Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-07-2008

El Muro de Cisjordania todava es ilegal

Khalid Amayreh
Al-Ahram Weekly

Traducido del ingls por Beatriz Morales Bastos


El 9 de julio de 2004 el Tribunal Internacional de Justicia (TIJ) de La Haya emiti su veredicto que declaraba ilegal el llamado muro de separacin, la gigantesca barrera que Israel estaba construyendo en Cisjordania.

El muro no se ha terminado de construir todava, fundamentalmente debido a problemas de procedimiento y financieros. Pero cuando se termine, devorar cerca del 46% de Cisjordania, el 10% del cual quedar aislado en el lado israel de la barrera. Casi con toda seguridad esto significa anexin.

A esto se aaden Jerusaln este y los pueblos rabes que lo rodean, que constituyen el 4% de la Cisjordania ocupada. Israel ya ha acordonado Jerusaln este junto con su poblacin palestina calculada en un cuarto de milln de personas con una barrera de ocho metros de altura que los aisla del resto de Cisjordania.

El histrico fallo del TIJ determin que la gigantesca barrera, construida en su mayor parte en tierra rabe ocupada por Israel en 1967, violaba el derecho internacional y deba ser demolido. El fallo tambin reafirmaba que todas las colonias judas construidas en Cisjordania, Jerusaln este y Gaza desde 1967 eran igualmente ilegales segn el derecho internacional y deban ser desmanteladas.

El TIJ fallaba que los palestinos que sufren perdidas a consecuencia del muro deban ser indemnizados por Israel. ste, envalentonado por su aliado-guardin, Estados Unidos, rechaz con actitud desafiante el veredicto argumentando que el TIJ no haba tenido en cuenta su punto de vista.

De hecho, lejos de hacer el menor caso al veredicto del TIJ, en realidad Israel aceler su apropiacin de tierra palestina, apoyado el Tribunal Supremo Israel que est en manos del ejrcito israel de ocupacin y que da el visto bueno y otorga a este robo de tierra la apariencia de una legalidad que no puede tener.

Los palestinos en general consideraron el veredicto una importante victoria para su causa. Sin embargo, pocos palestinos tenan esperanza alguna en las posibilidades reales de conseguir que la comunidad internacional dominada por Estados Unidos garantizara la implementacin sobre el terreno del fallo del TIJ. Al fin y al cabo, muchas otras resoluciones de Naciones Unidos y de su Consejo de Seguridad que declaran ilegales y nulas acciones acciones israeles se han quedado reducidas a simple papel mojado.

En los ltimos das palestinos de toda Cisjordania han recordado el cuarto aniversario del veredicto del TIJ con una determinacin renovada de acabar con la ocupacin de su tierra desde hace ya 41 aos. Es ms, la construccin de la horrible barrera, que muchos llaman El muro del vergenza no es sino un sntoma de la ocupacin israel, lo mismo que la proliferacin de las colonias y carreteras slo para judos israeles por todos los territorios ocupados .

La semana pasada se celebraron ocho manifestaciones de protesta en Cisjordania, desde Jenin, al norte, hasta Beln, al sur. Los manifestantes, entre los que tambin haba activistas extranjeros, llevaban banderas palestinas y corearon consignas pidiendo la demolicin del muro.

En Deir Al-Ghusun cerca de Tulkarem (al norte de Cisjordania) las manifestaciones se dirigieron al muro que aisla sus huertos y granjas. Uno de los manifestantes calific la apropiacin de su tierra por parte del ejercito israel de acto de expoliacin. Acus a Israel de engaar y mentir al mundo.

Primero dijeron que el muro era una estructura de seguridad, no una frontera poltica. Sin embargo hemos visto que todas las polticas y acciones israeles indican que Israel considera que el muro constituye fronteras polticas, afirm un hombre de mediana edad.

Pero muy pronto las protestas fueron reprimidas por las fuerzas de ocupacin que invadieron el pueblo a travs de las puertas destinadas a exclusivo uso militar construidas en el muro. La finalidad de estas puertas es permitir al ejrcito israel un fcil acceso a los pueblos palestinos adyacentes y facilitar as el control de la poblacin local.

El 11 de julio campesinos palestinos y activistas extranjeros se manifestaron caminando hacia el muro en los pueblos de Jayyous, Niilin, Billin y Al-Khadr donde se enfrentaron con los soldados israeles que defienden el muro. Los habitantes de los pueblos hablaron con amargura de los buldzeres militares israeles que diezman y destruyen sus olivares centenarios y sus granjas ancestrales, de los que dependen en gran medida sus medios de subsistencia.

Los soldados israeles, por su parte, no estaban de humor de permitir ni siquiera que las vctimas de la poltica de apartheid y de la limpieza tnica israeles comunicaran pacficamente al resto del mundo sus penalidades. Antes incluso de que los manifestantes llegaran al lugar donde estaban los diezmados olivares, los soldados de la ocupacin ensearon sus balas recubiertas de caucho, las bombas sonoras y los gases lacrimgenos. Un habitante del lugar result herido de gravedad y al menos 50 olivos ardieron debido a la explosin de las bombas y de los proyectiles de gases lacrimgenos.

Sin lugar a dudas el muro ha supuesto a los palestinos de Cisjordania unas prdidas incalculables a nivel nacional, que ataen a todos los aspectos de su existencia y de su supervivencia. Segn Abdul-Hadi Hantash, un cartgrafo y experto en asentamientos judos, el muro mide 786 kilmetros de largo y est construido a lo largo de las mayores cuentas de reservas de agua, que producen al ao 460 millones de metros cbicos de agua en su mayora potable. Aproximadamente un 5% de esta cantidad va a los palestinos mientras que Israel se apropia del resto.

Hantash afirm que el muro ya ha dejado aislados a ms de 70 pueblos y aldeas palestinos con una poblacin total de 223.000 personas. Tambin ha sido la causa de que se arranquen o destruyan 108.000 rboles crecidos, de los cuales 84,000 son olivos.

Hantash afirm que la Autoridad Palestina no deba considerar el muro como una cuestin aparte. Esta siniestra muralla es una parte integral de la poltica de asentamientos judos. Es un sntoma de la ocupacin y como todos sabemos, no se pueden erradicar los sntomas sin previamente tratar la causa de raz.

Hantash intervino el 11 de julio en un simposio celebrado en Dura, cerca de Hebrn, para recordar los cuatro aos que han pasado desde que el TIJ emiti su histrico veredicto en contra del muro.

Talab Al-Sanie, un palestino miembro del Parlamento israel que tambin particip en el simposio, seal que la construccin del muro se debi a un deseo irrefrenable por parte de Israel de imponer unilateralmente lmites polticos entre Israel y un posible Estado palestino.

Al-Sanie argument que, sin embargo, el veredicto del TIJ demostraba que el muro era un fenmeno ilegitimo producto de otro fenmeno igualmente ilegtimo, a saber, la ocupacin israel de tierra rabe. Seal que Israel simplemente estaba tratando de resolver sus problemas y temores demogrficos a expensas del pueblo palestino.

Los judos tienen que darse cuenta de que la ocupacin militar no les proporcionar seguridad. Tambin deben entender que su enemigo no es el pueblo palestino, sino la ocupacin, cuyo fin acabara con el conflicto en la zona.

Al-Sanie denunci que la mayora de los israeles, especialmente su gobierno y la clase dirigente militar, justifican la continua expansin de los asentamientos judos por toda Cisjordania y a ambos lados del muro de separacin con este este temor.

Enlace con el original: http://weekly.ahram.org.eg/2008/906/re3.htm



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter