Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-07-2008

Quiere bajar la produccin? Use transgnicos!

Silvia Ribeiro


Monsanto declar a la prensa en das pasados, que la prxima publicacin del llamado rgimen especial de proteccin del maz, le permitir iniciar experimentos con maz transgnico. Qu irona histrica que tal rgimen, en lugar de proteger al maz y sus pueblos, es otro regalo que le hace el gobierno a las trasnacionales que han privatizado las semillas, llave de toda la red alimentaria y patrimonio campesino legado a la humanidad. Para colmo: producen menos!

En abril del 2008, la Universidad de Kansas public un estudio que demuestra, tras analizar la produccin del cinturn cerealero de Estados Unidos durante los ltimos tres aos, que la productividad de los cultivos transgnicos (soya, maz, algodn y canola) fue menor que en la poca anterior a la introduccin de transgnicos. La soya muestra una disminucin de rendimiento de hasta10 por ciento. La productividad del maz transgnico fue en varios aos menor y en algunos igual o imperceptiblemente mayor, dando un resultado total negativo comparado con las variedades convencionales. Tambin muestran menor rendimiento la canola y el algodn transgnico tomados en perodos de varios aos. (Y en todos los casos, las semillas son ms caras que las convencionales, por lo que el margen ganancia de los agricultores tambin es menor)

Este estudio corrobora varios anteriores. En 2007, la Universidad de Nebraska encontr que la soya transgnica de Monsanto produca 6 por ciento menos que la misma variedad de la empresa en versin no transgnica y hasta 11 por ciento menos que la mejor variedad disponible de soya no transgnica. Otros estudios, incluso uno del Departamento de Agricultura de Estados Unidos en abril 2006, muestran resultados similares: definitivamente, los transgnicos no son ms productivos.

La razn principal, explican los estudios, es que la transgenia altera el metabolismo de las plantas, lo que en algunos casos inhibe la absorcin de nutrientes, y en general, demanda mayor energa para expresar caractersticas que no son naturales de la planta, restndole capacidad para desarrollarse plenamente.

La explicacin de Monsanto frente al estudio de la Universidad de Kansas, fue que los trangnicos no estn diseados para aumentar la productividad. (The independent, 20/4/08)

Monsanto, Dupont-Pioneer y Syngenta, son las tres empresas ms grandes del mundo en transgnicos, y tambin en todo tipo de semillas comerciales. Monsanto controla casi el 90 por ciento de las semillas transgnicas, y juntas controlan el 39 por ciento del mercado mundial de todas las semillas, y el 44 por ciento de las semillas bajo propiedad intelectual.

Por qu entonces estas empresas que tambin son dueas de las semillas hbridas no transgnicas insisten en vender sus semillas que producen menos y requieren ms agroqumicos? En parte porque son adems grandes fabricantes de agroqumicos, pero sobre todo porque todos los transgnicos son patentados y por ello, la contaminacin se convierte en un gran negocio.

Las semillas hbridas tambin se cruzan con variedades nativas. Pero son cruzas de maz con maz, a diferencia de los transgnicos, donde la cruza contamina genes de bacterias, virus o cualquier otra especie con la que haya sido manipulado. Pero la diferencia fundamental para las empresas, es que con los transgnicos, la contaminacin es un delito imputable a las vctimas.

Cualquier campesino o agricultor que sea contaminado o que use las semillas transgnicas que le compr a Monsanto y las vuelva a plantar (o sea, ejerza el derecho de los agricultores) usa su patente sin permiso y cometiendo un delito por el que puede ser demandado.

Monsanto ya cobr ms de 21,500 millones de dlares por juicios contra agricultores en Estados Unidos (Center for Food Safety). Ahora acaba de iniciar un juicio ms agresivo, contra toda la cooperativa de agricultores Pilot Grove Cooperative Elevador Inc. de Missouri. Segn Monsanto, no le pagan suficientes regalas. El agricultor David Brumback, que se autodefine como fiel comprador de los transgnicos de Monsanto hace aos, expresa su rabia y afirma que para Monsanto todos somos culpables.(CBS 4 Denver, EUA, 10/7/08). Esto les espera a los agricultores del Norte de Mxico, que piden maz transgnico. Y tambin a los que no lo quieren y se contaminarn.

Una vez en el campo, la contaminacin transgnica es inevitable, es slo cuestin de tiempo. Las medidas que plantea el vergonzoso rgimen de proteccin que esgrimen Semarnat y Sagarpa, no slo son limitadas e ignorantes. Directamente no tienen sentido, porque nunca se repetirn en condiciones reales en los campos de los agricultores, si se aprueba el cultivo comercial. Los llamados experimentos son otra falacia, como la ley Monsanto y su reglamento, para legalizarle a las trasnacionales la contaminacin generalizada y la caza de agricultores, contra el corazn de los pueblos y a costa del patrimonio gentico ms importante de Mxico.

*Investigadora del Grupo ETC



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter