multiplicado por cuatro. Adems, considerando la devaluacin galopante, el actual precio del petrleo equivale al valor real de cerca de 100 dlares en 2007.

Por todas partes ha sido sealado que los agro-combustibles no son ms que alimentos sustrados a las bocas y empleados en los motores. Brasil y Estados Unidos pasan por alto el asunto y aumentan las superficies frtiles destinadas al etanol. Bush y la Unin Europea confirman las subvenciones a la agroindustria, aun cuando ya no produce alimentos para uso comestible, pero se oponen a cualquier intervencin a favor de los consumidores y al control de los precios.

No merece muchos comentarios el cinismo de quien pone en tela de juicio a los nuevos "irresponsables" consumos alimenticios de China e India. Qu deberan hacer con sus nuevas ganancias? Slo comprar videojuegos y telfonos celulares?
El aumento hiperblico de la comida es la respuesta salvaje del sistema bancario y de las trasnacionales "occidentales" al incremento de los precios de las materias primas.
Recuperan con los cereales lo que perdieron con las nacionalizaciones de los yacimientos en Irn, Rusia, Venezuela, Bolivia, Ecuador y con la inconclusa depredacin de los pozos iraques.

La casta financiera del mundo industrializado apunta a neutralizar el regreso de los Estados a cuestiones vitales como la regulacin de la oferta, control de precios, limitaciones a las exportaciones para priorizar el consumo interno de los pases productores.
Quieren recuperar el terreno estratgico perdido y acelerar la acumulacin de excedentes financieros con una especulacin sin lmites. Y si hay que desnutrir y matar de hambre, no hay problema: el mercado es libre y soberano, todo lo dems es vulgar demagogia "populista".

En este siniestro panorama aflora una sola evidencia: el dlar ya no puede desarrollar la funcin reguladora de los intercambios mundiales. Se ha vuelto un factor multiplicador de volatilidad e incertidumbre. La cordura impondra que el primer paso sensato sera hacerlo a un lado y remplazarlo con una canasta de monedas. En cambio, la Unin Europea parece olvidarse que cuenta con un instrumento denominado 'euro'.

Desde mayo de 2008 Irn empez a firmar contratos de gas y petrleo con los precios establecidos slo en euros. Es comprensible que este hecho no le agrade a Washington, pero consterna la conducta masoquista de la Comisin de Bruselas. Suiza, en cambio, acaba de firmar un contrato con Irn, y un gaseoducto convoyar directamente los abastecimientos de los prximos veinte aos.

Parece ser que la respuesta a la dependencia energtica, que es un hecho real dado que el buen dios ha posicionado los recursos energticos en las tierras de los infieles, de los "populistas" o de los "poco democrticos"- es la de flanquear a los extremistas del otro lado del ocano, en la reconquista de la energa y de los minerales con los argumentos marciales de la OTAN.

La Europa de los "cinco indicadores macroeconmicos" como nicas tablas de la ley, confinada por los banqueros centrales al restringido permetro de mercado y moneda, sin una poltica exterior coherente y creble, sin un proyecto geopoltico autnomo y soberano, est destinada a ser subalterna. Es demogrficamente vieja, sobre-poblada, sin materias primas, sin fuentes propias de energa y bastante contaminada.

Sacrificar ingentes recursos a las tecnologas militares, invertidas en un aparato blico en el cual no ejercer un efectivo control, ya que est bajo el control real de los Estados Unidos. Al servicio de su poltica internacional, que apenas puede tolerar el bloque europeo como gigante econmico, pero a la condicin definitiva de enano geopoltico sin traccin propia.

No basta haber sacrificado el histrico y peculiar contrato social y el equipamiento del Estado del welfare, ahora la Europa de las finanzas ha decidido endurecer an ms su estructura interna.
La criminalizacin de la estancia no autorizada y el aumento a 65 horas del tiempo de trabajo exigible a los asalariados, slo son una pequea entrada del nuevo men de la caresta.
Explotar de inmediato hasta el tutano los braceros extranjeros, luego los asalariados con regular documento de identidad, mientras los infortunios en el trabajo han regresado a los niveles de la posguerra. Cundo volver el trabajo infantil y a destajo?

La impalpable "democracia representativa" est dejando carta blanca a los gobiernos que deben sufragar con el autoritarismo al declinante consenso, al crecimiento cero estable, prembulo a la cada del modelo de desarrollo seguido hasta ahora y de los mitos globalistas.
En el nuevo escenario del multipolarismo, la renuncia a un papel geopoltico autnomo, proporcionado a la jerarqua de su economa, condena Europa a permanecer como tercera costa de Estados Unidos, aun cuando est francamente en declive.

Mientras que el centro de gravedad se disloca entre el Pacfico y el Sur, el G8 insiste en auto-representarse con un estatus ficticio. Ignoran lo nuevo que ya ha salido a flote: la jerarqua real de India, China, Brasil y Rusia.
No se trata slo de economas crecientes, de PIB, son en todos los sentidos los nuevos actores globales sentados alrededor de la mesa del multipolarismo, en la que la Unin Europea se rehsa a sentarse con una identidad definida, y as no contribuye al nuevo equilibrio internacional, ni a alejar el espectro de la guerra.

La UE es rehn del permanente boicot britnico y del ultranacionalismo de Polonia. Por el atvico sueo de dominar desde el Mar Bltico hasta el Mar Negro, Varsovia complace a Washington como vasallo perfecto: militariza, desestabiliza, concede bases y se presta para construir una barrera con Eurasia. Es decir, el horizonte del nuevo eje de poder emergente.

Acaso alguien recuerda a Jacques Delors? Perdi el partido contra los adeptos autoritarios de los "cinco indicadores macroeconmicos" como nica brjula. Su propuesta de Europa "a dos velocidades" ha cedido el paso a la Europa-matrioska.
Hoy es un contenedor que encierra a su interior diversas cosas: la OTAN, luego los vasallos blticos que aspiran a un papel de "OTAN en la OTAN", y finalmente la oposicin permanente guiada por Londres, que amenaza una "Unin europea en la UE".

Los fundamentalistas de Bush han fracasado en todo al interior e internacionalmente- pero el nico balance positivo pueden presumirlo con Europa, donde han dado continuidad a las polticas de Kissinger y Brzezinski. Despus del histrico, desastroso balance de "Estados Unidos contra todos", de "o conmigo o contra de m", asistiremos al relanzamiento de su versin corregida y actualizada en "OTAN contra todos?

(Traduccin Clara Ferri)

 

[1] www.oulala.net/Portail/breve.php3?d_breve=1507


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter