Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-07-2008

Congreso Nacional Indgena
Para detener la siembra de tanta muerte

Gloria Muoz Ramrez
La Jornada


Representantes de los pueblos wixrika, nahua, purhpecha, zoque, cuicateco, mixteco, triqui, yaqui y yoreme, reunidos en la combativa Sierra Huichola del norte de Jalisco, hicieron un llamado al resto de los pueblos indios a no creerse del mal gobierno y a continuar su lucha por el ejercicio de la autonoma y sus derechos por la va de los hechos.

En el marco de la vigsimo primera reunin ampliada de la Regin Centro Pacfico del Congreso Nacional Indgena ( cni ), los 94 delegados advirtieron que en los ltimos meses y das el gobierno ha recrudecido la guerra de exterminio en contra de nuestros pueblos, tribus y naciones a travs de la aplicacin de diversos proyectos y polticas neoliberales que tienen como finalidad despojar nuestras tierras y territorios, robar y destruir nuestra cultura y provocar la migracin y explotacin despiadadas de nuestras comunidades.

El CNI es un espacio de reflexin creado por los pueblos indios de Mxico en octubre de 1996, durante la visita de la comandanta Ramona, representante del Ejrcito Zapatista de Liberacin Nacional (EZLN), a la ciudad de Mxico. En noviembre de ese mismo ao, durante su primera asamblea nacional, los pueblos indgenas acordaron no reproducir las formas de dominacin o de control con que durante tantos aos nos han oprimido los grupos de poder en el pas, sino por el contrario, establecer nuevas formas de vivir la democracia, basados en los siguientes principios: servir y no servirse; construir y no destruir; obedecer y no mandar; proponer y no imponer; convencer y no vencer; bajar y no subir; y enlazar y no aislar. Siete lineamientos que fueron recordados durante esta reunin celebrada en la comunidad wixrika de Mesa del Tirador.

Las aulas de la escuela primaria de la comunidad abrieron sus puertas a las cuatro mesas de trabajo en las que se vertieron demandas, propuestas, luchas y resistencias de los pueblos indios de Mxico, quienes advirtieron que en contra de la salvaje destruccin que el capitalismo neoliberal impone a toda la humanidad, ellos, los pueblos, tribus y naciones suean, proponen y construyen un mundo distinto sobre las bases del respeto y la proteccin de la madre tierra y la continuidad de la vida, la preservacin de nuestra identidad y el fortalecimiento de nuestra organizacin comunal opuesta a la organizacin capitalista de la sociedad que mercantiliza la vida. Nuestra lucha, sealaron, es para detener la siembra de tanta muerte.

Las reflexiones de los das 5 y 6 de julio giraron alrededor de cuatro ejes temticos: el impacto de las polticas gubernamentales en los pueblos indgenas, el fortalecimiento de la autonoma indgena por la va de los hechos, la resistencia de la identidad indgena frente a la dominacin de la cultura occidental y, al final de la jornada, el fortalecimiento del CNI. Se habl tambin de las actuales embestidas neoliberales dirigidas a despojar de sus recursos a las comunidades indgenas del pas, de las resistencias concretas que hay como respuesta y de la represin ejercida por el Estado.

En concreto se habl del proyecto de la carretera Amatitn-Huejuquilla el Alto, actualmente paralizado por la lucha y la movilizacin de la comunidad wixrika de Tuapurie. Este proyecto, afirmaron, tiene como finalidad fragmentar y privatizar el territorio wixrika con el propsito de propiciar el despojo de la madre tierra en la regin occidental del pas. Los delegados apoyaron las demandas de la comunidad de Tuapurie, en el sentido de cancelar la ejecucin del proyecto carretero.

El CNI se solidariz tambin con la demanda wixrika de recuperar el territorio de la comunidad de Waut+a (San Sebastin Teponahuaxtln), actualmente invadida por ganaderos de los ejidos Puente de Camotln y Huajimic, ambos del municipio de la Yesca, Nayarit. Se demand tambin la salida de los ganaderos del paraje Can de Tlaxcala y se pronunciaron contra la contaminacin del ro Camotln, que atraviesa su territorio. En el mismo sentido, se exigi el reconocimiento legal a favor de la comunidad autnoma wixrika de Bancos de San Hiplito, Durango, sobre la superficie de 10 720 hectreas correspondientes a las tierras comunales de su propiedad y posesin inmemorial, mismas que fueron ilegalmente tituladas a favor de la comunidad mestiza de San Lucas de Jalpa.

Con la presencia de representantes yaquis y yoreme, de Sonora, el cni rechaz los megaproyectos conocidos como Mar de Corts o Escalera Nutica, Fiderco y Plan Puebla Panam, y exigi la restitucin de los derechos territoriales y de agua de la tribu yaqui, la cancelacin de los proyectos carreteros en el territorio de las tribus yaqui y mayo, en el estado de Sonora, en los territorios wixrika, cora y tepehuano de Jalisco, Durango y Nayarit, y en los territorios nahua y purhpecha de Michoacn. Se rechaz tambin el nuevo intento gubernamental de construir el aeropuerto internacional de la ciudad de Mxico en la regin de San Salvador Atenco; se pronunciaron por la cancelacin de las concesiones mineras otorgadas en las regiones indgenas del sur de Jalisco, Costa de Michoacn, Guerrero y Oaxaca.

Nacido como fruto del Foro Nacional Indgena convocado por el EZLN en enero de 1996, en esta XXI reunin el CNI, como siempre, mantuvo presente a las comunidades indgenas zapatistas, actualmente asediadas por el ejrcito y grupos paramilitares: Condenamos las provocaciones y amenazas en contra de la comunidad zapatista de La Garrucha y la reserva comunitaria zapatista El Huitepec, en Chiapas, por parte del gobierno de Felipe Caldern, el gobierno estatal de Juan Sabines y los gobiernos municipales involucrados, a quienes responsabilizamos de cualquier agresin o inicio de violencia en contra de nuestros hermanos zapatistas, haciendo nuestra su palabra y su denuncia y exigiendo la desmilitarizacin inmediata de los territorios zapatistas.

Adems de exigir la liberacin inmediata de todos los presos polticos, indgenas y no indgenas, el CNI ratific su carcter anticapitalista y su adhesin a la Sexta Declaracin de la Selva Lacandona, as como su participacin en La Otra Campaa.

 

 

Voces de la resistencia

 

Los partidos polticos cuando llegan a nuestras comunidades llegan partidos y tambin nos parten a nosotros, se van y nos dejan divididos. Cada da que pasa, los diputados y senadores tienen una ley lista que ir contra nuestras comunidades y la naturaleza, y por el lado de la comercializacin. (Salvador Campanur, purhpecha de Chern, Michoacn)

 

El turismo se est apoderando hasta de las zonas federales, las est reduciendo y privatizando, slo a los extranjeros permiten entrar, a quienes tienen dlares. Donde yo vivo hay tres lagunas y el empresario extranjero las tiene privatizadas. Toda la agricultura se ha ido abajo. (Antonio Altamirano, comunidad en resistencia La Yerbabuena, Colima)

 

La resistencia no slo debe ser por los hidrocarburos, sino adems defender a todo Mxico, en especial a nuestros pueblos indgenas. (Ztlalxochitzin, nahua de la Mixteca poblana)

 

La propiedad es un robo, es un invento legal. La propiedad verdadera es nuestro pensamiento, el mar, el aire y las plantas. As como el cuerpo, sus obligaciones son tomar el aire o el nctar, sus derechos son el or, hablar y testificar la palabra. Existe un solar, el cual es Mxico, y es nuestro. No nos tienen que dar un escrito, nosotros somos los legtimos, y est escrito con la sangre de nuestros padres. Mi legitimidad est en mi sangre, desde la creacin del primer indio, repito, nosotros como tribus somos las letras, no necesitamos de papel. El que se dice presidente de Mxico, slo recibe rdenes de otros organismos. Cuando llegan al poder, quieren con armas y fuego moldear el pas, y cuando no pueden, siguen con el dinero, tratando de comprar voluntades. Cada tribu tiene su derecho de gobernarse por s misma. (Alfredo Osuna Valenzuela, tribu yoreme, Sonora)

 

Las grandes estructuras del gobierno nos engaan con los certificados sobre la tierra, lo que provoca que se pueda vender como mercanca. Tambin pasa con el agua, la quieren privatizar, quieren caer en ese error. Hasta la fecha nosotros tenemos el modo de vida comunal (Crisolgo Calleja Hernndez, cuicateco del Consejo Indgena Popular de Oaxaca, cipo )

 

Mientras que los pueblos, naciones y tribus no pierdan su autonoma, su territorio, su libre determinacin, sus culturas sus derechos, conocimientos, recursos y su identidad como sujetos de derecho, seguiremos existiendo. La tierra es la madre y no se vende. La tierra de la comunidad es de la comunidad. (Juan Chvez, purhpecha de Nuro, Michoacn)

 

All en nuestro pueblo tenemos graves problemas de integracin, ahora tenemos la divisin en dos pueblos que ha originado una dualidad de poderes. La tribu yaqui esta conformada por ocho pueblos, pero actualmente tenemos problemas en Vcam y en Ptam. Esta problemtica tiene mas de diez aos, ha originando confusin en lo poltico y rebota en otros sectores como en los culturales, sociales y hasta en lo econmico. (Juan Domingo Molina Valencia, tribu yaqui de Vcam, Sonora)

 

Ahora tambin sabemos que se atenta contra nuestra tierra, rentndola para su explotacin con productos ajenos, como el caso del aguacate que en un plazo de veinte aos deja la tierra pobre y deja de ser productiva. sta es la estrategia que hace el gobierno federal, estatal y municipal, para que las comunidades dejen sus tierras y con esto provocar la divisin para luego poder vender la tierra. Esta poltica es clara, as como la del Procede, la cual divide mucho a cambio de unos cuantos pesos que ofrece, pero los resultados del despojo no se pueden ocultar. (Mara de Jess Patricio, nahua, Tuxpan, regin Sur, Jalisco)

 

Con el levantamiento zapatista, en 1994, en Nuro se aceptan sus preceptos y desde entonces no se reconoce al municipio de Paracho y ahora ya no votamos ms. Ellos dijeron que estamos locos y que el municipio no nos iba a dar nada, pero an as impedimos las elecciones, y al siguiente ao reclamamos nuestro derecho como pueblo y comunidad. Nosotros vemos que esto es un logro, aqu es el pueblo el que decide y no slo unos dirigentes. Nosotros fuimos apoyados por otras comunidades, pero hoy ellos nos han traicionado y hoy sus dirigentes son parte del gobierno. (Agustn Gonzlez, purhpecha, Nuro, Michoacn)

 

Espero que los que estamos aqu hagamos el anlisis necesario sobre lo que hacen los partidos polticos contra nuestras comunidades y que aqu mismo debatamos las resoluciones para luchar en contra de estas acciones. (Jos Guadalupe Taizan Hernndez, wixrika, Mesa del Tirador, Jalisco)

 

Oaxaca es el estado donde no ha entrado tan fuerte el Procede, es por ello que han aplicado estas acciones de represin. Nosotros no pedimos limosnas, sino justicia y que nos respeten como pueblo indgena, pero el gobierno se ha hecho de odos sordos. (Pedro Bautista Rojas, mixteco del Consejo Indgena Popular de Oaxaca, CIPO)

 

Nosotros desconfiamos del comisariato ejidal de nuestro ejido, pues l fue designado por el presidente municipal para que haga lo que l le ordene. Esto es muy malo, pues ellos slo ven cmo sacar dinero y a nosotros nos tienen olvidados. (Ynocencio Jacobo, nahua, Lagunillas, Ayotitln, Jalisco)

 

Con los yaquis nosotros nombramos a un comit, pero no es de ningn partido y ellos gestionan lo que se necesita. En todos lados se cuecen habas y all tambin hemos detectado irregularidades, pero los sancionamos cuando descubrimos que se quieren meter cosas de partidos. (Fernando Jimnez, tribu yaqui, Sonora)

Recopilacin: Gloria Muoz Ramrez



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter