Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-07-2008

Estados Unidos pretende perpetuar los asesinatos masivos en Iraq

Peter Phillips
Global Research

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez


Estados Unidos es directamente responsable de alrededor de un milln de muertos iraques desde que invadi Iraq hace cinco aos y medio. En un informe de enero de 2008, un grupo britnico de sondeos, Opinin Research Business (ORB), inform que: El trabajo de investigacin realizado confirma nuestra estimacin previa de que alrededor de un milln de ciudadanos iraques han muerto como consecuencia del conflicto iniciado en marzo de 2003 En estos momentos valoramos que el nmero de vctimas, entre marzo de 2003 y agosto de 2007, ha sido probablemente del orden de 1.033.000 muertos. Si tenemos en cuenta el margen de error asociado a los datos de una investigacin de esta naturaleza, la cifra estimada se situara entonces entre los 946.000 y 1.120.000 muertos.

El informe de ORB segua las huellas de dos estudios anteriores dirigidos por la Universidad Johns Hopkins que se publicaron en la revista mdica britnica Lancet y que confirmaban las cifras continuas de muertes masivas en Iraq. Un estudio realizado por el Dr. Les Roberts, del 1 de enero de 2002 al 18 de marzo de 2003, fijaba las muertes de civiles en aquel momento en alrededor de 100.000. Un segundo estudio publicado en Lancet en octubre de 2006 documentaba alrededor de 650.000 muertos civiles en Iraq desde el comienzo de la invasin estadounidense (*). El estudio de 2006 confirma que fueron los bombardeos areos estadounidenses sobre barriadas civiles los que causaron la tercera parte de esas muertes, y que alrededor de la mitad de las muertes son directamente atribuibles a las fuerzas de EEUU.

La cifra ahora estimada, en julio de 2008, de 1.200.000 muertos incluye nios, padres, abuelos, bisabuelos, taxistas, clrigos, profesores, obreros, policas, poetas, trabajadores sanitarios, proveedores de servicios de guardera, trabajadores de la construccin, canguros, msicos, panaderos, trabajadores de la hostelera y muchos ms. Porque Estados Unidos decidi invadir su pas, en Iraq han muerto personas de todas las clases, de todos los sectores. Son muertes que exceden sobremanera las tasas normales de muertos civiles bajo el anterior gobierno.

La magnitud de esas muertes es innegable. La ocupacin continuada de las fuerzas de EEUU garantiza una tasa de mortalidad masiva en exceso de 10.000 personas por mes, y de esa cifra la mitad mueren a manos de las fuerzas estadounidenses, una carnicera tan grave y tan concentrada que es equiparable a las ms atroces matanzas masivas perpetradas en la historia del mundo. Ese acto no ha pasado desapercibido.

Recientemente, Dennis Kucinich introdujo un sencillo artculo en el que abogaba por el impeachment contra George Bush por mentir al Congreso y al pueblo estadounidense sobre las razones para invadir Iraq. El 15 de julio, la Cmara remiti la resolucin al Comit Judicial por 238 contra 180 votos. Que Bush minti sobre las armas de destruccin masiva y sobre la amenaza que Iraq representaba para EEUU est ms all de toda duda. La anterior fiscal federal Elizabeth De la Vega nos documenta con toda profundidad las mentiras de Bush en su libro U.S. Vs Bush, y numerosos otros investigadores han verificado asimismo las falsas declaraciones de Bush.

El pueblo estadounidense se enfrenta a un dilema moral muy serio. Se han cometido, en nuestro nombre, todo tipo de asesinatos y crmenes de guerra. Hemos permitido que la guerra/ocupacin contine en Iraq y, sin embargo, los dos principales candidatos a la Presidencia nos ofrecen muy pocas posibilidades de un cese inmediato de los asesinatos masivos. Por un lado, McCain aceptara sin dudar la muerte de otro milln de civiles iraques para salvar la cara de Estados Unidos y, por otro, el calendario de 18 meses para la retirada de Obama va a acarrear, probablemente, otras 250.000 muertes de civiles, cuando no ms.

Se lo debemos a nuestros hijos, nos lo debemos a nosotros mismos: un futuro sin la vergenza de llevar asesinatos masivos en nuestra conciencia. La nica solucin a este dilema es la retirada inmediata de todas las tropas estadounidenses de Iraq y el enjuiciamiento y prisin de todos los responsables. Cualquier otra cosa conlleva un pecado original permanente en el alma de la nacin del que nos tendremos que lamentar siempre.

N. de la T.:

Vase en Rebelin la traduccin al espaol del informe de Lancet citado:

(*) http://www.rebelion.org/noticia.php?id=39504

Peter Phillips es Profesor de Sociologa en la Universidad del Estado de Sonoma y director de Project Censores, un grupo de investigacin de los medios. Es co-editor, con Dennis Loo, del libro: Impeach the President: The Case Against Bush and Cheney).

Enlace:

http://globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=9646



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter