Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-07-2008

Reflexiones sobre el intercambio de prisioneros entre Israel e Hizbola

Khalid Amayreh
Palestine Think Tank

Traducido del ingls por Beatriz Morales Bastos


El ltimo intercambio de prisioneros entre Israel e Hizbola es altamente indicativo de que al menos algunos rabes estn empezando a comprender la depravada mentalidad sionista y actan en consecuencia. Esta mentalidad se basa en la arrogancia, la insolencia y la superioridad religiosa y tnica.

Israel, un pas cuyo imaginario colectivo considera a los no judos prcticamente animales o, cuando menos, seres humanos inferiores, se tiene que enfrentar a un nuevo enemigo, a un enemigo que no se asustar de su brutalidad abrumadora, sino a uno que se enfrentar al terrorismo de Estado de Israel con dureza, resistencia, valor y rebelda.

Es una nueva realidad que los israeles, especialmente sus dirigentes, todava tienen que aceptar, sobre todo desde el punto de vista psicolgico.

Esto explica la profunda frustracin que resulta patente en el tono de los dirigentes israeles al reaccionar al ltimo intercambio de prisioneros, especialmente al hecho de que se haya obligado a Israel a liberar el guerrillero libans Samir Kuntar.

Ignorando completamente sus incontables pecados asesinos propios, Israel ha llegado a considerar a Kuntar el prototipo del terrorista mximo, como si las decenas de miles de asesinos y terroristas judos cuyas manos estn manchadas con una cantidad descomunal del sangre inocente fueran los ngeles de amor y de clemencia del Seor.

Es ms, si Israel fuera un Estado normal y su pueblo fuera un pueblo normal, habra adoptado una actitud justa y honesta en relacin a sus vecinos, una actitud que no hara dsitinciones entre una sangre y otra ni entre una vida y otra.

Sin lugar a dudas, semejante actitud habra salvado miles de vidas, judas y rabes, y habra ahorrado a la zona y a los pueblos que habitan en ella dcadas de dolor y de sufrimiento.

Pero entonces el sionismo estara perdiendo su rostro, su mentalidad y su corazn, y se estara metamorfoseando en algo completamente diferente.

Por desgracia, probablemente es intil predicar moralidad al sionismo, un movimiento manifiestamente demoniaco del que la experiencia demuestra que no es capaz de comportarse moral y humanamente.

Pues bien, examinemos algunas de las declaraciones y observaciones hechas por los dirigentes sionistas en relacin al ltimo intercambio con Hizbola.

Shimon Peres, el hroe de la masacre de Qana en1996, actualmente el presidente de Israel, se le ha citado afirmando: no queremos que los asesinos estn libres, pero tenemos la obligacin moral de traer a casa a los soldados a los que enviamos a defender su pas.

Tambin se inform de que Peres haba dicho que mi corazn est destrozado por la decisin de liberar a Kuntar, y aadi que esta decisin no implica en modo alguno el perdn.

Desde luego, nadie, sea rabe o no, est especialmente contento con lo que hizo Kuntar en 1979, a pesar de que el ejrcito israel fue entonces parcialmente responsable de que la guerrilla libanesa matara a tres israeles: un polica paramilitar, un hombre y su hija.

Las tres vctimas, como muchas otras vctimas, rabes o judas, se habran ahorrado si la insolente clase militar dirigente israel se hubiera comportado sabiamente.

Despus de todo, Kuntar y sus compaeros que fueron asesinados en aquella operacin de rescate no fueron a Israel a matar y derramar sangre sino a forzar a Israel a liberar a prisioneros rabes.

No obstante, uno est empujado a plantear preguntas difciles, preguntas que la mayora de los israeles no quieren or ni mucho menos contestar, pero que cuando se ven enfrentados a ellas, o bien tratan de evadirse o bien responden con evasivas y utilizan subterfugios al responder.

Quin ha matado a ms inocentes, Shimon Peres o Samir Kuntar? Quin tiene ms sangre en las manos, incluyendo la sangre de nios, Shimon Peres o Samir Kuntar? Quin ha infligido a gente inocente ms terror, sufrimiento y muerte, Shimon Peres o Samir Kuntar?

Si la honestidad ha de ser el arbitro supremo, entonces nadie puede eludir la ineludible conclusin de que quienes realmente necesitan el perdn por sus horribles crmenes contra la humanidad son los asesinos de masas israeles, vivos o muertos, como Peres, Ariel Sharon y otros dirigentes israeles.

De hecho, los israeles deberan recordar en esta ocasin que un cargo de presidente, el traje y la corbata y la capacidad de hablar de manera elocuente en varios idiomas, y el ser recibido por hombres de Estado y VIPs de todo el mundo en realidad no transforma a un criminal en un autntico ser humano.

Un criminal es un criminal, especialmente si se niega a aceptar sus crmenes y si se niega a pedir perdn a sus vctimas. No hay necesidad de decir que Peres no ha hecho ni una cosa ni otra.

Pero entonces a los criminales no les preocupan sus pecados.

Una anciana israel entrevistada por el diario Haaretz arremeta contra Hizbola por haberse negado a decir hasta el ltimo momento si los dos prisioneros israeles estaban vivos o muertos.

Es el da ms triste para Israel. Nos tuvieron esperando hasta el ltimo momento para conocer cul era la suerte de nuestro hijos, afirm la mujer.

Desde luego, simpatizo con esta mujer a nivel personal. Sin embargo, me gustara preguntar a esta seora israel por qu pens que las vidas judas valan ms que las vidas no judas.

Tambin me gustara preguntarle qu les dira a las madres, familias y parientes de los miles de prisioneros rabes que desde 1976 languidecen en crceles israeles oscuras y subterrneas.

Estamos hablando de prisioneros de guerra y desaparecidos en combate, y de otras personas normales cuyas familias no tienen modo alguno de saber si sus seres queridos estn vivos o muertos? Estos prisioneros olvidados no son tambin seres humanos? Son hijos de un Dios menor?

Por desgracia, a la mayora de los israeles, completamente absortos en s mismos y egocntricos, no les gusta que se les plantee estas preguntas por temor a que su complejo de superioridad y su psicosis colectiva queden expuestos.

Por ltimo, el ltimo intercambio de prisioneros demuestra que Israel slo entiende el lenguaje de la fra realpolitik que es por definicin inmoral y coercitiva.

El mensaje es muy claro para los palestinos, que tienen a ms de 10.000 seres queridos languideciendo en las prisiones israeles: si queris que Israel libere a vuestros seres queridos, tomad rehenes israeles y cambiadlos por cautivos palestinos.

Enlace con el original: http://palestinethinktank.com/2008/07/17/khalid-amayreh-reflections-on-the-israel-hezbollah-prisoner-swap-deal/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter