Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-07-2008

Las medidas del PSOE ante la crisis
Moncloa lanza su agenda neoliberal

Isidro Lpez
Diagonal


Pese a que pocos polticos y periodistas tienen claro en qu consiste la actual crisis, se suceden los artculos y declaraciones sobre la misma. Analizamos las consecuencias de estos discursos y las medidas tomadas desde el Gobierno.

El Financial Times publicaba recientemente un artculo que instaba al Gobierno a tomar medidas urgentes para la reactivacin econmica. La receta es muy conocida : menores incrementos salariales, un mayor crecimiento de la productividad, as como mayor grado de innovacin y de mejora en la competitividad exterior. Sin embargo, hay un punto central de esta espiral descendente que se escapa a estas recetas automticas.

El ncleo de la crisis espaola es la cada de los niveles de consumo personal y familiar. Durante estos aos de bonanza econmica y crecimiento desbordante del PIB, nadie desconfiaba de que cada vez se consumiera ms mientras los salarios reales se mantenan estancados o perdan capacidad adquisitiva. La solucin a este misterio, el nuevo milagro espaol, consista en la conversin del endeudamiento hipotecario masivo y el crecimiento de los precios de la vivienda en riqueza patrimonial que se trasladaba, al mismo tiempo que suban los precios de la vivienda, a la esfera del consumo en forma de compras contantes y sonantes. Si a la dependencia real de los precios de la vivienda para mantener los niveles de consumo se le suma el pnico generado por las noticias de crisis inminente la famosa profeca autocumplida que acelera las devaluaciones de los activos financieros nos podemos hacer una idea de la resonancia que, ms all de la situacin del sector de la construccin como tal, tiene la crisis inmobiliaria sobre el conjunto de la vida econmica.

Huelga decir que, con este panorama, pedir que se contengan los salarios an ms, equivale a pedir que la crisis sea especialmente cruel con los que menos tienen y, por si esto fuera poco, a deprimir an ms el consumo y a alargar ms la crisis. Pero no hay problema, como tambin dice The Economist, si Zapatero quiere contrarrestar la impopularidad de estas medidas de ajuste valdra ms llamarlas de desposesin no tiene ms que aplicar mano dura contra los inmigrantes para ganarse el apoyo de la empobrecida clase media autctona. Es difcil explicar de manera ms clara en qu consiste el orden poltico neoliberal.

El aire no se escapa de la burbuja Las brutales e ineficaces medidas que reclaman los peridicos ingleses parecen ser las nicas que los economistas ortodoxos son capaces de imaginar en el medio plazo. Sin embargo, como por ahora sigue prefirindose no hablar claramente de contencin salarial, el Gobierno ha puesto en marcha sus propias recetas para la crisis en un documento que pertenece al mbito del mrketing poltico. En primer lugar se confirman las prioridades del Gobierno : establecer las vas de subvencin y rescate del sector de la construccin y presentarlas de forma que no suenen excesivamente inmorales. En esta categora se encuentran los crditos oficiales a la vivienda protegida y el plan de rehabilitacin, tambin se insiste en la construccin de infraestructuras.

Hay que recordar que se est preparando una versin ampliada del, ya enormemente expansivo, Plan Estratgico de Infraestructuras y Transportes (PEIT) que promete ser el mayor atentado ecolgico perpetrado por ningn Gobierno espaol. Otras dos medidas relacionadas con el transporte utilizan las palabras mgicas del rgimen neoliberal : privatizacin de los aeropuertos y liberalizacin del transporte de mercancas por ferrocarril. En este ltimo caso parece difcil ver cmo la liberalizacin del transporte de mercancas puede contrarrestar la proliferacin de reas logsticas a las que no tiene acceso la red de ferrocarril y la construccin de lneas de alta velocidad slo para pasajeros (ricos). Otro de los puntos ideolgicos fuertes de este programa es la reduccin del gasto pblico. Los fuertes rumores, sostenidos por el propio Solbes, de que en algn momento de la crisis podran caer los criterios de estabilidad que salieron de Maastricht, han hecho saltar todas las alarmas en Bruselas y, desde entonces, se repiten las muestras de espritu ahorrativo por parte del Gobierno, sin que en ningn lugar conste cunto y en qu se piensa gastar el dinero, y si se va a seguir regalando enormes sumas a las constructoras e inmobiliarias por va del gasto discrecional (fuera de los presupuestos). Para completar este amalgama de proposiciones ideolgicas, este programa trasmite una cansina ideologa de apoyo a la pequea empresa y de reduccin de las trabas burocrticas que asfixian al pequeo emprendedor, ese hroe del capitalismo al que siempre conviene mentar.

Isidro Lpez. Observatorio Metropolitano.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter