Portada :: Europa :: Fortaleza Europa. La UE contra los inmigrantes
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-07-2008

Pacto Europeo de Inmigracin

Matteo Dean
La Jornada


Desde hace ms de un mes, Francia ha asumido la presidencia europea. Nicols Sarkozy, verdadero protagonista de este semestre de presidencia francesa, ha fijado sus prioridades. Una de ellas, quizs la ms apremiante en su mentalidad ordenadora en cuanto al poder, es la cuestin migratoria. Hoy, al frente de la Unin Europea (UE), quiere poner al tema migratorio en el centro de la agenda, fomentando una vez ms el clima de miedo y ansiedad que est siendo inculcado en la ciudadana del viejo continente y promoviendo la adopcin de medidas de poltica para el caso de corte francamente discriminatorio y represivo.

El Pacto Europeo de Inmigracin, presentado el pasado 17 de junio al Consejo Europeo, y aprobado por el mismo, plantea un largo camino de reuniones y encuentros durante los prximos seis meses; reitera lo que ya ha venido sucediendo desde hace algunos aos: la bsqueda de criterios y finalmente la elaboracin de una poltica migratoria europea comn. El documento plantea los lineamentos generales de la poltica que la UE debera adoptar y finalmente propone la agenda de temas y reuniones en el camino a seguir para alcanzar el objetivo final. Fundamentalmente, el documento sugiere la adopcin de criterios comunes que apunten a mejorar los sistemas de ingreso de inmigracin legal a la UE, subrayando la importancia de favorecer el llamado trabajo calificado. Sugiere invertir ms energas y esfuerzos en combatir la inmigracin ilegal, fortaleciendo el sistema Frontex y renovando o implatando acuerdos bilaterales con los pases de origen y trnsito de los migrantes, etctera. Nada nuevo bajo el sol. Tras reconocer que la migracin es y ser un fenmeno y un problema en tanto sobrevivan las diferencias econmicas y de desarrollo entre regiones diversas del planeta, la UE afirma no poder acoger dignamente a todos los inmigrantes, por lo cual se arroga el derecho de escoger a quienes aceptar, segn evidentes criterios de conveniencia. Por esta razn, al hablar de inmigracin legal el criterio es econmico; es decir, en las puertas de Europa se pone el letrero se buscan trabajadores calificados (los dems favor de tocar en otro lugar). Y claro est, tambin, que mientras se buscan criterios comunes en los temas generales de la poltica migratoria europea, parte del camino en realidad ya est hecho. Porque mucho antes de que Sarkozy propusiera su demaggico Pacto Europeo de Inmigracin, la UE no tuvo mucho que discutir para aprobar la creacin de la agencia Frontex que controla militarmente las fronteras externas de la UE, ni la reciente y polmica Directiva de Retorno.

En esta ansiosa bsqueda de una poltica europea comn en el tema migratorio que estamos ciertos de que no deja dormir en paz al superpolica europeo, Nicols Sarkozy, lo que se est haciendo en realidad es recoger los peores aspectos de las legislaciones de cada pas, quedando al final un documento y una poltica que resultarn una mediacin a la baja entre todo lo ya existente. Y entonces, la criticada Directiva de Retorno, en realidad no slo es una parte de todo el complejo mecanismo legislativo europeo, sino que es fruto del encuentro de diversas visiones en cada miembro de la Unin Europea.

En este sentido, Sarkozy podra salvarse de las crticas que aqu le hacemos y de los insultos que recibir durante las protestas que ya se estn organizando en las calles europeas. Porque, a pesar de ser un personaje francamente racista y represor de migrantes como ya ha demostrado abundantemente cuando fue responsable de la poltica interna francesa, atacndolo nicamente a l correramos el riesgo de librar a otros. Un ejemplo es Jos Luis Rodrguez Zapatero: en la reunin que ratific el Pacto Europeo de Inmigracin como hito a seguir durante los prximos seis meses, logr que se borrara de la propuesta el rechazo a las regularizaciones masivas, mismas que en el Estado espaol, y en Italia, sobre todo, han permitido en los ltimos aos que por lo menos 2 millones de migrantes consigan sus documentos de estancia legal en la UE. Sin embargo, no queremos que Rodrguez Zapatero figure como un moderado frente a los radicales y extremistas representados en esta presidencia francesa, porque el gobierno espaol tambin ha dado abundantes muestras de aplicar polticas represoras y discriminatorias hacia los migrantes. Es por esto que hoy, al mirar la poltica migratoria europea, nadie se salva entre las instituciones que tratan el tema.

Y entre emergencias de todo tipo, sigue creciendo el fenmeno de la xenofobia en el viejo continente. Pero parece ser tema secundario, pues en el documento de propuesta del Pacto Europeo de Inmigracin no aparece sobre ella ni una palabra. Y sin embargo, la Agencia Europea organismo del Parlamento Europeo, que se ocupa de supervisar al respeto de los derechos fundamentales en la UE, denuncia en su relacin anual que en los ltimos siete aos los crmenes de motivacin racista han aumentado significativamente, y vaya casualidad en Francia y Alemania en particular crecieron los ataques de agrupaciones que claramente se identifican como de extrema derecha. Podra decirse que se est dando el clima perfecto para polticas an ms represoras. Y sin embargo surgira tambin una pregunta incmoda: es la poltica europea que fomenta estos fenmenos abiertamente racista o es este clima el que empuja a la poltica a encerrarse an ms? Qu fue primero, el huevo o la gallina?



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter