Portada :: Mundo :: Guerra en Osetia del Sur
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-08-2008

Estados Unidos mueve sus 'piezas' en el Cucaso

Gustavo Herren
Rebelin


Para que una ofensiva militar como la que realiz Georgia contra Osetia del Sur produzca resultados estratgicos satisfactorios, es condicin necesaria contar con el apoyo de potencias cuyos intereses resulten beneficiados, como EEUU.

El presidente Chvez manifest que G.W. Bush dio el 'visto bueno' para el ataque realizado por las fuerzas armadas de Georgia, contra Tskhinvali (capital de Osetia del Sur), la repblica separada de facto, en lo que consider un paso mas de EEUU para rodear a Rusia.

De hecho desde 2003 el Pentgono tiene presencia militar en Georgia, como as tambin Israel con un millar de asesores militares. El gobierno de Saakashvili (que asumi con la 'revolucin rosa' (2003) inducida por Washington), es el que ms tropas ha enviado a la invasin de Irak despus del Imperio y de Gran Bretaa, mientras gasta el 70% del presupuesto en la compra de armamento. El ataque haba sido previamente concertado. Tres semanas antes el gobierno de Georgia haba comprado en Atlanta (EEUU) medio milln de atades plsticos hermticos de bajo costo.

Washington busca as aumentar su influencia geopoltica y militar en el Cucaso, donde el control de los importantes reservorios de hidrocarburos del Caspio constituye uno de los objetivos principales. Georgia es el corredor de paso para el petrleo del Caspio desde Azerbaidjan y Kazajstn.

Oleoductos tan importantes como los yacimientos Despus del colapso de la URSS, EEUU ha construido un oleoducto (el BTC) que pasa por Baku (capital de Azerbaidjan), Tbilisi (Georgia) y llega a Ceyhan (Turqua) en el Mediterrneo, esquivando el territorio de Rusia e Irn. Pero el petrleo del Caspio sigue tambin fluyendo por los oleoductos que atraviesan a Rusia, que compiten con el BTC. La Rusia hoy capitalista, esta negociando con la Unin Europea (especialmente con Alemania, Francia, Italia y Austria) acuerdos energticos para abrir a las corporaciones europeas el rea energtica rusa, y que sta a su vez se expanda en los mercados europeos. Por otro lado, Rusia tiene una situacin conflictiva con Gran Bretaa y EEUU, que se refleja sobre la British Petroleum.

Esta situacin, que tambin pone una vez mas en evidencia como los Estados se rigen en funcin de intereses y no de principios, se pudo observar hace unos das en la reunin de emergencia en Bruselas de la Unin Europea (UE). En su declaracin final la UE evit cualquier crtica a Rusia y rechaz el envo de tropas a Georgia, a pesar de las fuertes presiones de Gran Bretaa, Suecia y los estados de Europa Oriental que sostenan el argumento de EEUU, en que se presenta a Rusia como agresor, mientras Washington enviaba unilateralmente sus propias fuerzas militares a la regin, en nombre de ayuda humanitaria.

Las frgiles relaciones entre Rusia y Georgia se tensionaron mas por la firma de acuerdos entre EEUU y Georgia, con aspiraciones de sta para ingresar en la OTAN (Organizacin del Tratado del Atlntico Norte) controlada por EEUU y la UE y que se ha ido extendiendo hacia Europa del Este, incorporando ex-repblicas de la URSS como Polonia y la Repblica Checa.

Entre los objetivos del ataque, Georgia y EEUU esperaban disminuir la presencia de Rusia en Osetia del Sur donde tiene desde los 90's una fuerza de paz reconocida, buscando una intervencin internacional mediante la ONU y la OTAN. Por ello, inmediatamente despus de la operacin militar, Georgia pidi la mediacin de la ONU que fracas debido a la presencia de Rusia y China en el Consejo de Seguridad. Al tener que enfrentar directamente el poder de fuego ruso, Georgia debi retirar sus tropas de Osetia no sin antes matar unas 1600 personas, entre civiles y combatientes. Aunque, las operaciones mediticas de EEUU presentando a Rusia como 'agresor' siguen apuntando a que Georgia pueda justificar su ingreso en la OTAN. Hace unos 3 meses en Rumania, el presidente G.W. Bush haba dado su apoyo al presidente Saakashvili para el ingreso de Georgia en la OTAN, un serio conflicto para Rusia, ya que un ataque armado contra cualquier pas miembro es considerado como un ataque contra todos, y habilita la intervencin de la fuerza armada colectiva de la organizacin, sin embargo, la propuesta fue rechazada por 10 estados miembros, entre ellos Alemania, Francia e Italia.

Un ataque al equilibrio nuclear entre Rusia y EEUU Pero la ofensiva del gobierno de Georgia (lacayo de EEUU) est enmarcada en una estrategia mucho mayor. Se estima que Polonia y Repblica Checa son el comienzo de una red misilstica que EEUU instalar sobre las mismas fronteras de Rusia, y que en el mediano plazo ser a razn de un emplazamiento por ao. Hasta 2001 cuando EEUU de forma unilateral abandon el Tratado Antimisiles Balsticos (ABM, Anti-Ballistic Missile Treaty) celebrado con la URSS en 1972, exista un equilibrio de fuerzas en materia nuclear, aunque basado en el terror. El Tratado limitaba el despliegue de sistemas de defensa misilstica de ambas potencias para proteger solamente una de sus ciudades. Si una de las dos potencias nucleares decidiera atacar a la otra con misiles balsticos intercontinentales (ICBM), el nmero de ojivas nucleares que quedaran despus del primer ataque era suficiente para dar una respuesta que ocasione al atacante las llamadas 'prdidas inadmisibles'. Lo que significaba por lo pronto la aniquilacin de la mayora de los habitantes y las principales ciudades del pas. Por eso el 'equilibrio' se mantena para evitar la llamada 'Destruccin Mutua Asegurada' (MAD, Mutual Assured Destruction). Despus del colapso de la URSS las potencias han suscrito Tratados de desarme para reducir sus arsenales nucleares, pero al mismo tiempo el desarrollo tecnolgico aument la precisin y efectividad de los misiles permitiendo reducir su radio destructivo. El potencial nuclear estratgico de Rusia, se halla an por encima del umbral que habilita su aplicacin, es decir todava puede producir a EEUU 'perdidas inadmisibles'.

Sin embargo el programa nacional misilstico de defensa (NMD, National Missile Defense) de EEUU que intenta blindar al pas entero de ataques de misiles balsticos intercontinentales, est afectando seriamente el equilibrio nuclear con Rusia.

Actualmente el sistema estadounidense NMD tiene radares ubicados en Alaska, islas Aleutianas, California, Gran Bretaa, Groenlandia, y Japn as como misiles interceptores (GBI, Ground Based Interceptors) en territorio de EEUU y Alaska, y en buques de la Marina de Guerra.

Para que el sistema NMD de EEUU sea efectivo como escudo para su propio territorio, el Pentgono debe ubicar sus elementos a nivel global con componentes, terrestre, marina y areo-satelital. Para no enfrentar directamente a China, y con el engao de proteccin local contra pases 'no confiables', el despliegue del escudo de defensa misilstica global de EEUU no se contina por Japn o Asia, sino por Europa Oriental, es decir en el borde con Rusia.

El acuerdo de Washington con Polonia para instalar en su territorio 10 silos con misiles interceptores (y un nmero no especificado de misiles ofensivos Patriot para defender su territorio), acoplados con radares en Repblica Checa (operativos antes de 4 aos), tuvo el respaldo total del gobierno pro-estadounidense de Georgia. Este pas y Ucrania seran los prximos candidatos para instalar plataformas del NMD.

En el escudo antimisiles, el misil atacante es detectado por un sistema de satlites que mediante sensores infrarrojo monitorean su lanzamiento y trayectoria, que es seguida luego en forma exacta por distintos radares (de banda X, microondas de unos pocos centmetros) que guiarn al misil interceptor portando a su vez un vehculo exoatmosfrico de destruccin (EKV), que eliminar el blanco por colisin directa.

Sin embargo no existe certeza que los misiles del llamado 'escudo antimisiles' sean solo interceptores locales GBI, de modo que no es descartable una funcin ofensiva encubierta lo que perturba el equilibrio de disuasin nuclear. El expresidente de la Confederacin Rusa, Vladimir Putin, afirm que el despliegue por EEUU de misiles en la frontera rusa tiene reminiscencias con la crisis causada cuando la URSS intent la instalacin de bases misilsticas en Cuba, en 1962.

Segn el nuevo jefe del Estado mayor de la Fuerza Area de EEUU, Norton Schwartz, si Rusia intentara hoy una operacin de esa clase, 'cruzara la lnea roja', sin embargo como contrapartida el Pentgono parece estar cruzndola en Europa Oriental y Rusia parece haber respondido.

De no tomar medidas drsticas, Rusia podra en el mediano plazo perder la paridad nuclear estratgica, es decir sufrir 'prdidas inadmisibles' sin posibilidad de la repuesta de represalia ante un ataque nuclear sorpresivo de EEUU.

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguei Lavrov, afirm en 2007 que la construccin del escudo antimisiles 'es el avance de la infraestructura militar de la OTAN hacia las fronteras rusas. Pero hace unos das, el gobierno de Rusia manifest que los misiles 'del escudo' tienen como blanco a la Federacin Rusa y son una amenaza para su seguridad nacional...'

El sistema misilstico de defensa ruso no distingue entre misiles interceptores o misiles balsticos lanzados desde Polonia, y para cada misil lanzado existe una respuesta que no solo va dirigida a sitio de lanzamiento. Rusia redireccionar sus misiles estratgicos, una verdadera 'espada de Damocles' no solo para Polonia y la Repblica Checa.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter