Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-08-2008

Un libro que despierta polmica
Resea de La limpieza tnica de Palestina, de Ilan Papp

Andrs Criscaut
La Nacin


El historiador israel Illan Papp ha logrado ponerle un punto final a una de las polmicas ms sensibles y persistentes de la historia moderna. La limpieza tnica de Palestina, que hace referencia a hechos ocurridos entre 1947-49, cauteriza un tema del cual dependen desde hace ms de sesenta aos tanto la identidad palestina como la israel. Para los primeros fue el 'Desastre', la Nakba , un componente fundamental de representacin nacional; para los segundos, la guerra de la independencia, con acontecimientos considerados casi como 'secretos de Estado' y hasta ahora silenciados y negados.

Papp es parte de una generacin de investigadores e intelectuales conocidos desde los aos 80 como 'los nuevos historiadores israeles', quienes han sabido analizar de una manera mucho ms crtica y fundamentada el material oficial israel desclasificado en las ltimas dcadas junto con la incipiente historiografa y testimonios palestinos. Tom Segev, tambin integrante de este grupo, prefiere hablar de los primeros historiadores, porque durante los inicios de Israel no hubo historiografa, sino mitologa, ideologa y adoctrinamiento. (Papp en) Su libro combina rigor acadmico y claridad periodstica para explicar (a la vez que denunciar y responsabilizar) la poltica rabe de Israel a partir del concepto de limpieza tnica, entendido como el esfuerzo de homogenizar la poblacin de una zona mediante la expulsin y la violencia.

 

Papp corrobora la existencia y puesta en prctica por parte de los dirigentes sionistas liderados por Ben Gurin de un plan conocido como D (Dalet en hebreo). Este plan, oficialmente nombrado Yehoshua, se basaba en un relevamiento realizado durante los ltimos aos del mandato britnico en Palestina que inclua pormenorizadamente casi todos los aspectos de la sociedad rabe en las ciudades, aldeas, mezquitas, iglesias y centros comunitarios. En la creacin de su EstadoNacin el movimiento sionista no libr una guerra que trgica, pero inevitablemente condujo a la expulsin de una parte de la poblacin indgena, sino todo lo contrario: su principal meta era la limpieza tnica de toda Palestina, el territorio que el movimiento codiciaba para su nuevo Estado sintetiza claramente el autor lo ocurrido en 1948. 


La limpieza tnica de Palestina rebate los argumentos de que los rabes de Palestina huyeron por voluntad propia, y que la idea de hacer un Estado exclusivo para los judos en Medio Oriente no poda significar otra cosa que 'desarabizar' el territorio. 'A partir del 10 de marzo de 1948, cuando se aprob el plan (Dalet), en seis meses se desarraig a ms de la mitad de la poblacin nativa de Palestina, se destruyeron 531 aldeas y se vaciaron once barrios rabes de las ciudades', sostiene. Mediante los ms variados mtodos de presin, terror y guerra psicolgica, 800.000 palestinos fueron expulsados en aquel entonces, y sus casas, posesiones y tierras saqueados, demolidos y/o expropiados. El autor sugiere que los 150.000 rabes que lograron quedarse dentro de las fronteras israeles (hoy casi 2,5 millones de palestinos israeles), una gran parte de ellos colaboradores o informantes y que pasaron a ser ciudadanos de segunda, fueron simplemente la excepcin que confirm la regla.

Tambin queda expuesta la responsabilidad de Inglaterra en la generacin del conflicto. Ms all de que los britnicos ya haban destruido la jefatura y las capacidades de defensa palestinas al suprimir la revuelta rabe palestina en 1936, la mayor parte del sistema de informacin sobre los rabes, as como el comienzo de la limpieza tnica, se cometieron siendo ellos an los garantes de mantener la ley y el orden en su mandato sobre Palestina.

 

Papp desarticula tambin el mito de que en 1948 un pequeo ejrcito israel tuvo que enfrentar una aplastante coalicin de ejrcitos rabes. La disparidad de efectivos, coordinacin, motivacin, entrenamiento e incluso armamento evidenci una 'supremaca militar israel garantizada'. Ms an, la actividad militar pan rabe no slo tuvo un carcter extremadamente limitada, fue tambin tarda (a cinco meses y medio de la resolucin de la ONU) y adems exista un acuerdo tcito entre los israeles y el ejrcito del rey de Jordania, el nico importante de la regin. Casi la mitad de las aldeas rabes haban sido atacadas para la poca en la que los gobiernos rabes finalmente decidieron intervenir (a regaadientes, como sabemos). Los mismos informes israeles citados revelan que los 'Palestinos no estaba inclinados a luchar' ante 'un ejrcito judo que casi duplicaba a todas las fuerzas rabes combinadas'.

 

Otro punto crucial para entender los orgenes del conflicto en Medio Oriente fue la indiferencia de la comunidad internacional, ocupada en aquellos aos con las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial, y el papel de una joven ONU que dictamin con su resolucin 181 de particin de Palestina 'una receta garantizada para la tragedia'. 'La divisin en dos partes iguales del pas, abrumadoramente palestino -anota Papp-, ha tenido consecuencias tan desastrosas porque se llev a cabo contra la voluntad de la mayora de la poblacin nativa'. Y contina: 'Si la ONU hubiera decidido hacer corresponder el tamao del futuro Estado con el territorio en que los judos se haban asentado en Palestina (compraron el 5,8% de la tierra y representaban un tercio de la poblacin total), a stos no se les habra otorgado ms de un 10% del total del pas. Pero la ONU acept las exigencias nacionalistas del movimiento sionista y, adems, busc compensar a los judos por los estragos causados por el Holocausto nazi en Europa'. La resolucin 181 tampoco inclua mecanismo alguno para impedir la limpieza tnica, sino que dejaba dentro del rea juda 400 aldeas palestinas con casi un milln de palestinos, quienes 'de acuerdo con el derecho internacional se haban convertido en ciudadanos israeles'.

 

Si a esto se le suma lo dicho por Ben Gurin durante un discurso en diciembre del 47: hay un 40% de no judos en las reas asignadas al Estado judo () nicamente un Estado con al menos un 80 % de poblacin juda puede ser viable y estable, era de preverse un futuro bastante catastrfico.

Este libro puede ser valorado como una suerte de Jaccuse del conflicto, un intento por parte de Papp de salvar el abismo entre realidad y representacin, por invertir una realidad deformada que demoniza a un pueblo que ha sido colonizado, ocupado y expulsado, y glorifica en cambio a las mismas personas que lo colonizaron, ocuparon y expulsaron . Su aporte es clave ya que la base de todo el conflicto palestino-israel se condensa en el reconocimiento de lo ocurrido durante 1948, y que cualquier intento de resolucin que no lo entienda o perciba de esa manera parece destinado de antemano al fracaso. 


La limpieza tnica de Palestina
Por Ilan Papp
Crtica/Trad.: Luis Noriega
414 pginas

Andrs Criscaut: [email protected]

Fuente: Revista ADN El sitio cultural del diario LA NACION Sbado 9 de agosto de 2008 / Bs. As. Argentina http://adncultura.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1036752&origen=acumulado&acumulado_id=6733 


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter