Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-07-2008

El Karadzic de las eternas sorpresas

Ennio Remondino
Megachip

Traducido por Gorka Larrabeiti


Su foto reciente la ha presentado la BBC. Barba abundante, completamente blanca, que enmascara un rostro dirase que de santn. Radovan Karadzic sorprende, incluso en el momento de su captura, como siempre. El superforajido, Radovan Karadzic, viajaba de noche, tranquilo y solitario, como un trabajador cualquiera al acabar su turno en un autobs descacharrado de las lneas urbanas de Belgrado: esta es la versin que dio su abogado ayer por la maana al salir de la audiencia preliminar en la que se confirm la identidad del acusado y se convalid la detencin. Pero tambin se puede optar por la versin oficial, ms heroica, del presidente de la Repblica Serbia, Boris Tadic, el cual anoche se atrevi a alabar la brillante operacin de las fuerzas de seguridad de la Serbia democrtica. Democracia pesada por kilos, segn la marcha de los resultados electorales. Politiquilla interna.

Si ustedes prefieren las historias de espas, confen entonces en la distancia sustancial que guarda el ministerio del Interior serbio al respecto (nueva gestin fresca de esta semana, igual que el nuevo gobierno, un socialista del antiguo partido de Milosevic lo dirige), que permite vislumbrar la mano de alguno de los servicios secretos occidentales. Vamos, un chivatazo, que es ni ms ni menos que la respuesta igual y contraria a las coberturas y complicidades anteriores. Quin encubra a quin, quin esconda a quin? De momento cada cual es libre de elegir la versin y el culpable que ms le plazca. La versin judicial llegar mucho despus, precedida por el tiempo de las conveniencias polticas de quienes han decidido que Karadzic fuera detenido justo ahora. El monstruo que era fantasma hasta ayer y que vuelve a aparecer cuando las promesas europeas para Serbia han de producir algn beneficio evidente y concreto.

Quin era Radovan Karadzic lo podemos leer en mil artculos periodsticos que acompaan a la noticia de su captura. Habl con l al menos dos veces en Pale y en esas semblanzas no lo reconozco. Reductivas. Entrevist tambin a Mladic, el general de la carnicera de Srebrenica, el ltimo gran huido de aquella trgica pgina de la historia, y tampoco a l lo reconozco en tantas descripciones. Burdas. Valga la aclaracin de que de todos los asesinos que he conocido por gajes del oficio, ninguno parece serlo. Hoy Sarajevo festeja y una pequesima parte de Belgrado protesta. La fase judicial de la catstrofe yugoslava va tocando a su fin. Dentro de poco llegar el tiempo de una valoracin histrica ms sensata y documentada, as que limitmonos por ahora con las conveniencias polticas y las simplificaciones poco informadas de la crnica.

Fuente:
http://www.megachip.info/modules.php?name=Sections&op=viewarticle&artid=7430

Gorka Larrabeiti es miembro de Cubadebate, Rebelin y Tlaxcala, la red de traductores por la diversidad lingstica. Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar a sus autores, al traductor y la fuente.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter