Portada :: Mundo :: Guerra en Osetia del Sur
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-08-2008

Tensiones entre EE.UU. y Rusia hacen erupcin en el Cucaso

Bill Van Auken
WSWS

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


Tensiones que han estado escalando hace tiempo entre Rusia y la antigua repblica sovitica de Georgia hicieron erupcin en una guerra hecha y derecha este viernes, causando la muerte de cientos si no miles de civiles y convirtiendo a miles ms en refugiados, obligados a huir para salvar sus vidas.

El foco inmediato de los combates es el intento de Georgia de controlar por la fuerza militar el enclave de Osetia del Sur, que ha existido como una entidad independiente de facto durante los ltimos 16 aos, y la intervencin armada de Rusia para rechazar dicho asalto.

Tras esta confrontacin militar, sin embargo, hay conflictos ms amplios. Alimenta la sangrienta confrontacin en Osetia del Sur el impulso del imperialismo de EE.UU. por establecer su hegemona sobre los vastos recursos energticos de Asia Central y del Cucaso mediante la imposicin del poder militar estadounidense en la regin. La elite gobernante rusa, por su parte, trata de reafirmar su dominio sobre una regin que fue gobernada por Mosc durante dos siglos antes de la disolucin de la Unin Sovitica en 1991.

Esta amarga rivalidad entre Washington y Mosc las dos mayores potencias nucleares del mundo presta a los combates en el Cucaso un carcter particularmente explosivo y peligroso. Las tensiones entre los dos pases han sido exacerbadas en el ltimo tiempo por el impulso del gobierno de Bush por incorporar a Georgia en la OTAN, una iniciativa que Mosc considera como parte del intento de establecer un cerco militar alrededor de Rusia.

El rgimen respaldado por EE.UU. del presidente Mikheil Saakashvili envi masivas unidades militares a Osetia del Sur el jueves por la maana, despus de afirmar que fuerzas militares de Osetia del Sur haban bombardeado aldeas georgianas, violando supuestamente un cese al fuego unilateral declarado por Tbilisi.

Aunque el rgimen georgiano afirm inicialmente que estaba realizando una reaccin conmensurable, qued en claro rpidamente que haba lanzado una ofensiva militar total orientada a conquistar la regin. Utilizando artillera, tanques, lanzacohetes montados en camiones y aviones de guerra, los militares georgianos cercaron la capital surosetia de Tsjinvali.

Segn informes, gran parte de la ciudad se encontraba en llamas el viernes. El edificio del parlamento regional fue totalmente quemado, la universidad estaba en fuego y el principal hospital de la ciudad haba sido puesto fuera de funciones por el bombardeo. La Cruz Roja Internacional inform que las ambulancias no podan llegar a los heridos.

Como resultado de muchas horas de caoneo por caones pesados, la ciudad ha sido prcticamente destruida, dijo al servicio noticioso ruso Interfax, Marat Kulakhmetov comandante de los soldados de mantenimiento de la paz rusos en el territorio.

Eduard Kokoity, el lder surosetio, estim tarde el viernes que ms de 1.400 civiles haban sido muertos en el ataque militar georgiano.

Vi cuerpos yaciendo en las calles, alrededor de edificios arruinados, en coches, dijo a Associated Press Lyudmila Ostayeva, de 50 aos, antes de huir de la ciudad con su familia a una aldea cercana a la frontera rusa. Es imposible contarlos ahora. No queda casi ningn edificio que no haya sido daado.

El ministro de exteriores ruso, Sergei Lavrov, acus a Georgia de utilizar masiva violencia con el objetivo de obligar a la poblacin osetia a huir. Estamos recibiendo informes de que se est realizando una poltica de limpieza tnica en aldeas de Osetia del Sur, la cantidad de refugiados se acrecienta, el pnico aumenta, la gente trata de

salvar sus vidas, dijo Lavrov.

Segn Mosc, entre los muertos hay diez soldados de mantenimiento de la paz rusos, mientras otros treinta fueron heridos en el bombardeo de sus barracones por las fuerzas georgianas. Los soldados fueron desplegados en el rea como parte de un acuerdo al que se lleg entre Mosc, Tbilisi y Osetia del Sur para terminar los combates que estallaron despus de la disolucin de la Unin Sovitica y el intento subsiguiente de los pueblos de Osetia del Sur y de Abjazia de separarse de Georgia. Los habitantes en ambas regiones teman que el recin independizado rgimen georgiano abolira su estatus autnomo.

Desde entonces, sin embargo, Tbilisi ha acusado a las tropas rusas de respaldar a las fuerzas surosetias.

Rusia consider que las muertes de sus soldados y las vctimas civiles justificaban el envo de una columna de tanques y de infantera a Osetia del Sur, donde se han involucrado en feroces combates con unidades georgianas por el control de Tsjinvali.

De acuerdo con la constitucin y la ley federal, yo, como presidente de Rusia, estoy obligado a proteger las vidas y la dignidad de ciudadanos rusos dondequiera se encuentren, dijo el presidente ruso Dmitry Medvedev a una reunin de su consejo de seguridad en el Kremlin. No permitiremos que la muerte de nuestros compatriotas quede sin castigo.

Mientras tanto, autoridades georgianas acusaron a aviones rusos de atacar las bases militares del pas, aeropuertos y el principal puerto del Mar Negro, Poti, tarde el viernes y temprano el sbado, matando a algunos civiles. Se informa que bombas cayeron sobre la capital, Tbilisi, y en el rea del oleoducto Bak-Tbilisi-Ceyhan.

Todo el da de ayer, han estado bombardeando Georgia desde numerosos aviones, atacando especficamente a la poblacin civil, y tenemos numerosos heridos y muertos entre la poblacin civil en todo el pas, declar Saakashvili a la red noticiosa estadounidense, CNN.

Saakashvili anunci que haba llamado a las filas a las reservas del pas, mientras fuentes en Georgia dijeron que se espera que anuncie la imposicin de la ley marcial.

Parecera que no se escogi por casualidad el momento de la incursin georgiana, en un da en el que la atencin del mundo estaba concentrada en la apertura de los Juegos Olmpicos en Beijing, donde estn presentes tanto el primer ministro ruso Vladimir Putin como el presidente de EE.UU. George Bush.

Saakashvili, sin embargo, sugiri que fue Rusia la que haba elegido la fecha, calificndola de un momento brillante para atacar a un pequeo pas y acusando que la rpida reaccin de los militares rusos evidenciaba los preparativos de Mosc para una intervencin.

El presidente georgiano declar que su pas mira con esperanza hacia EE.UU. La confrontacin armada con Rusia, afirm, ya no tiene que ver con Georgia. Tiene que ver con EE.UU., sus valores... EE.UU. defiende a las naciones amantes de la libertad y las apoya. Es lo que representa EE.UU.

Bajo el gobierno de Bush, EE.UU. ha tratado de forjar vnculos estrechos con Georgia, particularmente desde que la Revolucin Rosa respaldada por EE.UU. allan el camino para el ascenso al poder de Saakashvili.

El principal inters del imperialismo de EE.UU. en Georgia es para que sirva de cabecera de puente en la Cuenca del Caspio rica en petrleo y gas y como ruta estratgica de trnsito para canalizar suministros de energa de la regin, circunvalando Rusia.

Para consolidar sus lazos con el rgimen georgiano, Washington ha suministrado cientos de millones de dlares en ayuda militar, mientras enviaba grandes cantidad de militares de EE.UU. para entrenar a las crecientes fuerzas armadas del pas.

Las tropas georgianas, mientras tanto, representan el tercer contingente por su tamao que participa en la ocupacin estadounidense de Iraq, ascendiendo a unos 2.000 soldados. Tbilisi indic el viernes que buscara ayuda de EE.UU. para llevar de vuelta a por lo menos 1.000 de esos soldados para que participen en los combates en Osetia del Sur.

Lavrov, ministro de exteriores ruso, aludi al apoyo militar de EE.UU. para Georgia, declarando: Ahora vemos que Georgia ha encontrado un uso para esas armas y para las fuerzas especiales que fueron entrenadas con la ayuda a instructores internacionales. Agreg: Pienso que nuestros colegas europeos y estadounidenses... debieran comprender lo que est sucediendo. Y espero sinceramente que llegarn a las conclusiones correctas.

El mes pasado, la Secretaria de Estado de EE.UU., Condoleezza Rice realiz una provocadora visita a Tbilisi, denunciando a Rusia y reiterando el respaldo de EE.UU. para la membresa en la OTAN de Georgia. Los aliados de Washington en la OTAN en Europa Occidental, sin embargo, han recibido la propuesta con frialdad, vindola como una provocacin innecesaria contra Rusia, de la que dependen para suministros de energa.

No se sabe si durante su visita Rice dio una luz verde explcita para la intervencin en Osetia del Sur, o si el rgimen georgiano sinti que la demostracin de apoyo de EE.UU. le daba la seguridad del apoyo de Washington para una accin militar semejante.

Despus del ataque del viernes, Washington no lleg a suministrar un apoyo explcito a la accin georgiana, pero ha dejado en claro que respalda la posicin de su Estado cliente en el Cucaso.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas no apoy una resolucin respaldada por Rusia para terminar con los combates debido a la oposicin de Washington a una clusula que llama a todas las partes a renunciar al uso de la fuerza. La implicacin evidente es que EE.UU. respalda el derecho de Georgia a realizar una accin militar.

La Secretaria de Estado Rice, public una declaracin en la que condena efectivamente a Rusia, mientras suministra una justificacin tcita para la intervencin de Georgia. Llamamos a Rusia a cesar los ataques contra Georgia con aviones y misiles, a respetar la integridad territorial de Georgia, y a retirar sus fuerzas de combate terrestre de suelo georgiano, dijo. Subrayamos el apoyo de la comunidad internacional para la soberana y la integridad territorial de Georgia dentro de sus fronteras internacionalmente

reconocidas.

El estallido de la guerra en el Cucaso es el producto final de la poltica cada vez ms agresiva del imperialismo de EE.UU. despus de la disolucin de la URSS hace casi 17 aos. Washington ha manipulado sistemticamente conflictos nacionales en la regin para impulsar su propio objetivo de hegemona militar y econmica. Esto comenz con las sangrientas guerras en la antigua Yugoslavia.

Todos los argumentos utilizados por Washington para justificar su apoyo a Bosnia y Kosovo y su ataque militar contra Serbia durante las guerras de los Balcanes de los aos noventa podran ser empleados con la misma efectividad para condenar la intervencin de Georgia y defender a Osetia del Sur, as como la intervencin de Rusia a su favor.

En este caso, sin embargo, Washington a elevado la integridad territorial de Georgia a un principio supremo en el conflicto, justificando efectivamente la intervencin militar de Georgia y un ataque contra la poblacin rusa de la provincia que Mosc ha estigmatizado como limpieza tnica.

La contradiccin evidente entre estas dos polticas solo subraya el hecho de que la supuesta aversin del imperialismo de EE.UU. a la limpieza tnica y a la supresin de enclaves tnicos depende enteramente de quin la hace y de si sirve o no los intereses estratgicos de EE.UU.

Existe un vnculo directo entre esta ltima guerra y las libradas por EE.UU. en los Balcanes. En febrero, EE.UU. y Occidente reconocieron la independencia de Kosovo, sobre la base de su secesin unilateral de Serbia, en violacin directa de varias resoluciones de Naciones Unidas. El objetivo al respaldar esa secesin como en su apoyo para la represin de entidades secesionistas similares en Georgia fue impulsar los planes militares de EE.UU. para cercar a Rusia y asegurar rutas de acceso a la Cuenca del Caspio.

En los prolegmenos para la declaracin unilateral de independencia de Kosovo, Mosc haba advertido repetidamente que establecera un precedente para acciones similares por parte de otros territorios en la antigua URSS Abjazia y Osetia del Sur, en particular. Como corolario, el rgimen ruso aument su apoyo para ambos territorios.

Ahora, el estallido de la guerra en Osetia del Sur plantea la amenaza de una conflagracin regional que puede llevar a las dos mayores potencias con armas nucleares del mundo, EE.UU. y Rusia, a una confrontacin militar directa, con los inmensos peligros que un conflicto semejante posa para la humanidad.

---------

http://www.wsws.org/articles/2008/aug2008/ruge-a09.shtml



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter