Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-07-2008

Iraq, Afganistn o Pakistn?
Cul es el frente principal en la "Guerra contra el Terror"?

Pepe Escobar
Asia Times

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


Al-Qaeda ha vuelto con ganas. Basta con escuchar a Mustafa Abu al-Yazeed un importante comandante de al-Qaeda en Afganistn, en una entrevista muy fuera de lo comn en GeoTV de Pakistn, filmada en Khost, en Afganistn oriental.

En esta etapa nuestra visin es que no hay diferencia entre el pueblo estadounidense y el propio gobierno de EE.UU. Si vemos ese hecho a travs de la ley [islmica] sharia, el pueblo y el propio gobierno estadounidenses son infieles y estn combatiendo contra el Islam. Tenemos que basarnos en ataques suicidas, que son absolutamente correctos segn la ley islmica. Hemos adoptado esa forma de guerra porque existe una inmensa diferencia entre nuestros recursos materiales y los de nuestro enemigo, y es la nica opcin para atacar a nuestro enemigo.

La entrevista no se limita a la yihd defensiva. Yazeed profundiza en estrategia clsica de al-Qaeda incitando a una yihd talibn a travs de la frontera contra las fuerzas de EE.UU. y de la OTAN y condenando a un Estado, en este caso el gobierno de Pakistn. Segn su opinin: Desafortunadamente, es el gobierno de Pakistn el que ms ha daado a nuestra causa. El presidente Pervez] Musharraf viol la confianza de los musulmanes y contribuy a la destruccin del gobierno islmico de Afganistn Musharraf y su gobierno han cometido graves errores, no existe un ejemplo semejante en otros Estados islmicos.

Yazeed tambin dijo que al-Qaeda fue responsable por el atentado suicida con coche bomba contra la embajada danesa en Islamabad a comienzos de junio, en el que murieron seis personas.

Por qu entonces se siente tan envalentonada al-Qaeda como para que uno de sus mximos comandantes salga ante las cmaras y para colmo en una red de televisin extranjera, no as-Sahab, el brazo meditico de al-Qaeda?

Quiero mi emirato

Los yihadistas estiman ahora que la nueva yihd afgana contra las tropas infieles de EE.UU. y de la OTAN combinadas es ms importante por el momento que Iraq. As que, en este sentido, el candidato presidencial demcrata, senador Barack Obama tiene razn Afganistn, y no Iraq, es el frente central en la guerra contra el terror.

Pero la cosa es mucho ms complicada. El frente central est en realidad en Pakistn. Al-Qaeda quiere bsicamente un califato pan-islmico. Los neo-talibanes basados en Pakistn no son tan ambiciosos. Ya tienen su emirato islmico est en las reas tribales de Waziristn, en la frontera con Afganistn. Lo que quieren sobre todo es expandirlo. Tambin saben que nunca tendrn alguna posibilidad de apoderarse de todo Pakistn. Un experto paquistan en las reas tribales, que actualmente est en Washington, lo describe como una lucha de clases, casi como una revolucin campesina en desarrollo. Baitullah Mehsud [el lder neo-talibn paquistan] es slo un campesino de una familia pobre.

Lo que es impactante es que ahora los neotalibanes controlen prcticamente Provincia Frontera Noroeste en la frontera con Afganistn cuya capital es la legendaria Peshawar. Ya controlan varios suburbios de Peshawar.

El Estado paquistan no tiene virtualmente ningn poder en esas reas. Los talibanes imponen una ley sharia estricta. Si el personal local de seguridad se niega a obedecer, simplemente lo matan. No es ninguna maravilla que los neo-talibanes hayan sometido ahora a numerosos funcionarios paquistanes medianos e inferiores. Incluso fijaron un plazo al nuevo gobierno regional secular y relativamente progresista para que libere a todos los prisioneros talibanes si no lo hacen En cuanto al gobierno, lo nico que puede hacer es organizar alguna especie de vigilancia de vecindario para impedir una supremaca talibn total. Esta situacin tambin revela como el ejrcito paquistan parece ser impotente o mal dispuesto para luchar contra los talibanes.

Al otro lado de la frontera, en las provincias Kunar y Nuristn en Afganistn, los talibanes controlan ahora casi todos los puntos de control de seguridad. No es de extraar que Yazeed hablando en nombre de al-Qaeda, vislumbre una guerra sin fronteras. Dijo, en su entrevista en GeoTV: S, no podemos separar de Afganistn a la gente del rea tribal que forma parte de Pakistn y del pueblo paquistan. S, recibimos mucho apoyo de la gente tribal en Pakistn, y en los hechos es obligatorio que ellos nos den esa ayuda y es una responsabilidad impuesta por la religin. No es slo obligatorio para los residentes de las regiones tribales sino para todo Pakistn.

En una reciente prominente reunin de al-Qaeda en Miramshah en Waziristn del Norte la dirigencia de al-Qaeda dej en claro que no slo espera sino que quiere que la nueva guerra/yihd afgana se extienda a las reas tribales en Pakistn.

Y es lo que conseguir al-Qaeda segn lo que Obama dijo a Lara Logan de CBS News: lo que he dicho es que si tuviramos inteligencia procesable contra objetivos de alto valor de al-Qaeda y el gobierno paquistan no se mostrara dispuesto a perseguir a esos objetivos, nosotros deberamos hacerlo.

El Pentgono, por su parte, est preparando el campo de batalla ya ha enviado aviones teledirigidos Predator, repetidamente, por sobre las reas tribales. Se est preparando una guerra area para no mencionar numerosas operaciones especiales clandestinas paquistanes.

La estrategia de al-Qaeda es involucrar a los militares de EE.UU. es ideologa clsica de Osama bin Laden, segn la cual EE.UU. debera ser arrastrado a combatir en tierras musulmanas. Al-Qaeda razona que un ataque contra las reas tribales, de hecho un verdadero tercer frente en la guerra contra el terror (tan temido por el jefe del Estado Mayor Conjunto, almirante Michael Mullen) indignar hasta tal punto a la opinin pblica paquistan que el ejrcito paquistan ser impotente para seguir la huella estadounidense. Y al-Qaeda, en ltima instancia, tendr las manos an ms libres.

Obama y Osama

Cmo se ajusta a esta estrategia ese legendario fantasma, bin Laden? Est vivo o es solo un fantasma? Hassan Ibrahim de la televisin al-Jazeera dijo recientemente a la periodista independiente Kristina Borjesson que: "bin Laden est vivo. Las historias sobre la insuficiencia renal y la mquina de dilisis son estupideces, rumores de la CIA. En 2002, una de sus mujeres fue entrevistada por una revista saud y desminti categricamente la historia de la dilisis. Despus de Tora Bora [en Afganistn cuando EE.UU. lo invadi en 2001], su cuarta mujer pidi el divorcio. Tom una nueva mujer en abril de 2005, con quien tiene ahora un hijo. Su padre es un poderoso empresario saud de Hejaz quien anunci en su mezquita que su hija se haba casado con bin Laden.

Tambin se habla en la clandestinidad yihadista sobre un actual debate teolgico con participacin directa de bin Laden.

Obama, por su parte, todava no puede haber comprendido el cuadro completo, complejo, de lo que est ocurriendo en las reas tribales en su actual gira por el mundo slo ha estado en Jalalabad, en Afganistn oriental, y slo por unas pocas horas. Pero est aprendiendo aunque, por el momento, parece apelar a las galeras del establishment militar de EE.UU. al prometer que agregar otros 10.000 soldados al campo de batalla afgano. Al-Qaeda se regocijar.

Lo que ciertamente ha logrado Obama por el momento es un cambio de sentido en tres movimientos del gobierno de George W Bush, y colocado cabeza abajo la retrica neoconservadora sobre la guerra contra el terror en Iraq y la ha aplicado a Afganistn. Obama ha estado subrayando el creciente consenso en el pas de que necesitamos ms recursos en Afganistn".

En su conferencia de prensa en Jordania, Obama tambin subray su decisin de convertir Afganistn en la primera parada de su gira mundial porque es el frente central en la guerra contra el terror, el sitio en el que fue planificado el 11S y donde terroristas traman nuevos ataques contra EE.UU.

Y ah tenemos el acto decisivo directamente extrado de las reglas de juego neoconservadoras: Tenemos que tener xito al llevar la lucha a los terroristas. Pero eso no es todo. El jujitsu poltico de Obama ha mezclado esa retrica de la lnea dura con una visin global, multilateral para no hablar de obligar a los republicanos a aceptar su propia perspectiva de la guerra contra el terror. En cuanto a las reas tribales, proyecta la impresin de que se est dando tiempo para comprender plenamente su complejidad.

As que qu pasa con el auto-proclamado experto en seguridad nacional y candidato presidencial republicano, el senador John McCain? Bueno, se las arregl para decir a Diane Sawyer que la nueva configuracin de al-Qaeda y de los talibanes es una lucha muy dura, particularmente en vista de la frontera entre Iraq y Pakistn.

Pepe Escobar es autor de Globalistan: How the Globalized World is Dissolving into Liquid War (Nimble Books, 2007) y Red Zone Blues: a snapshot of Baghdad during the surge. Para contactos: [email protected]

(Copyright 2008 Asia Times Online (Holdings) Ltd. All rights reserved.)

http://www.atimes.com/atimes/Middle_East/JG24Ak01.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter