Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-08-2008

Gaza bajo asedio

Stephen Lendman
Global Research

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez


 

 

Tras la victoria electoral de Hamas del 25 de enero de 2006, Israel concentr sus esfuerzos en oprimir todo cuanto fuera posible a Gaza. Se cort toda la ayuda exterior. Se impusieron sanciones y embargo econmico, y con toda falsedad se llam organizacin terrorista al gobierno democrticamente elegido, aislndole. Se reforz la represin con repetidas incursiones de las fuerzas armadas israeles, ataques, asesinatos, asesinatos selectivos, arrestos, destruccin de propiedades y todo lo que quepa imaginar, siguiendo una pauta demasiado familiar ya para los palestinos despus de seis dcadas. Los gazates estn prisioneros en su propia tierra y durante meses se les ha traumatizado de forma inmisericorde. En junio de 2007, las cosas empeoraron cuando Israel puso en marcha el estado de sitio contra el Territorio, estado de sitio descrito por muchos como medieval debido a su extrema dureza.

El 14 de junio de 2007, en colaboracin con Israel y Estados Unidos, el presidente de la Autoridad Palestina (AP), Mahmoud Abbas, declar un estado de emergencia, destituy al primer ministro de Hamas Ismail Haniyeh y a su gobierno de unidad nacional, nombrando su propio primer ministro y un nuevo gabinete de emergencia. La Autoridad est ahora dividida. Abbas gobierno en Cisjordania. Hamas gobierna Gaza aunque Israel lo controla todo: la tierra, el mar, el aire, el movimiento en el interior y entre los Territorios, el registro de poblacin, la unificacin familiar y todos los bienes y servicios que entran y salen de la Palestina Ocupada. Especialmente Gaza, bajo asedio durante casi catorce meses, que depende nicamente de Israel para su fuel, electricidad y gas. As como para otros productos esenciales.

Hamas permanece aislada. Se le impone la denominacin de entidad hostil y, despus del pasado 19 de septiembre, se vio exprimida por sanciones ms estrictas an. Se redujeron y se cortaron intermitentemente la electricidad, el fuel y el gas. Igual ocurri con los suministros de alimentos, medicinas, agua y otros artculos fundamentales. Su produccin industrial descendi un 95%, y su produccin agrcola representa ahora la mitad del nivel anterior a 2007. Se detuvieron casi todas las construcciones y, segn un nuevo informe de la Agencia de Ayuda a los Palestinos Refugiados en Oriente Prximo de las Naciones Unidas (UNRWA), la pobreza supera el 50% y el desempleo alcanza casi la misma cifra. Otras estimaciones no oficiales dicen que en ambas cuestiones es mucho ms exacta la cifra del 80%. Las cosas estn mal y siguen empeorando.

Las tiendas no tienen casi de nada porque Israel permite tan slo la entrada de nueve productos bsicos. Su disponibilidad es escasa y algunas cosas imprescindibles estn prohibidas, como:

Comparando con los 9.000 productos que se importaban antes de 2007, ahora slo se cuenta con 20.

La gente no tiene lo suficiente para comer y las condiciones siguen empeorando. Incluso se ha prohibido pescar, obligando a parar a miles de pescadores locales porque todos se arriesgan a ser acosados y detenidos en mar abierto.

Apenas llega energa, afectando a hospitales, a la disponibilidad de agua potable, al saneamiento y al funcionamiento de la vida diaria, que discurre en condiciones de extrema dureza. Las familias (incluyendo las esposas) tambin estn incomunicadas. Algunas viven en Gaza, otras en Cisjordania e Israel y todos soportan prolongadas separaciones despus de que las autoridades israeles prohibieran viajar de una zona a otra e impusieron dramticas restricciones en los cruces egipcios y jordanos.

Anteriormente se haba denegado la reunificacin familiar dede el momento en que la Knesset aprob la Legislacin sobre la Nacionalidad y Entrada en Israel (julio de 2003). Prohbe que los palestinos de los Territorios que tengan una esposa israel consigan la ciudadana o el estatuto de residencia en Israel para que puedan vivir las familias unidas.

Miles de parejas casadas y sus nios se han visto afectados, obligados a permanecer separados o a dejar Israel. La nueva ley solamente se dirige a los palestinos. Es discriminatoria, ilegal, racista, no tiene nada que ver con la seguridad y es uno de los muchos actos colectivos de castigo. Adems de lo que seala la ley, los rabes israeles casados con gazates tienen prohibido entrar en el Territorio para visitar a sus familias.

Breve instantnea de Gaza: Mide 360 kilmetros cuadrados; en una zona que es equivalente a la mitad del tamao de Chicago viven 1,5 millones de habitantes: la mayor y ms congestionada prisin al aire libre en el mundo. Alrededor del 40% viven en ocho campos de refugiados densamente superpoblados y sus condiciones de vida eran inadecuadas, adversas y en ocasiones sombras incluso en tiempos mejores. Bajo el asedio, son intolerables.

El derecho internacional (incluida la IV Convencin de Ginebra de 1949) obliga a las potencias ocupantes a proteger a las poblaciones civiles. Su Artculo 3 (1) afirma concretamente:

Israel desprecia el derecho y no est de acuerdo con sus normas. Despus de su desenganche de 2005, se neg a reconocer cualquier responsabilidad hacia los palestinos de la Franja de Gaza, incluso aunque el argumento carece de base bajo las leyes humanitarias internacionales y de los derechos humanos. Su lenguaje e interpretacin estn claros y requieren de los ocupantes que garanticen la seguridad y bienestar del pueblo que ellos controlan efectivamente, incluso aunque sus fuerzas no tengan una presencia fija en su territorio. Las fuerzas de seguridad israeles tienen el control total de Gaza y Cisjordania y actan libremente en ambos Territorios. Los invaden y merodean por ellos a su antojo y controlan sus fronteras, pasos de entrada, espacio areo, y en el caso de Gaza, tambin la franja costera y el mar abierto.

Bajo el derecho de la IV Convencin de Ginebra, Israel est obligado a proteger a todos los palestinos, especialmente a los enfermos, heridos, nios menores de 15 aos, mujeres embarazadas, ancianos y minusvlidos. Debe tambin permitir el paso libre de alimentos, medicinas y otros artculos imprescindibles, permitir que los equipos mdicos proporcionen asistencia, y abstenerse de imponer castigos colectivos y, de facto, la ley marcial. La Declaracin Universal de Derechos Humanos (1948) va ms all e Israel es uno de los signatarios. Reconoce el derecho de toda persona a la libertad de movimiento, a trabajar, a un nivel adecuado de vida, a la educacin, a la adecuada atencin sanitaria y a una vida familiar normal. Su artculo 1 afirma que: Todos los seres humanos han nacido libres e iguales en dignidad y derechos, incluidos los que se encuentran bajo ocupacin o controlados efectivamente por otro estado.

Violaciones israeles de los Derechos Humanos

En enero de 2008, John Dugard, el Relator Especial para Palestina del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, prepar un duro informe de las violaciones israeles de los derechos humanos. Importantes organizaciones de derechos humanos y civiles han hecho lo propio, como la Asociacin para los Derechos Civiles en Israel (ACRI, siglas en ingls), BTselem, el Centro Palestino para los Derechos Humanos (PCHR, siglas en ingls), y el Centro de Informacin Alternativa (AIC, siglas en ingls). Es una organizacin activista conjunta palestino-israel, progresista e internacionalmente orientada que se encarga de difundir informacin, defensa poltica, activismo de base y anlisis crtico de las sociedades israel y palestina y del conflicto.

Su informe del 9 de marzo de 2008 se titulaba: La Franja de Gaza: Una implosin humanitaria. Se ofrece aqu lo ms destacado:

El Centro Al Mezan por los Derechos Humanos est tambin controlando el asedio a Gaza. Se define a s mismo como una ONG palestina independiente que tiene su sede en el campo de refugiados de Yabalia en Gaza y dispone de un mandato para promover, proteger e impedir las violaciones de los derechos humanos en general y de los derechos econmicos, sociales y culturales en particular; proporcionar ayuda eficaz a las vctimas de tales violaciones; y mejorar la calidad de la vida comunitaria en los sectores ms marginados de Gaza. Tambin proporciona ayuda legal y defensa y aumenta el nivel de conciencia sobre el continuado estado de violencia, represin y desesperadas condiciones en la Palestina Ocupada, especialmente en la asediada Gaza.

El 8 de abril public un duro informe titulado El peor ao bajo la ocupacin: Informe del primer trimestre de 2008 sobre las violaciones israeles de los derechos humanos en la Franja de Gaza. Aqu estn algunos de sus datos ms destacados:

El Enviado Especial de EEUU para Oriente Medio critica la poltica de la administracin

El pasado noviembre, el anterior comandante de la OTAN, el General retirado James Jones, fue nombrado Enviado Especial para Oriente Medio de la administracin estadounidense con este refrendo: Es la persona que necesitamos para asumir esta misin vital un dirigente experimentado que puede dedicarse globalmente y al ms alto nivel a los desafos de seguridad regionales Su tarea: trazar una plan estratgico de estabilizacin de la seguridad para complementar las negociaciones de paz israelo-palestinas.

No se dice ni una sola palabra sobre un informe que Jones est preparando y que parece que a sus superiores no va a gustarles nada. Tampoco a los israeles. Segn Haaretz (22 de julio), es extremadamente crtico con las polticas de Israel en los territorios y su actitud hacia los servicios de seguridad de la Autoridad Palestina (AP) del Presidente Mahmoud Abbas, de los que dice que no son ms que tropas represivas de choque haciendo el trabajo sucio de Israel y que estn dedicados a perseguir a los seguidores de Hamas en Cisjordania.

Los oficiales de la administracin tienen ya un resumen del borrador y est levantando roncha ya. Sus conclusiones sobre Israel son muy duras y los que lo han visto dicen que deja muy mal a Israel en dos aspectos al menos:

Eso no es todo. Jones critica tambin a Washington. Culpa a los responsables de la administracin por su fracaso a la hora de reformar los servicios de seguridad de la AP, por no coordinarlos y por no prepararles para reforzar la ley en Cisjordania. Hamas controla Gaza. Los funcionarios de la Administracin estadounidense y los israeles quieren quemar el informe, pero Jones se dispone, al parecer, a publicarlo completo. Hasta ahora, su contenido no es pblico y slo se insinan algunos de los aspectos que se estn discutiendo.

Gaza bajo asedio: Una atrocidad, un crimen, una abominacin (Jimmy Carter)

Esas fueron las declaraciones de Carter en un discurso pronunciado el 17 de abril en la Universidad Americana de El Cairo. Se est matando de hambre a los palestinos y los esfuerzos estadounidenses por socavar a Hamas son contraproducentes. A finales de mayo realiz una visita a Gales, a la ciudad de Hay, donde hizo un llamamiento a las naciones de la UE para que se desligaran del asedio de Washington, uno de los crmenes ms grandes contra los derechos humanos sobre la tierra y ver a los europeos marchando unidos a esa accin es vergonzoso. Pidi a los dirigentes de la UE que volvieran a considerar su postura si Hamas acuerda un alto el fuego, y eso es lo que probablemente estaba detrs de su viaje y comentarios, aunque Carter sabe que Hamas, unilateralmente, observ en el pasado durante meses un alto el fuego y que de nuevo declar otro el 19 de julio. Adnde quiere entonces llegar Carter?

El pasado abril, se reuni con Jaled Meshaal (el dirigente exiliado de Hamas) en Damasco a instancias de Israel y de la administracin Bush, no por iniciativa propia o como los medios dijeron que lo hizo a pesar de la feroz oposicin a su viaje. Enviados de alto nivel jams se distancian de la poltica estatal o actan independientemente. Dnde van, a quin ven, y lo que dicen tiene un objetivo, que no siempre es transparente. Carter lo explic en parte en un comentario al Guardian de Londres: La encuesta ms importante realizada en Ramallah deca que la opinin en Cisjordania est cambiando respecto a Hamas, porque la gente cree que Fatah se ha vendido a Israel y a Estados Unidos.

Para Washington e Israel, evitar esa posibilidad es fundamental, y lo que es ms importante, evitar el escenario de pesadilla de un frente rabe unido (o uno musulmn unificado) contra Occidente haran que la administracin Bush y/o Israel atacaran Irn, Siria y/o Hizbollah en el Lbano. Es muy posible una guerra ms amplia, pero los planificadores conocen el riesgo: incendiar toda la regin o lo que es peor, incitar la III Guerra Mundial.

La estrategia de Washington e Israel puede estar cambiando, pero no por preocupaciones humanitarias. Mantener a Gaza bajo asedio y permitir que crezca el apoyo hacia Hamas no beneficia al proyecto imperial. Pero tampoco ayuda a los gazates, y nada da a entender que el cambio vaya a ser inmediato.

Relato del asedio de un Centro Palestino por los Derechos Humanos (PCHR, siglas en ingls): Nadando entre las aguas residuales

Es uno de los muchos relatos del PCHR que muestra cmo las vidas de los gazates se han deteriorado bajo el asedio. Empieza de la siguiente forma: Pienso que el mar est probablemente contaminado. Algunas veces me extrao de ver manchas blancas en mi piel; pero seguimos yendo a la playa cada da porque no tenemos ningn otro sitio donde ir. Esa es la voz de Salim, hablando en su nombre y en el de sus amigos. Van a la plaza de la Ciudad de Gaza, y uno de los muchachos tena hoy una pequea botella con pececillos y un cangrejo en su interior. Los peces estn muertos, y sabemos por qu. Cerca hay una alcantarilla vertiendo agua sucia en la corriente de oscuros residuos que fluyen hacia el mar donde los chicos nadan.

La gente acude en masa a las playas en verano porque hace mucho calor, pero algunos de ellos estn nadando entre la mierda. Segn la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinacin de Asuntos Humanitarios (OCHA, siglas en ingls), alrededor de 60 millones de litros al da de aguas residuales sin tratar o parcialmente tratadas van a para al mar alrededor de la Ciudad de Gaza, porque el fuel y los suministros elctricos son escasos y ya hace meses que las condiciones eran desesperadas. Segn un trabajador de la OCHA, el mar est cada vez ms sucio y ms contaminado debido a la carencia crnica de fuel y repuestos. Necesitamos catorce das de suministros ininterrumpidos para poner en marcha un ciclo adecuado de tratamiento de aguas residuales en bien de la salud pblica de Gaza.

La Empresa Pblica de Aguas para los Municipios Costeros de Gaza (CMWU, siglas en ingls) suministra el agua al Territorio y administra sus tres plantas de tratamiento de aguas residuales. Debido a la escasez de energa y de repuestos, el agua del grifo sin filtrar es salina e imbebible, y las plantas de tratamiento de residuos no pueden funcionar con normalidad. Eso fuerza al CMWU a verter las aguas fecales en el mar para no inundar las zonas residenciales.

La preocupacin es grande y va en aumento. La Organizacin Mundial de la Salud tom muestras en 30 lugares de la costa de Gaza para analizar si contenan contaminantes fecales animales y humanos. Encontr trece zonas contaminadas a lo largo de siete playas donde no se poda nadar, incluidas tres playas en el centro y sur de Gaza y otras cuatro alrededor de la Ciudad de Gaza. La playa donde Samer y sus amigos nadan es una de ellas.

La OMS advirti que Hay que evitar el estallido de enfermedades de transmisin por el agua debido a su capacidad para provocar la infeccin simultnea de gran parte de la comunidad, sobre todo de gastroenteritis, infecciones oculares y auditivas, dermatitis, disentera, infecciones del tracto urinario y respiratorio y cepas de e-coli. Estos patgenos causan esas enfermedades y la muerte, por eso es vital evitarlos.

Gaza no puede hacerlo sin suficiente fuel y electricidad y sin que se mejore la situacin de sus plantas y equipamiento. El director de la Unidad de Derechos Sociales y Econmicos del PCHR, Jalil Shaheen, dice: Las restricciones israeles son una clara violacin del derecho universal a la salud y a un medioambiente limpio. Bajo el derecho humanitario internacional, Israel, como potencia ocupante, est obligado a facilitar el acceso a todos los servicios esenciales para la vida. El acceso al agua potable y a un mar de aguas limpias son derechos humanos bsicos.

Israel sigue indiferente a todo. El asedio contina. Las necesidades esenciales para la vida siguen sin cubrirse. Las condiciones sanitarias prosiguen su deterioro, y el agua de grifo imbebible de Gaza y el mar contaminado son dos de las razones de tal situacin. Nada se hace para remediarlo y los habitantes de Gaza siguen vindose obligados a aguantarlo todo.

Plan de Activistas para romper el asedio de Gaza

El 6 o 7 de agosto, alrededor de 40 activistas desarmados miembros del Movimiento de Solidaridad Internacional, la Comisin Israel contra la Demolicin de Casas y otros grupos saldrn de Chipre en dos barcos de madera para llegar hasta el puerto de Gaza y romper el asedio. A bordo ir una monja catlica de 81 aos, un superviviente del Holocausto de 83 aos, un superviviente de la Nakba, un profesor israel, varios palestinos de Gaza, 16 nacionalidades, cuatro religiones, la prensa internacional y, segn se informa, tres miembros del Parlamento Europeo. Se ha invitado a los barcos privados que lo deseen a unirse al grupo.

Seguramente las fuerzas ocupantes de la defensa israel (IDF, siglas en ingls) nos detendrn pero forma parte del asunto mostrar que Gaza est clausurada, dijo la portavoz Angela Godfrey-Goldstein. El portavoz de la Oficina de las IDF no coment qu acciones pensaban tomar. Sin embargo, buques israeles patrullan regularmente las aguas costeras y niegan a todos los navos el acceso a Gaza, en violacin del derecho internacional.

ONGs de todo el mundo hacen un llamamiento para poner fin al asedio a Gaza:

Llamamiento Global para Actuar contra la Pobreza (GCAP, siglas en ingls) es una entre muchas. Hay una creciente alianza entre sindicatos, grupos comunitarios, grupos religiosos, organizaciones de jvenes y mujeres, ONGs y otras compaas trabajando juntos a travs de ms de cien plataformas nacionales para poner fin a la pobreza y a la desigualdad, la injusticia y el sufrimiento humano. Hay una profunda preocupacin por el sufrimiento de 1,5 millones de personas de Gaza bajo el asedio israel y se pide que se ponga fin al mismo. Quieren que los dirigentes mundiales y el Consejo de Seguridad exijan que Israel acate inmediatamente el derecho humanitario internacional y las resoluciones de Naciones Unidas y ponga fin a su poltica de castigos colectivos, terminando el asedio contra Gaza.

Otras voces de ONGs con demandas similares son:

Otras:

Muchas otras organizaciones por todo el mundo estn pidiendo tambin:

El mundo entero no puedo esperar ya. Ni tampoco el pueblo de Gaza, ni el pueblo de Cisjordania, ni todos los que por todo el planeta les apoyamos.

Stephan Lendman es investigador asociado del Centro para Investigaciones sobre la Globalizacin. Vive en Chicago y se puede contactar con l en: [email protected]

Enlace con texto original:

http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=9739



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter