Portada :: EE.UU. :: EEUU, subasta presidencial
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-11-2004

Estados Unidos rumbo al desastre
Triunf el miedo sobre el hambre

Lisandro Otero
Rebelin


Las elecciones norteamericanas demostraron que no siempre los malvados son castigados. Triunf el pnico al terrorismo--abultado por los inventores de la amenaza perpetua--; se impuso el fanatismo mesinico sobre el desempleo, la contraccin econmica y la crisis financiera inminente. Es decir, venci el miedo sobre el hambre.

Triunfaron los Estados Unidos profundos, los mascachicles que cantan baladas country, se emborrachan con cerveza, leen historietas grficas y pegan imgenes de chicas en trusa en sus roperos, la nacin puritana, ofuscada por las supersticiones, los fanfarrones pendencieros, Fueron vencidos los Estados Unidos cultivados, quienes leen a Whitman y Poe, los que ven los espectculos de Broadway, viajan a Europa, beben whisky, leen los editoriales del New York Times y oyen pera. Los granjeros rsticos vencieron a los intelectuales, artistas y periodistas. El subdesarrollo gringo triunf sobre el desarrollo yanqui. La rbita rural derrot a la industrial. El cowboy le gan al gentleman.

El triunfo de Bush y los republicanos en el Congreso demuestra que Estados Unidos es el pas que ms medios de difusin cuenta, pero es el peor informado. Una gran mayora cree que Sadam Hussein fue el autor intelectual del atentado contra las Torres Gemelas. Una gran parte de la opinin est convencida de que Irak albergaba armas de destruccin masiva. Una inmensa parte de la poblacin est convencida que Bush es un gran lder y el ms confiable escudo contra los atentados terroristas. El conservadurismo creciente est causado por el temor a la agresin posible, misteriosa y remota, que pueda, supuestamente, poner en peligro la hamburguesa con papas fritas, el cine del sbado por la tarde y la misa dominical.

Bush y sus matones Cheney, Rumsfeld, Wolfowitz, Condoleezza, han logrado imponer el pavor y la desconfianza como motivaciones emocionales para implantar el totalitarismo con mscara democrtica. En lo adelante continuar el despilfarro de los fondos pblicos, incrementando el dficit nacional con los gastos alegres en la maquinaria de guerra. Continuar profundizndose la zanja entre los opulentos y los desposedos: los ricos pagarn menos impuestos y la clase media cargar el costo de las incursiones de rapia en pases soberanos. El precio de los cuidados de salud continuar subiendo sin una adecuada proteccin de la seguridad social. Se fortalecer la venta de armas automticas a delincuentes y a psicpatas que las usan contra escolares. Va a incrementarse el desempleo que hizo perder ms de un milln de puestos de trabajo en el primer perodo de Bush. La contraccin econmica se profundizar con la prdida de valor del dlar y se acentuar la posibilidad de otro crac bancario similar al de 1929.

Estados Unidos continuar siendo un pas incomunicado, detestado por el resto de la humanidad, con una psima imagen y un dirigente que provoca rechazo y espanto. El acuerdo trasatlntico seguir en suspenso con una Europa desconfiada e inconforme. Tambin proseguir el aislacionismo, la actuacin unilateral con desdn del concierto de naciones, prevalecer la fuerza bruta sobre el dilogo, el asalto bestial sobre el coloquio.

Los sionistas de Tel Aviv vigorizarn su masacre sobre el pueblo palestino. Los norteamericanos proseguirn enviando a sus hijos a morir en Irak para aumentar las ganancias de la Halliburton. Seguir la retrica sobre la libertad y la democracia para imponer la ocupacin imperial, la guerra civil y los bombardeos a inermes ciudadanos. Amrica Latina continuar siendo el traspatio despreciado, til nicamente como mercado de las exportaciones del norte.

El poder judicial se nutrir con jueces retrgrados, con vetustas concepciones de la jurisprudencia. En estas elecciones se ha impuesto la homofobia, el oscurantismo anticientfico que prohbe los estudios sobre las clulas madre y el rechazo a las medidas ecolgicas que pueden preservar nuestro planeta. Ha dominado la intolerancia que prohbe a las mujeres disponer de su cuerpo para controlar la natalidad. Ha prevalecido el odio al inmigrante. El paraso americano adopta las facciones del ms horrendo infierno.

El pueblo estadounidense se ha equivocado al escoger la peor de sus opciones, al otorgarle el mandato a un ex alcohlico, neurtico, iracundo, con serios trastornos de la personalidad, que puede desencadenar un Apocalipsis terminal para el gnero humano. La humanidad est amenazada por una marea negra de oscurantismo derechista que fluya desde Washington para ensombrecer nuestros horizontes.

[email protected]

 




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter