Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-07-2008

Tiempo de Cambio en la Revolucin
Cuba, ese oscuro objeto del deseo de la diplomacia internacional

Jos Miguel Arrugaeta-Joseba Macas
Gara


Mientras las transformaciones y adaptaciones internas estn marcadas por un ritmo netamente cubano (con las habituales opiniones y reacciones contradictorias y diversas de una ciudadana netamente crtica y abierta), la mayora de los observadores y analistas internacionales han venido manteniendo un estudiado silencio o, en su defecto, una poltica informativa sesgada y discriminatoria sobre todo aquello que no se ajusta a su manual de cambio de importacin. Pero el silencio o la manipulacin no son sinnimo de ignorancia respecto a lo que verdaderamente est sucediendo en esta nacin caribea, claro est. Ante el riesgo evidente de quedarse descolocados frente a una realidad cubana dinmica y cambiante, los ltimos meses han sido prdigos en diversos movimientos, matices y reflexiones en las relaciones internacionales a partir de una diversidad de hiptesis y conjeturas, de muy difcil comprobacin, sobre la situacin de la Revolucin y su futuro a corto y medio plazo.

Cuba ha tenido desde 1959 (pese a su reducido tamao, limitada poblacin y escasa relevancia econmica) un enorme papel en el concierto internacional de la mano de un proceso social y poltico que siempre ha propiciado una intensa e inteligente actividad diplomtica. El hecho, por ejemplo, de haberse mantenido firme contra viento y marea durante cinco largas e intensas dcadas han convertido a la Revolucin en un autntico smbolo de resistencia para millones de hombres y mujeres del planeta. Incluso hoy, cuando la accin exterior cubana se encuentra muy ajustada a los espacios de la solidaridad, las relaciones econmicas y la diplomacia, es innegable que cualquier cambio interno tiene enormes repercusiones ms all de sus fronteras insulares. Por esa misma razn, la existencia de un entorno internacional hostil, neutro o favorable es una variable fundamental a la hora de entender el proceso de transformaciones internas que ya ha comenzado en el pas y que tendr sin duda su momento ms definitorio el ao prximo en un decisivo VI Congreso del Partido Comunista de Cuba.

USA-UE: Dos Visiones?

Desde el inicio de la Revolucin la poltica de las sucesivas Administraciones norteamericanas hacia Cuba se ha caracterizado, con algunos pequeos parntesis en su aplicacin, por una hostilidad y agresin constantes. El resultado es suficientemente conocido: una enorme inversin de recursos y un fracaso total en su objetivo final, pero que ha condicionado en gran medida una poltica y una mentalidad interna de fortaleza asediada. Mientras el actual equipo de Georges W. Bush se va despidiendo sin conseguir tampoco cumplir la aeja promesa de acabar con Castro, los dos actuales candidatos preparan sus programas de intervencin. El republicano John McCain repite la vieja receta de firmeza, agresin sostenida, mantenimiento del bloqueo y una transicin diseada por Washington. El demcrata Barack Obama, rompiendo todas las tradiciones, ha declarado sin embargo -en el mismo Miami durante un acto convocado por la poderosa y ultraconservadora Fundacin Cubano-Americana- que aunque piensa mantener el bloqueo contra la Isla, tiene la intencin de hablar directamente con el Gobierno cubano y piensa eliminar las restricciones a los viajes familiares as como autorizar el envo libre de remesas. Es verdad que estas declaraciones han sido realizadas en un contexto netamente pre-electoral pero, sin duda, estamos ante lo que parece un cambio trascendente y con repercusiones difciles de calcular. Y es que, ms all de quin gane las elecciones hay que pensar que estas reflexiones representan la opinin de un importantsimo sector de la elite poltico-econmica norteamericana, cansada de una poltica estril y reiterada que, adems, queda marginada de cualquier influencia en los cambios reales internos. Es sta la muestra de que la extrema derecha cubano-americana ha llegado a su lmite para seguir definiendo y condicionando la poltica de EE.UU frente a Cuba? An es muy pronto para responder a esta cuestin esencial pero sin duda habr que prestar mucha atencin en los prximos meses a los cambios propuestos para Cuba, en este caso norteamericanos.

En Europa, mientras tanto, y en una Cumbre marcada por los efectos del no irlands, los gobiernos de la UE decidan a la hora del postre (y no se trata de ninguna metfora) levantar provisionalmente la denominada Postura Comn sobre Cuba, adoptada hace unos aos a propuesta de Jos Mara Aznar. A instancias ahora del Gobierno Zapatero y con fuertes reticencias de Alemania, Francia y Suecia, adems de la siempre dispuesta Repblica Checa, (convertida en el agente americano en esta materia desde tiempo atrs), los gobiernos europeos han decidido otorgarse doce meses para congelar las sanciones a Cuba con el fin de influir positivamente en las autoridades del pas de cara a propiciar una serie de cambios democrticos, muchos de ellos convertidos de hecho en inaceptables y marcadamente injerencistas en opinin de las propias autoridades de la Revolucin. Sorpresas de la diplomacia, si se confirmase el cambio paulatino de la posicin norteamericana hacia la isla, la Unin Europea corre el curioso riesgo de quedarse sola en la defensa de una poltica que no es la suya, tal como apuntaba semanas atrs un influyente peridico madrileo nada sospechoso de simpatizar con la Revolucin o respetar la soberana cubana, buque insignia adems de un importante holding multimedia, con poderosos intereses en Amrica Latina.

La Posicin Cubana

El Gobierno de La Habana, por su parte, no se apresura. Toma nota detallada de las declaraciones electorales norteamericanas y promete un anlisis profundo y exhaustivo de la posicin europea para ms adelante. Ha llegado el verano, no lo olvidemos. Pero basta con revisar la prensa cubana de los ltimos meses para darse cuenta de que en Cuba saben bien que el mundo no se limita a Washington y/o Bruselas. Definitivamente los cubanos no estn esperando bendiciones o avales de aceptacin unilateral. En estos ltimos meses se han restablecido a todos los niveles las importantes y tradicionales relaciones cubano-mexicanas, se han recibido en la Isla las visitas de diversos presidentes latinoamericanos (Hugo Chvez, Evo Morales, Tabare Vzquez...), de altos representantes y delegaciones de los gobiernos de China y Vietnam, se han fortalecido nuevos espacios multinacionales de cooperacin econmica (Petrocaribe, etc.), se reactiva el papel del Gobierno cubano como presidente en ejercicio del Movimiento de Pases No Alienados (NOAL)... Una intensa agenda de visitas, acuerdos y firma de convenios y protocolos de colaboracin que se mantiene a un ritmo fluido, constante y sin alteraciones.

Y es que cada esfera de actuacin de la poltica exterior cubana tiene tambin definido su trabajo en un momento tan delicado y apasionante como el actual: el Gobierno estrechando lazos polticos, econmicos y comerciales que faciliten y propicien su dinmica interna y reafirmen su papel internacional mientras su experta y probada diplomacia maneja con cautela, pero sin rechazos, las seales de cambio de aquellos que tradicionalmente han querido imponer sus condiciones y posiciones a una Revolucin siempre celosa de su independencia y soberana. Lo que est claro es que los cambios y las transformaciones anunciados no son slo de mbito interno. Comienzan a tener ya diversas repercusiones internacionales que necesitaran tambin de un seguimiento exhaustivo en el inmediato tiempo que se avecina.

Cronologa

agosto de 2006

Tras conocerse el mes anterior la enfermedad de Fidel Castro, Bush insiste en abogar por un cambio democrtico en Cuba.

diciembre de 2006

Raul Castro preside un gran desfile militar en La Haban y reitera a EEUU su oferta de dilogo y normalizacin en pie de igualdad.

primarias demcratas

El candidato demcrata a la Casa Blanca defiende en Miami el dilogo con Cuba y se compromete a eliminar las restricciones a los viajes familiares y a las remesas.

Junio de 2008

A instancias de Madrid, que haba normalizado relaciones en 2006, la UE decide el inicio de un proceso para levantar provisionalmente las sanciones impuestas a la isla en 2003.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter