Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-08-2008

Cambio histrico en Paraguay

Stella Calloni
La Jornada


La asuncin del ex obispo Fernando Lugo en Paraguay, liderando la Alianza Patritica por el Cambio (APC), adems de ser un hecho histrico en un pas bajo el dominio del Partido Colorado por mucho ms de 60 aos, que mantuvo una dictadura alienante durante 35 aos (1954-1989) replegada en las estructuras del poder hasta ahora, es tambin trascendente para fortalecer la integracin de Amrica Latina.

Su discurso marc con precisin lo que entiende por verdaderos cambios en el pas y sus primeros actos fueron ms que simblicos, como tambin sucedi con algunas referencias histricas que no dejaron dudas y dieron lugar a las primeras editoriales de algunos medios ligados a los viejos poderes.

El da antes de que Lugo asumiera el poder tambin hubo actos que marcaron una lnea divisoria con el pasado cuando en un Foro popular y presidencial se realiz una jura simblica ante miles de personas y por primera vez las comunidades indgenas que llegaron desde distintos lugares bendijeron la tierra. Eso en Paraguay fue un salto de siglos para los eternamente olvidados y excluidos.

Lugo no us traje ni corbata, sino una camisa paraguaya que tena reminiscencias de la que usaba el mariscal Francisco Solano Lpez, a quien como otros que lucharon y murieron por un Paraguay independiente, se intent dejar en el olvido de los mausoleos y homenajes. Mucho se hablar de este discurso histrico.

Pero tambin de los primeros actos ligados a su poltica de integracin que son esclarecedores y nada simblicos. A horas de haber asumido firm con el presidente Hugo Chvez, de Venezuela, 12 acuerdos de cooperacin que priorizan energa, educacin y agricultura. Lo hizo nada menos que en San Pedro de Ycuamandyju, regin de los olvidos donde fue obispo y donde teji su trabajo con los pobres en el contexto de la Teologa de la Liberacin.

El gobierno de Venezuela se comprometi a suministrar el petrleo que necesitara Paraguay y los documentos suscriptos sientan las bases de una relacin bilateral, que nadie duda tambin fortalecer al Mercado Comn del Sur.

Chvez propuso al nuevo presidente un plan de alfabetizacin de reconocido xito en Venezuela y Bolivia y un proyecto de desarrollo conjunto agroindustrial, y se firm una carta de compromiso para integrar a Paraguay a la cadena internacional Telesur. Para un pas que estuvo en un aislamiento informativo de mucho ms de medio siglo, es otro paso gigante. En los pasillos del Mercosur y de Unasur no pasaba inadvertido que la llegada de Lugo al poder en Paraguay es clave para avanzar en temas que difcilmente podan pasar por las puertas de hierro del Partido Colorado.

Pero tambin se presupone que Argentina y Brasil tomarn definitivas posiciones con relacin a los beneficios que debe recibir Paraguay de las represas de Itaip y Yaciret que comparte con ambos pases, respectivamente.

El tema estuvo en el discurso de Lugo al recordar que en la integracin, los hechos de justicia deben superar argumentos estrictamente jurdicos. En el caso de Itaip se cambie o no el Tratado, Paraguay deber recibir precio justo, el precio de mercado, lo que de hecho aumenta sustancialmente el ingreso por esa represa, que fue un modelo de corrupcin en ambos pases. Los trminos del acuerdo de 1973 sobre Itaip, fijaba en partes iguales el derecho a la energa generada. Pero Paraguay slo utiliza 17 de 50 por ciento que le corresponde y el resto lo vende a Brasil a un precio que ya resulta inadmisible.

Esto pretende ser explotado en estos momentos por algunos medios para plantear enfrentamientos a corto plazo en el Mercosur. Pero ya hay ejemplos de que temas similares comenzaron a repararse esencialmente por los cambios que se han producido en este organismo, donde se elev la visin poltica de la integracin. Hubo nuevos acuerdos en el tema de gas que Bolivia provee a Brasil y Argentina, con el presidente Evo Morales, entre otros casos.

Lugo ya mantuvo conversaciones a fondo con los gobiernos de Argentina y Brasil en los ltimos meses. Pocos das antes de su asuncin en un encuentro con este peridico en Uruguay, el nuevo presidente paraguayo habl de su visin sobre la integracin que esperaba y la importancia que tiene para su gobierno que esta avance y se profundice en el corto plazo. Hay que vencer vicios internos, superando realmente las asimetras, marcando la solidaridad, y dejando de lado los elementos que la atrasan para enfrentar los desafos externos que afectan a todos los pases en su conjunto. Sabe los duros problemas que deber enfrentar y reconoce que todo sera mucho ms difcil y casi imposible en algunos casos si no existiera este nuevo mapa en Amrica Latina, nunca visto. Sentirse rodeado de solidaridades no es lo mismo que andar solo el camino.

Para Lugo la integracin tambin ayudar profundamente a resolver la situacin de desigualdad que admite como explosiva en su pas. Cuando uno se enfrenta a inaceptables desigualdades sociales donde un sector agroexportador que suma 7 por ciento de la poblacin total del pas de ms de seis millones de habitantes es dueo nada menos que de 93 por ciento de la superficie cultivable de la tierra, mientras que 93 por ciento de la poblacin vive en el restante 7 por ciento de esa superficie, nadie puede dudar que las consecuencias son desoladoras.

Por eso y por los dos millones de campesinos sin tierras viviendo en la absoluta pobreza, habr ineludibles prioridades. El tema de la tierra es clave. Desestima que la unidad de la Alianza compuesta por varios partidos sea fcil de romper. Hemos trabajado como una fuerza diversa y abierta, sumando siempre y sabiendo todos que es una oportunidad nica de la que no podemos regresar. Mantenerla es un aporte que haremos tambin a la integracin de Amrica Latina.

Analiza que la integracin no slo debe ser de gobiernos sino una expresin de los pueblos del continente, para que nunca pueda quedar a la deriva de los acontecimientos o de las circunstancias polticas que puedan producirse en cada uno de nuestros pases. Tiene otra certeza: que en todos los pases con mayor o menor intensidad se ha llegado a un punto de saturacin de las inequidades sociales generadas por un sistema cuya expresin mxima es el neoliberalismo que conden al ser humano a las mayores humillaciones e injusticias. Hemos entrado en un camino sin retorno. Y lo estamos viendo en Amrica Latina.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter