Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-08-2008

Las reformas de Cuba

Saul Landau y Nelson Valds
Rebelin


Las reformas de Cuba

Por Saul Landau y Nelson Valds

Los lderes cubanos han comenzado un proceso de reformas unificando algunos ministerios, abriendo ms posibilidades a la agricultura y descentralizando ciertas funciones. No han dado seales claras de cul es el modelo que va a emerger. El gobierno parece estar decidido a seguir el conocido camino de enfrentar pragmtica y cautelosamente los problemas que han surgido durante cinco dcadas, especialmente aquellos que se agravaron debido al colapso sovitico en 1991. A medida que se acerca el Congreso del Partido Comunista, programado para octubre de 2009, resultados de las discusiones en todo el pas, el Partido puede que agregue nuevos enfoques a la bsqueda que Cuba ha hecho durante medio siglo para construir un sistema justo. Nadie espere que Cuba abandone el socialismo positivo.

A partir del triunfo revolucionario en 1959, los lderes cubanos han realizado un enfoque singular del cambio social. Los medios occidentales han ignorado que el gobierno de Cuba ha operado por medio del consenso. Es ms, los reporteros occidentales se refieren a la dictadura de Castro como si tal concepto fuese axiomtico.

En su lugar, bajo Fidel --un maestro de la poltica del consenso-- una dirigencia colectiva tuvo que eliminar el viejo orden y reemplazarlo con una sociedad justa, una tarea herclea que un solo hombre no hubiera podido hacer. Para hacer su propio sistema, los cubanos se enfrentaron a la ira de las antiguas elites y la furia de un vecino norteo. Cincuenta aos despus, los funcionarios norteamericanos an echan espuma por la boca debido a la audaz desobediencia de Cuba. Ral Castro y sus asociados, incluyendo una cifra significativa de personas ms jvenes, se enfrentan a una nueva y formidable aventura: la construccin de un socialismo sensato en una sola isla.

Ral reconoci esto el 26 de Julio, cuando conmemor xitos pasados y se refiri a la necesidad de ms reformas. La agresin perpetua de EEUU hizo que Cuba adoptara una mentalidad de seguridad nacional, pero los lderes cubanos pueden culpar a la hostilidad de EEUU solo de algunos de sus problemas. Veteranos del Moncada, la Sierra y la Clandestinidad ciertamente pueden enorgullecerse de haber logrado sus objetivos histricos.

En 1959, despus de haber librado guerras y levantamientos desde la dcada de 1860, los cubanos obtuvieron la independencia. Cuba defendi entonces la revolucin contra la beligerancia de EEUU mientras que simultneamente estableca un sistema igualitario basado en derechos --el de comer, tener vivienda, cuidados de salud, educacin, etc. Como salsa encima de la carne de sus xitos, los cubanos bailaron --y siguen hacindolo-- en el escenario mundial: libertadores de partes de frica, liquidadores de la Doctrina Monroe, proveedores de equipos mdicos de emergencia que llevaron vitales servicios a pakistanes, hondureos y otros que fueron golpeados por desastres naturales. Especialistas cubanos en oftalmologa han salvado la vista a incontables personas del Tercer Mundo. Artistas, atletas y cientficos cubanos han grabado sus nombres en el cuadro de honor del talento en todo el mundo. Y Fidel es uno de los grandes lderes del siglo 20. Cuando sala a los espacios pblicos internacionales, hasta algunos de sus oponentes ideolgicos aplaudan --debido al respeto que se gan por enfrentarse valientemente a los dictados de EEUU.

Los medios norteamericanos no reportan acerca de Cuba. Brindan cobertura tonta a asuntos perifricos, tales como presentar el tema de Cuba como Fidel y Ral. La noticia es tpica del periodismo norteamericano acerca de Cuba, basado en rumores. Irnicamente, la "superior" prensa norteamericana descarta a los medios cubanos como no objetivos. En un artculo publicado en The New York Times el 31 de julio de 2008, el reportero Marc Lacey asumi la postura del conocimiento csmico.

Lacey se burla de Fidel por haber "dejado al pas en desorden econmico". Es extrao, pero cundo el NY Times se refiri al desorden econmico de EEUU mientras millones sufren los dolores del desempleo o la devastadora locura de las hipotecas de alto riesgo? 50 millones de norteamericanos carecen de acceso a los cuidados mdicos o a las redes de seguridad. Ni tampoco uno encuentra referencias al "desorden" en las pocas noticias acerca de Honduras, frica Sub-Sahariana y otras naciones del Tercer Mundo donde las mayoras carecen de alimentos, educacin y cuidados mdicos.

En vez de expresar sorpresa por el papel de Cuba en conformar la historia y brindar a millones de sus ciudadanos una oportunidad para participar en los hechos, a pesar de sus carencias diarias, Lacey habla de la "extraa dinmica" entre Ral y Fidel. Vaya! Los dos hermanos han sido socios en decisiones claves desde que ambos atacaron el Moncada en julio de 1953. Es ms, en 2005 Fidel le record al Partido que se cambiara todo lo que era necesario cambiar.

Sin embargo, el Partido no ha cambiado todo lo necesario para satisfacer a los cubanos desafectos, aquellos que no estn impresionados por los logros anteriores. "Qu tienen que ver las glorias pasadas con la incertidumbre de la vida diaria?", preguntan. En posesin de una educacin de alta calidad, altos niveles de destreza y buena salud, consideran que merecen mejores empleos. Es ms, toda su experiencia escolar, desde la guardera infantil hasta los doctorados, les ha enseado autoestima y los ha estimulado a esperar lo mejor. Pero los empleos buenos son escasos en la isla --y en la mayora de los pases del Tercer Mundo.

Varios cubanos de veintitantos y trentitantos aos adoptaron actitudes indiferentes a las referencias a los logros de la revolucin y contestaron: "No veo que haya mucho futuro para m aqu". S, un ingeniero calificado puede sentirse frustrado haciendo pizza ocho horas al da. La frustracin tambin puede provocar que algunos hagan caso omiso de las condiciones externas que afectan su vida. Cuba existe dentro de la economa corporativa globalizada, posee recursos limitados y sigue siendo vctima de un sper embargo norteamericano aparentemente eterno.

As que miles se van. El gobierno de EEUU, que est obligado por un tratado a conceder cada ao 20 000 visas de residentes, entrega muchas menos. Sin embargo, ni la Administracin Clinton ni la Bush trat de revocar el acuerdo Por lo tanto, los contrabandistas --no de la isla-- se babean por sus ganancias (unos $15 000 dlares por persona) y algunos cubanos mueren en el mar. Estos traficantes de personas llevaron a unos 6 000 a Mxico entre octubre de 2007 y abril de 2008. Tres mil ms desembarcaron en el Sur de la Florida entre octubre de 2007 y julio de 2008. La Guardia Costera intercept a otros 1 700 antes de que llegaran a EEUU. Tal movimiento migratorio sucede debido a que la Ley de Ajuste Cubano permite a los cubanos --y a nadie ms-- entrar a Estados Unidos. Esta ley debilita el proceso formal de visas, en el cual los funcionarios consulares vetan a los solicitantes.

Despus de que Washington impusiera su embargo en 1962, Cuba implant la libreta (cartilla de racionamiento) en un intento por garantizar la igualdad en la distribucin y una red de seguridad, similar a la poltica britnica durante la 2da. Guerra Mundial. En tiempos del "Perodo Especial", el estado no posea suficientes artculos como para cumplir con sus obligaciones y EEUU hizo ms estricto el embargo para restringir an ms la economa de Cuba. La gente comenz a "negociar" para obtener comida. Para hacerlo, violaron la ley al comprar y vender de manera ilegal y robar al estado. Lgicamente, tal situacin hizo descender la moral.

Los problemas de Cuba van ms all de la disminucin del compromiso. Este ao el gobierno anunci una dramtica falta de maestros --oficialmente, 8 000, en parte debido a incentivos salariales insuficientes. Escribiendo desde su convalecencia, Fidel apel a los cubanos para que comprendieran tales noticias en un contexto apropiado: "No nos desalientan las noticias de nuestros enemigos, quienes tuercen el sentido de nuestras palabras y presentan nuestra autocrtica como tragedia", escribi en Granma, el diario oficial de Cuba. Alent a los lectores a comparar la educacin de Cuba con los sistemas en Estados Unidos "y otros pases ricos". "S, ellos tienen muchos ms automviles, usan ms gasolina, consumen mucha ms droga, compran ms joyas y se benefician del saqueo a nuestros pueblos, como han hecho durante siglos".

Sin embargo, la falta de maestros no es nada en comparacin con el desempeo de la agricultura cubana. El pasado ao el gobierno tuvo que importar ms del 70% de los alimentos que ofrece por la libreta de racionamiento. Cuba ahora "exporta" a graduados altamente calificados, una forma juiciosa de ofrecer ayuda educacional y tcnica a pases necesitados, y de paso a veces generar ingresos tambin.

Durante los dos ltimos aos, Cuba ha comenzado a reestructurar su sector energtico, renovando sus redes elctricas e introduciendo programas de ahorro de energa, desde el reemplazo de bombillas en busca de eficiencia, hasta la produccin de energa solar y el incremento de la conciencia pblica acerca del tema. Experimentos imaginativos en agricultura urbana y agricultura orgnica se han extendido en un intento por hacerse ms autosuficientes. Los cambios en el uso de la tierra tambin son una respuesta al lamentable nivel de produccin de alimentos. Este cambio incluye el ofrecimiento de claros incentivos materiales a agricultores existentes y potenciales, al mismo tiempo que elimina procedimientos burocrticos.

La productividad laboral, que debiera ser alta debido a los niveles de educacin y entrenamiento de Cuba, haba descendido a niveles decepcionantes. En el seno del movimiento obrero cubano, el dilogo sano ha comenzado a situar a los sindicatos ms en consonancia con las actuales quejas. Este proceso comenz anteriormente, cuando Fidel, en 1987, se refiri a la "chapucera" existente en los centros de trabajo, resultados descuidados o sin terminar que socavaron la fuerza econmica y moral.

Fidel ense a los cubanos a comprender sus derechos, lo que significa que tienen el derecho a esperar que el estado les facilite esos derechos. Sin embargo, las generaciones ms jvenes no parecen reconocer las graves limitaciones materiales del estado ni estn impresionados por la distribucin igualitaria en Cuba de su riqueza insuficiente. Se quejan porque el gobierno no cumple con las expectativas que tienen desde la niez. La televisin cubana retransmite programas como "Esposas Desesperadas", as que los cubanos ven a los norteamericanos que poseen televisores de plasma, y no las escenas diarias de la ira en la carretera y a los norteamericanos perdiendo la chaveta. La TV y los norteamericanos que van a Cuba alardean de su consumismo extravagante ante algunos cubanos.

Ral ha hablado acerca de educar a la gente de acuerdo con las posibilidades reales de Cuba y acerca de la descentralizacin para aumentar la eficacia y la responsabilidad. Ral --lo que quiere decir la mayora del aparato interno del Partido-- tambin alent la diversidad de opiniones dentro del Partido para enfrentar lo que muchos perciban como una escasez de dilogo. Los lderes del Partido Comunista comprenden la necesidad de construir un socialismo sensato.

Estados Unidos contina siendo una constante amenaza a la seguridad, lo cual limita su imaginacin. Es ms, la agresiva e impulsiva sombra de Bush ser dominante hasta enero de 2009. Los lderes cubanos avanzan lentamente, con prudencia, y con participacin desde la base. No quieren brindar ninguna excusa para una "sorpresa" por parte de Bush.

Saul Landau es miembro del Instituto para Estudios de Poltica. Nelson Valds Profesor Emrito de la Universidad de Nuevo Mxico.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter