Portada :: Argentina :: Conflicto agrario
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-07-2008

Argentina: Cobos, no pero s

Guillermo F. Parodi
Rebelin

En la madrugada del jueves 17 de julio, el proyecto gubernamental para establecer retenciones fiscales mviles sobre los ingresos por exportacin de soja, girasol y trigo fue rechazado por el Senado gracias al voto negativo del vicepresidente de la Repblica , Julio Cobos, frente a un empate de 36 a 36 senadores. Revisado por Caty R.


El asunto de las retenciones era puramente tcnico, pero el intento de transformar una resolucin en ley, tom el cariz de un referndum sobre la actuacin de los Kirchner.

Lo que surgi como el intento de transformar en ley una resolucin ministerial que estableca un impuesto a las ganancias desmedidas por el crecimiento exponencial de los precios internacionales de los cereales y oleaginosas (fundamentalmente la soja, que pas de un precio internacional de 240 dlares la tonelada en noviembre de 2007 a 500 dlares en marzo de 2008), se convirti en el fragor de las discusiones de un juicio al gobierno de los Kirchner. En efecto, el establecimiento de retenciones mviles sobre los ingresos por exportacin slo es un problema tcnico. Habr tiras y aflojas en cuanto a los porcentajes, pero las retenciones tienen un respaldo racional [1] y ya se aplican en 40 pases [2].

Naturalmente, la alta burguesa ganadera se opuso y utiliz a los medios y a los congresistas venales desde el principio, aprovechando un serio error de la resolucin que no haca distingos entre pequeos, medianos y grandes productores, para movilizar a stos a su favor, todo para defender su siempre patolgica codicia. Pero la sorpresa para los que seguamos el asunto fue la aparicin de duras crticas al gobierno, pero por otras causas. Una de ellas es que pese a las proclamas de redistribucin, la relacin entre el 10% ms rico y el 10% ms pobre, pas de 22 veces a 28 durante el perodo kichnerista. La otra crtica que apareci fue la incesante bsqueda de ms poder para el gobierno (el poder ejecutivo), con la excusa de que se deseaba aumentar el poder del Estado, tan minimizado por el neoliberalismo. Pero el Estado son los tres poderes, no slo el ejecutivo.

La resolucin 145 del 10 de marzo de 2008, del ministerio de Economa de Argentina estableci por cuatro aos retenciones mviles sobre los ingresos por exportacin de soja, girasol y trigo. Al ser atacada la resolucin (su autor renunci como ministro de Economa), la presidenta opt por un proyecto de ley con los mismos fines. En su tratamiento en la Cmara de Diputados se corrigi el error que perjudicaba a los pequeos y medianos productores que, naturalmente, tienen una rentabilidad mucho ms baja al no gozar de las economas de escala. Una vez aprobada pas, tal como lo indica la Constitucin , a la Cmara de Senadores.


En la madrugada del jueves 17 de julio, el proyecto fue rechazado por el Senado gracias al voto negativo del vicepresidente de la Repblica , Julio Cobos, frente a un empate de 36 a 36 senadores.


Al votar no, Cobos vot no a las ineficientes polticas redistributivas del gobierno, vot no al deseo de aumentar el poder desmedido del Ejecutivo; eso est muy bien. Pero lamentablemente vot s a las ganancias desmedidas de los que ya tienen mucho y que patolgicamente quieren ms y ms, y vot s a las multinacionales, que son peores que la burguesa local que ya es decir; y son peores porque vienen a un pas empobrecido a sacarle la plata que se podra usar para sus nios desnutridos, para que ellos, los CEO y accionistas parsitos coman ms caviar.


En pocas palabras, Cobos cay en una looser position (posicin tal que, haga lo que haga, siempre pierde), cualquier decisin implicaba una traicin a alguien. Si hubiera votado s habra avalado la ausencia de polticas redistributivas y el aumento desmedido del poder del ejecutivo; al votar no opt por la oligarqua y las multinacionales, pero tambin contra la actual poltica del gobierno.

No haba una salida airosa, todas eran perdedoras de algo, un samurai respetuoso de la tradicin habra pedido un cuarto intermedio y se habra suicidado (Seppuku o harakiri).

Notas

[1] http://www.rafaela.com/portal/modules.php?name=News&file=article&sid=10013

[2] http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=995507

Guillermo F. Parodi es escritor, profesor universitario, miembro del Observatorio Internacional de la Deuda y de los colectivos de Rebelin, Cubadebate y Tlaxcala (http://www.tlaxcala.es/), la red de traductores por la diversidad lingstica. Este artculo se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor a la revisora y la fuente.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter