Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-08-2008

Entrevista a Martn Sivak, Periodista y socilogo argentino. Conoce al presidente boliviano desde 1995, cuando an era un sindicalista. Es autor de la biografa Jefazo, retrato ntimo de Evo Morales
"El conflicto en Bolivia es de clases sociales"

Federico Pea
Pblico


Martn Sivak (Argentina, 1975) conoci al presidente boliviano en 1995 cuando trabajaba como corresponsal del diario Hoy en Buenos Aires. Para escribir Jefazo, retrato ntimo de Evo Morales, el periodista tuvo acceso libre al Palacio Quemado (la sede de la presidencia boliviana). Una dcada ms tarde, piensa que Morales se mantiene autntico. La misma carne, el mismo hueso.

En qu ha cambiado Evo Morales desde 1995?

Para mi sorpresa, el Evo Morales presidente se parece mucho al que conoc cuando era sindicalista. Es el primer presidente de los ltimos 30 aos que no ha estado manchado con la corrupcin, en un pas donde el Goni (Gonzalo Snchez de Losada) tena 200 millones de dlares.

Cul ha sido la evolucin de Evo?

Antes desconfiaba mucho de la poltica. Pero nunca asumi el rechazo del zapatismo. Evo se dio cuenta de que los cortes de carretera y las protestas no bastaban. Despus supo interpretar el cambio que la sociedad boliviana necesitaba. Lo demuestra que sacara el 54% de los votos, incorporando a las clases medias, que se adhirieron a su discurso de nacionalizacin de hidrocarburos y de reformar la Constitucin. Pero su lugar de pertenencia fue, es y siempre ser los sindicatos cocaleros.

Qu ha cambiado en el Palacio Quemado?

Todo. Una de las cosas ms importantes que hizo Evo fue poner en duda el imperativo del presidente ilustrado. Otro cambio fundamental es la renovacin de lites. Se ve en los ministerios. Eso tiene un lado transformador novedoso y positivo, pero tambin muchos riesgos.

Como la falta de experiencia.

Es uno de los obstculos ms graves con los que se enfrenta Evo. A la clase media lo que ms le importa es la economa. A diferencia del Partido de los Trabajadores de Lula, que lleg al poder despus de haber gobernado, el Movimiento al Socialismo (MAS) no tena ningn tipo de experiencia.

A dos aos de la nacionalizacin de los hidrocarburos hay pocas inversiones y avances.

Los problemas en YPFB (las compaas petroleras estatales bolivianas) tienen que ver con esa falta de experiencia tcnica. Tambin se ve en la reforma agraria. Cuando el viceministro de Tierras fue a la propiedad de un norteamericano en Santa Cruz el tipo lo sac a tiros.

En el libro muestra a Morales controlando cada detalle.

Evo no delega. Concentra mucho poder. Todo el vrtigo de Evo, que est detrs de cada detalle, se traslada a la gestin. Hay algo en la vitalidad de Evo, en su entrega total que yo todava no consigo entender ni explicar. Es inconcebible.

La nueva Constitucin, que plantea la reeleccin, an no ha sido aprobada. Se sostiene el proyecto del MAS sin Evo?

El proyecto est personificado en l. Pero la agenda del cambio y la llegada de campesinos e indgenas a la Administracin hace que lo trascienda, porque ni la Asamblea Constituyente ni la nacionalizacin de los hidrocarburos o la reforma agraria fueron ideas suyas. En cuanto a la reeleccin, la oposicin dice que se quiere perpetuar, pero la Constitucin plantea un solo mandato ms.

Cmo interpreta la fractura entre Oriente y Occidente, entre ricos y pobres, entre razas?

El conflicto en Bolivia es tnico; es territorial tambin, pero, sobre todo, es de clases sociales. Si Evo hubiese llevado adelante la agenda del ex presidente Alejandro Toledo en Per, los dirigentes de Santa Cruz hubiesen dicho que bien, que civilizado es. Viene de los pueblos originarios pero entiende la modernizacin del Estado.

Por dnde puede perder popularidad Morales?

Ser muy difcil que en cinco aos acabe con la pobreza. De momento, los programas sociales aplicados son paliativos y no resuelven el fondo. Lleva tiempo, dinero y capacidad. Por otro lado, si los medios consiguen convencer de que es autoritario le puede hacer mucho dao. El no haber respetado los dos tercios en la votacin de la Constitucin fue una seal negativa a la clase media. Otro tema es la autonoma. En el Palacio Quemado se est tomando nota del reclamo autonmico y estn reaccionando tras haber unido a la Media Luna(las provincias orientales del pas) en un frente anti Evo.

Cmo se resuelve el empate entre Oriente y Occidente, entre la Constitucin del Gobierno y los Estatutos de las regiones?

Yo no creo que exista la posibilidad de un gran acuerdo. Evo tendra que renunciar a polticas en las que no veo que vaya a ceder. En realidad no es una cuestin de autonoma. Se trata de las tierras y del manejo de los recursos naturales que estn en Oriente. Los dirigentes de Santa Cruz reconocen que los estatutos son inviables. Son una carta de negociacin.

Quin cree que puede ser el sucesor de Evo?

An no se ha abierto una discusin seria. La identificacin de Evo con la gente es impresionante. Con Chvez o Lula, nunca vi nada semejante. Es la idiosincrasia del sindicalista que vuelve al territorio a refrendar su liderazgo, a contar lo que hace. La relacin con los dirigentes tambin es especial. Los escucha mucho.

Hasta qu punto llega la influencia de Chvez sobre Evo?

Es infinitamente menor a lo que se escribe. La ayuda econmica es necesaria para Bolivia, pero no es incondicional. Chvez no le dice a Morales lo que tiene que hacer. Queda la idea de que es as, y Chvez contribuye a ello. Si ves las grandes nacionalizaciones de Venezuela, llegan despus de las de Bolivia. Pero la idea generalizada es que es al revs. El antinorteamericanismo de Chvez tampoco es el de Evo, que tiene races histricas. Durante 20 aos cerr sus discursos gritando Viva la coca, mueran los yanquis. El giro de Chvez se produce en 2002.


La oposicin muerde la mano tendida por Morales

Mientras Morales ha llamado al dilogo y a unir las dos Bolivias en una sola, desde el Oriente del pas el prefecto de Santa Cruz, Rubn Costas, el ms destacado de los gobernadores opositores, le ha respondido tildndolo de macaco y dictador y anunciando que profundizara la autonoma.

Segn los ltimos datos que dio a conocer la Corte Nacional Electoral, Morales y su vicepresidente, lvaro Garca Linera, consiguen de momento un mayoritario s a su gestin con 1.618.072 votos, contra 871.231 sufragios contrarios.

El porcentaje de votos favorables a la gestin del presidente, con el 75% de sufragios escrutados, es ya del 65%. Tras la consulta, en Bolivia se han intensificado los llamamientos al dilogo para resolver la crisis que vive el pas, donde el proyecto constitucional del presidente choca frontalmente con el plan autonomista que defienden estos gobernadores de la oposicin.

Pero aunque Evo Morales ha abogado por juntar la nueva Constitucin con los estatutos de autonoma, no ha desvelado si est dispuesto a modificar la propuesta de nueva Carta Magna en aras de llegar a un acuerdo con los gobernadores autonomistas.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter