Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-08-2008

Prohibido salirse del mercado

Pascual Serrano
Rebelin


Hemos llegado a una situacin en que no slo se desmontan servicios pblicos sino que estn llegando a ser prohibidos por las legislaciones. Un ejemplo es lo sucedido con los ayuntamientos espaoles de Santa Cruz de Tenerife, Mlaga y Barcelona. Todos ellos tenan intencin de prestar servicio de Internet gratuito mediante wifi, en el caso de Santa Cruz de Tenerife ayudar en su conectividad a los sectores de poblacin ms desfavorecidos, los jvenes en especial. En Mlaga el servicio iba a ser temporal y el acceso se limitaba a la navegacin y el correo sin posibilidad de intercambio de archivos. En los tres casos, la Comisin del Mercado de las Comunicaciones (CMT) ha decretado que o cobran por el servicio o no pueden prestarlo porque distorsionara la competencia. Anteriormente, fueron sancionados los ayuntamientos de Atarfe (Granada) y Ponteareas (Pontevedra). Y eso que, como denuncian los ayuntamientos, el objetivo era cubrir una demanda que las telefnicas no atienden, en ninguno de los ayuntamientos sancionados daba servicio ningn operador.

Es evidente que si se le preguntara a los vecinos de esas ciudades, estaran de acuerdo en disfrutar de conexin inalmbrica a Internet gratuita. Si, a pesar de desearlo sus representantes polticos y de tener presupuestado el servicio, ste es ilegal es que algo falla en nuestro sistema democrtico. La dictadura del mercado ha llegado a un nivel en que Telefnica no ha podido aplicar una docena de planes de descuento porque supondra la exclusin del mercado de los competidores y una competencia desleal.

Pero no es slo Internet lo que demuestra el control del mercado por encima de la voluntad de los polticos y los ciudadanos, todos recordamos cmo las bibliotecas municipales se han visto obligadas a cobrar un canon por el prstamo en contra del criterio de ciudadanos, ayuntamientos y muchos autores. O como el ministerio de Cultura aclar en 2004 que no tena competencia legal para disminuir el IVA para quienes compraran libros.

En marzo del pasado ao, la televisin pblica britnica, la BBC, tuvo que cerrar su portal educativo Jam porque perjudicaba los intereses comerciales de los centros educativos privados.

No es difcil imaginarse un futuro en el que pueda estar prohibido que un Estado facilite asistencia sanitaria a un indigente porque eso pondra en peligro la competencia empresarial con las clnicas privadas. Y quien sabe si no multarn a quien d una limosna a un mendigo porque tambin distorsionara el mercado laboral ofertando dinero sin remuneracin laboral.

Si nuestro sistema legal y econmico ha establecido que el mercado est por encima de las decisiones de nuestros representantes y de la voluntad de los ciudadanos, es evidente que sobran las elecciones, los parlamentos y los gobiernos. Ya lo dijo la bruja Avera en La bola de cristal , Viva el mal, viva el capital!.

www.pascualserrano.net



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter