Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-07-2008

90 cumpleaos
Viva Nelson Mandela, viva!

Cathy Ceibe
LHumanit

Traducido por Caty R.


Sudfrica. El abuelo del pas del arco iris celebra hoy (18 de julio) su nonagsimo cumpleaos. Felicitaciones para quien encarn la resistencia y la lucha de todo un pueblo frente a la opresin del rgimen racista y el sueo de un pas libre y democrtico.

Despus de veintisiete aos, seis meses y seis das, un hombre dej tras de s la prisin del Cabo. Avanzaba lentamente. Era el 11 de febrero de 1990. Nelson Mandela levant el puo. Era un hombre libre. El mundo tena los ojos clavados en el acontecimiento, que permanece como una de las imgenes ms hermosas de la resistencia y la solidaridad compartidas en todos los rincones del planeta.

El presidiario indomable, el infatigable combatiente contra el rgimen racista sudafricano, celebra hoy sus noventa aos en la intimidad, con su familia, en su pueblo nativo de Qunu (Transkei). Los homenajes llueven sobre Madiba (su nombre en la lengua de su etnia, xhosa), despus de tantos aos consagrados a la paz y la libertad en Sudfrica, de cuya fragilidad dan prueba las ltimas imgenes de muchedumbres que linchan a los zimbabuenses.

Si los vivas! sudafricanos y los reconocimientos internacionales fluyen, sinceros o calculados, es porque este hombre encarna e inspira, como pocos, la rectitud, la humildad, la abnegacin y la valenta. En primer lugar por haberse enfrentado, sin rendirse jams, a un sistema injusto y abominable. La segregacin practicada aleatoriamente durante los tres ltimos siglos iba a consolidarse en un sistema monoltico, diablicamente detallado, con un objetivo insoslayable y un poder aplastante escribi en sus memorias. Porque ser negro era un crimen castigado con humillaciones peores que la muerte.

Nelson Mandela es un hroe. Un mito, incluso, se podra proclamar. La figura de un hombre que nunca renunci. Jams. Slo los hombres libres pueden negociar, respondi en 1984 al siniestro presidente Botha que le propuso recobrar la libertad a cambio de su silencio. Trabajo perdido. Ya que vivir libre no es slo liberarnos de nuestras propias cadenas, sino vivir de tal forma que se respete y refuerce la libertad de los dems, asegura.

En ese sueo de libertad para todos trabaj con sus compaeros de lucha en el Congreso Nacional Africano (CNA) que fundaron en 1943. Veinte aos despus Rolihlahla, el que crea problemas (su nombre de pila), fue detenido por alta traicin. Ante sus jueces racistas en el proceso de Rivonia, lanz entonces un apasionado argumento poltico: Toda mi vida he luchado por la causa del pueblo africano. He combatido la tirana blanca y la tirana negra. Adopt como ideal una sociedad democrtica y libre donde todo el mundo vivir unido en la paz y disfrutar de las mismas oportunidades.

Lo encarcelaron en el presidio de Robben Island, con el nmero de preso 466-64. Incluso tras los barrotes sigue presentando batalla junto a sus hermanos a quienes masacran en los guetos. Mandela se convirti en el emblema del sufrimiento, pero tambin de la resistencia de todo un pueblo. Adquiri una dimensin internacional que promovi un vivificante impulso de solidaridad a finales del siglo XX. El lema Libertad para Mandela resuma en s mismo la condena al rgimen racista y la llamada al boicot. Su imagen floreca por todas partes. Las peticiones no dejaban de circular. Las manifestaciones y otros movimientos de apoyo se multiplicaron en Francia, con el impulso del Movimiento jvenes comunistas, el PCF y lHumanit, y en el mundo entero. Mandela, el preso poltico ms antiguo, y sus hermanos, ya no estaban solos. Una prueba ms de que la lucha da sus frutos.

El futuro de nuestro pas slo puede venir determinado por representantes elegidos democrticamente y sobre una base no racial, declar cuando recobr la libertad, a los setenta y dos aos, antes de recibir el Premio Nobel de la Paz en 1993. Un ao despus, a pesar de los peligros reales de guerra, fue la llave maestra de las primeras elecciones libres en su pas: One man, one vote (un hombre, un voto) y se convirti en el primer presidente negro del que llamaba en su sueo el pas del arco iris.

Desde 1999, Nelson Mandela se retir oficialmente de la vida poltica. Demasiado pronto para el gusto de algunos y de sus propias filas. Despus de m, la vida sigue, respondi. Pero a los noventa aos, Tata (el abuelo) sigue en la lucha. Lo ha demostrado con su violenta diatriba dirigida al presidente George Bush y su guerra del petrleo en Iraq. Su lucha por la paz, ahora y siempre, en frica y en el mundo. La lucha contra el SIDA es su otro caballo de batalla despus de la prdida de sus hijos y en el momento en que la pandemia devasta su pas. Las industrias farmacuticas, que quieren limitar los medicamentos genricos, a pesar de todo ms accesibles para su pueblo, estn en su punto de mira: Es una guerra, declara.

Tiene los cabellos grises. Su larga silueta se ha arqueado un poco, pero Nelson Mandela sigue en pie. Alerta. Con motivo de los diez aos de su liberacin, en 2000, declaraba: Nadie podr dormir en paz mientras haya gente aplastada por el hambre, las enfermedades o la falta de educacin, y haya millones de personas por todo el mundo que convivan con la inseguridad y el miedo cotidiano.

Original en francs:

http://www.humanite.fr/2008-07-18_International_Viva-Nelson-Mandela-viva

Cathy Ceibe es periodista del diario francs lHumanit.

 

Caty R. pertenece a los colectivos de Rebelin, Cubadebate y Tlaxcala. Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar a la autora, a la traductora y la fuente.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter