Portada :: Conocimiento Libre
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-08-2008

Entrevista con Thierry Meyssan, director de Red Voltaire
Internet ya es un campo de batalla en el sentido militar del trmino

Jrome Bouteiller
NetEco

Traducido por Caty R.


Periodista independiente y escritor controvertido, Thierry Meyssan, desde hace muchos aos, se basa en Internet para llevar a cabo sus investigaciones y difundir sus ideas. Entrevista exclusiva con el autor de L'Effroyable imposture*, que reitera sus compromisos y la utilizacin de una herramienta, Internet, atrapada por la censura

Thierry Meyssan, buenos das! Propulsado al escenario meditico por poner en la picota la versin del gobierno de Estados Unidos sobre el desarrollo de los atentados del 11 de septiembre de 2001, adems, usted es secretario general del Partido radical de izquierda de Francia (PRG) y preside la Asociacin Red Voltaire, en la que milita desde 1994, por la libertad de expresin. En pocas palabras, cmo definira su accin? Cul es su principal aspiracin?

Mis aspiraciones son, al mismo tiempo, comprender e influir. Soy un analista poltico y un militante. En contra de la visin actual de la profesin, slo concibo el periodismo de esta manera. No me encasillo en la prensa de opinin que comenta la actualidad sin cuestionar los puntos de vista que nos vienen dados ni en la prensa dominante que, por su rechazo a tomar partido, defiende el desorden establecido.

Fui responsable del PRG desde 1994 a 2008. Pero actualmente no vivo en Francia y tuve que dejar esa funcin, aunque sigo muy vinculado a esta filosofa que tiene grandes aspiraciones y asume compromisos difciles, tanto por realismo como por disciplina democrtica.

Efectivamente, empec a ser muy conocido en los medios de comunicacin a raz de mis estudios sobre los atentados del 11 de septiembre y la evolucin poltica de Estados Unidos. Aunque fui objeto de una campaa denigratoria particularmente virulenta en los pases anglosajones y en Francia, me benefici de un gran reconocimiento, especialmente en los pases mediterrneos y Amrica Latina. De repente me encontr lanzado a la escena internacional y desde entonces tengo la oportunidad de que me consulten numerosos lderes polticos de todo el mundo que consideran importantes mis anlisis. Siempre me sorprende ver el desfase entre mi actividad y el retrato poco favorable que presenta de m la prensa francesa. No se dice que nadie es profeta en su tierra?

Desde hace tres aos, su sitio VoltaireNet.org se convirti en agencia de prensa no alineada. Esta nueva frmula es ms seductora para los internautas? Cul es su audiencia? Cmo financia su actividad?

Desde mi trabajo durante la guerra de Kosovo estoy preocupado por la dominacin de algunas agencias de prensa (AP, Reuters, AFP) que imponen su visin de los hechos al conjunto del mundo. Eso me condujo a reanudar el combate con el Movimiento de los no alineados contra la dominacin informativa, que antao promovi la UNESCO. Convencidos de que los periodistas locales saben mejor lo que pasa sobre el terreno que las agencias de Nueva York, Londres y Pars, constituimos una red de agencias de prensa, diarios y revistas y comenzamos a sindicar nuestros artculos. Esta frmula tiene un gran xito en Amrica Latina, donde nuestra red se convirti en la primera fuente de informacin independiente. Ya nos movemos un poco en el mundo rabe y pretendemos seguir por todo el mundo.

No consideramos Internet como un medio de comunicacin aparte. Tambin nos apoyamos en muchas publicaciones de papel. Por mi parte publico libros, escribo artculos para grandes publicaciones polticas de Rusia, el mundo rabe y Amrica Latina. Participo en numerosas emisiones de radio y televisin en todo el mundo y yo mismo pronto ser presentador. Sin embargo, de los medios de comunicacin, Internet es el ms gil y el ms barato.

Al principio, nuestra actividad se financiaba con mis derechos de autor ya que mis obras tuvieron un xito mundial. Pero despus de que mi editor se declarase en quiebra robndome los derechos que haba recaudado en mi nombre, nos hemos encontrado con grandes dificultades. Actualmente, todos los gastos tcnicos y algunos gastos de traduccin se financian con las donaciones de los lectores. Pero a pesar de que son generosos, nuestro margen de maniobra es limitado.

Las averas observadas en las ltimas semanas en VoltaireNet.org, eran debidas al xito de la llamada a los lectores o a las respuestas electrnicas de los opositores a la accin de la Red Voltaire? Segn su opinin, qu hay detrs de esos ataques?

En primer lugar fuimos vctimas de nuestro xito. El servidor que utilizbamos no soport el aumento del trfico en nuestro sitio. En efecto, adems de Voltairenet.org, nosotros editbamos en los sitios de nuestros socios y en las bases de datos documentales. Con esas perturbaciones, nuestro lugar principal, Voltairenet.org, perdi audiencia. Pero a pesar de todo ha vuelto a los 1,3 millones de visitas mensuales.

A eso se aadieron diversos ataques difciles de interpretar hasta que llegamos a la conclusin de que exista un sabotaje interno. Pero nos encontramos con que ms de 1.500 lectores respondieron a nuestra peticin de ayuda econmica y eso nos permiti agarrar el toro por los cuernos y cambiamos de alojamiento y de equipo tcnico. Ahora disponemos de una maquinaria ultramoderna, una banda de transmisin muy amplia y un equipo tcnico capaz de intervenir las 24 horas del da. Cambiaremos los DNS en los prximos das y reanudaremos progresivamente el ritmo de nuestras publicaciones.

Hemos sido objeto de numerosos ataques informticos. No slo los tpicos ataques de mensajes mltiples para saturar el sitio, sino cosas ms sofisticadas, por ejemplo la penetracin en las bases de datos para cambiar el contenido. Sin hablar de los ataques fsicos, como la destruccin de una de nuestras mquinas albergada en un centro de telecomunicaciones a pesar de que estaba protegida.

Al contrario de las prcticas en boga en la blogsfera, su sitio no propone ninguna interactividad con los lectores. Temen excesos por su parte? Por qu no apostar por una forma de colaboracin con los internautas?

Es algo que todos lamentamos mucho. Nuestros intentos de crear foros nos vacunaron. Inmediatamente nos invadieron elementos provocadores de todo tipo que desviaban los debates o enviaban mensajes racistas o extremistas para desacreditarnos.

Ms all de los problemas tcnicos y econmicos, cree que Internet facilita la libertad de expresin de asociaciones como la suya o teme tambin el desarrollo de la censura sobre este nuevo medio de comunicacin, incluso en Francia?

Por supuesto que Internet facilita el ejercicio de la libertad de expresin. Desde este punto de vista la generalizacin de Internet es una revolucin poltica que trastorna a las instituciones. Pero esta libertad es relativa. En primer lugar tenemos que enfrentarnos a nuestras propias limitaciones intelectuales. En las sociedades modernas hemos perdido la capacidad de pensar por nosotros mismos y adoptamos el comportamiento gregario del consumidor de los grandes medios. Cuando nos liberamos de nuestros prejuicios, debemos hacer frente a toda clase de presiones. Y si la profesin periodstica no brilla por su valenta, no hay razn que el resto de la sociedad sea mejor.

Histricamente, todos los nuevos medios de comunicacin son bocanadas de aire fresco. Pero con el tiempo se enmarcan en normas legislativas y reglamentarias que los obstruyen. Ese ser tambin, probablemente, el problema de Internet cuando encuentren los medios tcnicos para controlarlo.

Ms all de la censura, que es un fenmeno nacional, Internet ya es un campo de batalla en el sentido militar del trmino. Estados Unidos destruy miles de sitios durante la guerra de Kosovo. Israel hizo lo mismo durante la guerra de 2006 contra Lbano -y con ese motivo una unidad especializada del Tsahal consigui bloquear temporalmente nuestro sitio a pesar de que en aquel momento estaba alojado en territorio francs-. De cara a los prximos conflictos, el ejrcito estadounidense acaba de invertir grandes sumas en materiales que le permitirn destruir decenas de miles de sitios en pocos das. Nadie est a salvo y no hay que pensar en el gobierno francs para que nos defienda si esos Estados atacan nuestros sitios.

Muchas gracias, seor Meyssan

* En espaol La gran impostura.

Original en francs:
http://www.neteco.com/153534-thierry-meyssan-internet-champ-bataille-sens-milit.html

Jerome Bouteiller es licenciado por la Universidad de Pars Dauphine y el Instituto de Estudios Polticos de Pars. Es el creador del sitio web NetEco.com, inaugurado en 1999, y ha ocupado diversos puestos de responsabilidad en asociaciones polticas y profesionales. Su sitio: http://www.jbouteiller.net/

Caty R. pertenece a los colectivos de Rebelin, cubadebate y Tlaxcala. Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y la fuente.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter