Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-07-2008

La politloga colombiana Laura Bonilla es objetivo de los paramiltares tras una exhaustiva investigacin sobre la parapoltica
"Otro mandato de Uribe sera dramtico para Colombia"

Gorka Castillo
Pblico


Esta joven politloga colombiana (1981, Bucaramanga) investig durante cuatro aos la oscura trama de la parapoltica en el departamento de Antioquia, el lugar donde comenz su carrera poltica el actual presidente del pas lvaro Uribe. Las conclusiones fueron tan escandalosas que la organizacin humanitaria Nuevo Arco Iris le recomend dejar su pas ante las amenazas de muerte recibidas.

Su salida de Colombia guarda relacin con la investigacin que realiz sobre la vinculacin entre polticos y paramilitares en Antioquia, uno de los departamentos ms azotados por la violencia sectaria. Cul fue su conclusin?

Primero, que la visin que se tiene de que Colombia es la democracia ms estable de Amrica Latina es un mito. Sorprende que tambin exista esta percepcin en Espaa. Otra conclusin es que los paramilitares han logrado en 10 aos algo que la guerrilla no ha conseguido en 40: expandirse por las reas ms pobladas del pas y cambiar radicalmente el mapa poltico nacional mediante el control que ejercen en las instituciones pblicas y la suplantacin del papel del Estado en algunas regiones.

Hasta donde llega el escndalo?

Hasta el punto de que han penetrado en el Congreso de la Repblica, el poder legislativo del pas.

No hay posibilidad de enmienda?

La nica ventaja es que la Corte Suprema de Justicia, un rgano de contrapeso de poder en el pas, ha logrado abrir procesos contra 64 congresistas en funcin de sus propias investigaciones. Nosotros, que hemos trabajado en la misma direccin, calculamos que el nmero de congresistas que podran estar involucrados en este escndalo puede ascender a 86.

Tan complejo est resultando investigar esta trama?

S. El problema es que los avances de la Corte Suprema no cuentan con la colaboracin del Gobierno de Uribe que no quiere profundizar en este asunto. Tampoco quiere impulsar una reforma que blinde al Congreso de la penetracin de estos grupos ni est dispuesto a castigar a aquellos partidos que permitieron esto.

Pero el xito cosechado por Uribe con la liberacin de Betancourt y otros 14 secuestrados ha servido para neutralizar las denuncias realizadas por la Corte Suprema.

Desafortunadamente, los colombianos, y yo dira que tambin buena parte de la opinin pblica internacional, tendemos a ver a las FARC como el problema prioritario del pas. Es cierto que el asunto de los rehenes es importantsimo y que todos estamos muy contentos con la operacin de rescate, pero no es bueno que este asunto sea la primera prioridad en la agenda poltica nacional e internacional de Colombia.

Por qu?

Porque enmascara la necesidad que tiene Colombia de consolidar unas instituciones democrticas que estn completamente destrozadas y una inestabilidad regional muy grande. Si esto sigue as, y yo creo que va a ser muy difcil revertir la situacin con la popularidad que ha alcanzado el presidente, en cuatro aos no podremos decir que la democracia ha avanzado en Colombia.

Los resultados econmicos que est transmitiendo el Gobierno colombiano apuntan en otra direccin y aseguran que la estabilidad se debe a la poltica de seguridad democrtica que ha desplegado el presidente Uribe.

La tasa de homicidios est sufriendo un repunte en las ciudades. Sobre todo de homicidios de lderes sindicales y gente vinculada a la oposicin por el alza en los ndices de sicarios. Las zonas rurales tampoco se salvan, ya que hoy estn infestadas de minas antipersona, mayoritariamente sembradas por las FARC. En este ltimo caso se trata de sectores de la poblacin sin cobertura meditica, pero que viven un drama insufrible porque ni un bando ni otro respeta el derecho internacional humanitario.

Quiere decir que el Gobierno manipula los datos de seguridad?

Lo que est haciendo es atribuir esas cifras de homicidios a la delincuencia comn. De esta forma si analizamos los datos de la seguridad democrtica, los homicidios intencionados a personas protegidas han bajado. O sea, somos ms seguros porque se mata menos polticamente a pesar de que las estadsticas de la delincuencia comn se hayan incrementado. Acaso somos ahora un pas de delincuentes comunes o es que, en realidad, han cambiado la tipologa del crimen?

Es decir, que la violencia urbana sigue siendo un problema real

El Gobierno no reconoce el rearme de nuevos grupos paramilitares en las ciudades. En estos momentos hay 12 departamentos con una guerra urbana directa contra la poblacin. El narcotrfico se ha fortalecido porque cada vez que capturan a un cabecilla nacen tres. Colombia no ha dejado de exportar un gramo de cocana en toda la andadura de la poltica de la seguridad democrtica.

Y la economa?

No es que la economa haya mejorado sino que coincidimos con los ciclos de consumo global. Hace unos aos vivimos un momento de bonanza y ahora nos preparamos para una recesin. Con el desempleo ocurre lo mismo. Colombia, como la mayora de los pases latinoamericanos, tiene una tasa de desempleo real mucho ms alta que el oficial porque mucha gente vive en la economa informal.

Tras el rescate de los 15 rehenes, cree que el Gobierno de Uribe tendr nimos para relanzar un posible canje de presos por secuestrados?

La operacin militar para liberar a esos 15 rehenes fue nica e irrepetible. La alegra es inmensa, pero ahora nos preocupa mucho la situacin de los que quedaron en la selva. En esta cuestin volvemos al cuello de botella: la gente que lleva ms de 10 aos en manos de las FARC tiene que ser liberada mediante un intercambio con el Gobierno. Si Uribe no accede, estar condenndoles a morir en poder de la guerrilla.

Qu hacen las FARC por Colombia?

Uno ya no sabe si son enemigas o amigas del presidente. Cada vez que Uribe tiene problemas o est acorralado, como se encontraba das antes de la liberacin de Ingrid, las FARC salen a rescatarlo y sus ndices de popularidad se disparan.

Qu puede suponer un nuevo mandato del actual presidente?

Eso sera dramtico para la democracia. Uribe cambi las reglas del juego en 1991 para poder ser reelegido con poderes plenipotenciarios. Si ahora se vuelve a modificar la Constitucin, tendremos un presidencialismo total con unas instituciones de control neutralizadas.

Quin es lvaro Uribe?

Fue alcalde de Medelln, gobernador de Antioquia y director de la aeronutica civil. Tambin fue creador de las Convivir, uno de los sustratos del paramilitarismo, y trabaj con militares acusados de crmenes de lesa humanidad en un departamento que contabiliza la mitad de las miles de vctimas colombianas.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter