Portada :: Otro mundo es posible
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-08-2008

Entrevista a Nora Castaeda, presidenta del Banco de Desarrollo de la Mujer
Soberana de la mujer venezolana

Oliverio Comte
Punto Final

Creo que Venezuela es el primer pas en que el Estado crea un banco, cuyo objetivo es contribuir a lograr la transformacin total de la sociedad, donde se plantea lograr que la mujer acceda al desarrollo y a sus beneficios como soberana y protagonista. Por ello, esta iniciativa es uno de los instrumentos fundamentales de nuestra revolucin socialista


La economa venezolana ha crecido un 12,6 por ciento en los ltimos tres aos, expansin que no registraba hace 50 aos. Este ciclo positivo, ha permitido una serie de logros, entre los cuales destacan el pago de la deuda externa, reduccin de la pobreza, creacin de empleo, diversificacin del comercio con ms pases, adems de importantes beneficios en educacin y salud para toda la poblacin.

Incluso desde Estados Unidos, el Centro de Investigaciones Cientficas y Econmicas (CEPR), confirm el buen momento de la economa, destacando su crecimiento, descenso de la deuda pblica, supervit en la cuenta corriente y la acumulacin de las reservas necesarias, que permitiran enfrentar una eventual cada en los precios del petrleo. El nico aspecto negativo identificado por el estudio, como un problema a resolver, es la inflacin que alcanza un 19,4 por ciento. No obstante, segn el informe, la fortaleza financiera y buena administracin econmica hacen improbable la crisis que vaticinan los opositores al gobierno.

Pero la Revolucin Bolivariana, cuyo carcter socialista proclam el Presidente Chvez en 2005, no slo contempla una transformacin poltica, econmica y social, sino tambin un cambio cultural que tiene en el centro a la mujer. Ello no deja de ser relevante, en un pas y un continente donde el machismo se resiste a perder los privilegios propios de una sociedad capitalista, que tampoco fueron superados en los llamados socialismos reales. La deuda existe y las mujeres venezolanas estn decididas no slo a reivindicar los derechos e intereses de todo el pueblo, sino tambin los propios.

El desafo es complejo en una sociedad en la cual ha predominado por siglos una cultura patriarcal. Por eso no basta con cambiar la estructura econmica, seal a Punto Final, Nora Castaeda1, economista venezolana, fundadora y presidenta del Banco de Desarrollo de la Mujer (Banmujer), entidad que otorga financiamiento y programas de formacin a las mujeres de su pas. Piensa que el micro-crdito es una excusa para que las mujeres sean protagonistas en la construccin de su propio destino. Nuestro objetivo es superar la pobreza y no administrarla sentenci en su reciente visita a Chile donde particip en el seminario Fortalecimiento de los Mecanismos de la Mujer en Latinoamrica a travs de la Transversalidad de Gnero en el Estado, organizado por el Servicio Nacional de la Mujer (Sernam).

Largo camino a la independencia

En el mundo sigue predominando el machismo y en Amrica Latina es an ms profundo. En un pas socialista como Cuba las mujeres han alcanzado importantes logros, producto de una lucha que se inici en la Sierra Maestra y que ha perdurado en el tiempo. Cmo ha sido este proceso en Venezuela, tomando en cuenta que al parecer no basta con el socialismo para vencer el denominado machismo-leninismo?

En nuestro pas las mujeres participaron activamente en la lucha de liberacin colonial y neo-colonial. Tuvieron que disfrazarse de hombres para formar parte de la vanguardia en los procesos de liberacin. En la Batalla de Carabobo, crucial para la liberacin de Venezuela, Colombia y Ecuador, murieron muchas mujeres. Tambin jugaron un rol decisivo en la lucha contra las dictaduras de Juan Vicente Gmez y Marcos Prez Jimnez, en pleno siglo XX. Gmez las llam las malditas, porque en vez de estar en sus casas cocinando, se alzaron contra la dictadura.

Durante el perodo de Prez Jimnez, entre 1948 y 1958, las mujeres se haban incorporado a la educacin secundaria y superior, lo que naturalmente potenci su rol en la lucha. En la dcada del 60, en tiempos de la guerrilla se incorporaron principalmente al combate urbano, pero tambin hubo presencia en la montaa. En esa poca los niveles de conciencia eran superiores, porque se luchaba no slo contra el imperialismo y el capitalismo, sino por construir el socialismo. Mara Len, actual ministra de Estado para los Asuntos de la Mujer de Venezuela, particip en la guerrilla urbana.

Est claro que las mujeres participaron activamente en las luchas de emancipacin del pueblo venezolano en distintos perodos histricos. Incluso, usted seala que en los aos 60 su nivel de conciencia era mucho mayor. Se plantearon en ese contexto reivindicar los derechos de la mujer?

No luchbamos por reivindicar nuestros derechos sino los derechos e intereses de todo el pueblo. Lo primero, hubiese significado diversionismo ideolgico, que en aquellos aos era considerado casi una traicin a la patria. En ese sentido, claramente no basta con una revolucin socialista. Lo prueba la experiencia de la Unin Sovitica, donde los derechos humanos particulares de la mujer no fueron contemplados.

En qu momento se produce un cambio en Venezuela?

En 19 74, la Federacin Democrtica Internacional de Mujeres pidi a la Organizacin de Naciones Unidas (ONU), realizar una serie de encuentros a nivel mundial dedicados exclusivamente al tema de la mujer. En 1975, se efectu una de estas conferencias en Mxico, bajo el lema de Igualdad, Desarrollo y Paz, donde se logr que la ONU invitara a participar no slo a los gobiernos, sino tambin a mujeres de Organizaciones No Gubernamentales (ONG). Fue el comienzo de la incorporacin de la mujer venezolana a la reivindicacin de sus derechos como humana, lo que nos impuls a participar en la IV y V Conferencia Mundial sobre la Mujer de Kenia y en Beijing, en 1995. Esta reunin tuvo una particularidad muy importante: en el evento oficial participaron 10 mil mujeres, mientras el foro de las ONG convoc a ms de 30 mil, entre ellas muchas mujeres de Amrica Latina y El Caribe.

Cmo logr una delegacin tan numerosa de mujeres latinoamericanas del mbito no gubernamental concretar su participacin en Beijing? Recibieron algn apoyo de la ONU o de otra organizacin?

Vilma Espn, quien presida la Federacin de Mujeres Cubanas en aquellos aos, le plante a Fidel Castro la importancia que las mujeres latinoamericanas participaran en estos encuentros. l estuvo de acuerdo y puso a disposicin nuestra un avin cubano para trasladarnos a frica y luego a China. Fue la culminacin de un trabajo arduo de preparacin para ir a Beijing, en el cual convocamos a un espectro muy amplio de mujeres afrodescendientes, indgenas, campesinas, obreras, profesionales, feministas y cristianas. Con ellas, organizamos una serie de conferencias previas en Bogot, Quito y Mar del Plata.

En qu aspectos se centr el debate en Beijing ?

Se plante que los derechos de las mujeres, en tanto seres humanas, deben ser integrales. Se incorporaron a los derechos sociales y polticos los econmicos, culturales y ambientales. Tambin se estableci que cuando falta alguno de estos derechos, llamados de cuarta generacin, se debe considerar que los derechos humanos han sido conculcados.

En Chile, la situacin de la mujer sigue siendo de desmedro: es vctima de altos ndices de violencia intrafamiliar y sus posibilidades de acceso a salarios y a cargos de poder son muy inferiores respecto de los hombres. Cmo es la realidad de la mujer venezolana en estos aspectos y qu aportes en el mbito de gnero ha significado el proceso revolucionario?

Nuestra revolucin es muy reciente y producir un cambio en el tema de gnero es muy complejo. Son siglos de predominio absoluto de una cultura e ideologa patriarcal, que determinan una forma de entender la realidad y las relaciones entre hombres y mujeres en nuestra sociedad. Se puede cambiar la estructura econmica, pero la ideologa dominante puede permanecer inalterable por aos. Ello explica que en Venezuela an exista mucha violencia contra la mujer. De hecho, se aprob recientemente una ley orgnica por el derecho de la mujer a una vida sin violencia, donde se establecen 17 formas de violencia, adems de la intrafamiliar. Otra medida importante, es la creacin de tribunales especiales para juzgar los casos de agresin, lo que permitir agilizar y ser ms eficientes en combatir este flagelo.

Cul es el origen de esa violencia?

En la mayora de los casos la mujer es discriminada por el doble hecho de ser mujer y pobre. Esta situacin no es posible resolverla en el capitalismo, porque es producto de ese sistema. En el pasado el socialismo tampoco lo hizo, pero nosotros estamos construyendo el Socialismo en el Siglo XXI, que necesariamente debe asumir los desafos de este tiempo, entre ellos el de gnero.

Usted fund y es presidenta del Banco de Desarrollo de la Mujer. Cmo se origin la idea de crear esta entidad?

En Beijing, abordamos los derechos econmicos de la mujeres y se discuti sobre una estrategia para lograr incorporarnos en forma plena al desarrollo y a sus beneficios. Hay que considerar que apenas accedemos al 1 por ciento de la propiedad de la tierra a nivel mundial y que en ese tiempo no tenamos acceso al crdito si no contbamos con un representante, que poda ser el marido cuando ste dispona de medios econmicos. La situacin era peor para las mujeres afro-descendientes, indgenas o campesinas. Nuestro trabajo no apareca reflejado en las llamadas cuentas nacionales: producto interno bruto, ingreso nacional, creacin de valor agregado. La creacin de valores de uso en el hogar, relacionada con la reproduccin y el cuidado de la especie humana no eran consideradas trabajo. En las estadsticas ramos catalogadas como poblacin econmicamente inactiva. La conclusin era clara: era necesario visibilizar el trabajo de la mujer y concretar su acceso a financiamiento para lograr su autonoma econmica.

Cundo se concret la idea del banco y cul ha sido su aporte en trminos de gnero?

El 8 de marzo de 2001, seis aos despus de Beijing, el Presidente Chvez anunci la creacin de Banmujer y me nombr presidenta de la entidad. l estableci que los micro-crditos fueran dirigidos esencialmente a las mujeres pobres. Venezuela se haba comprometido en la Reunin del Milenio, convocada por Naciones Unidas en Nueva York, a disminuir la pobreza extrema en un 50 por ciento para el ao 2015. En ese contexto, el Banco del Pueblo Soberano, el Fondo de Desarrollo Micro-Financiero y el Banco de Desarrollo de la Mujer han jugado un papel central. En la actualidad, tenemos presencia en todos los municipios del pas donde impulsamos programas de formacin orientados a mujeres indgenas, campesinas, afrodescendientes y discapacitadas. Nuestro trabajo se ha enfocado a disminuir la feminizacin de los pobres, porque la mayor miseria se concentra en las mujeres. A nivel mundial el 70 por ciento de los pobres son mujeres y ese indicador tiende a reproducirse en los distintos pases. Para lograr nuestro objetivo, hemos generado empleos de mejor calidad, a travs de los cuales la mujer ha ido logrando su propia independencia y soberana. La Constitucin Bolivariana establece que la soberana reside en el pueblo, quien la ejerce y no la delega. Este principio es vlido para las mujeres que constituimos el 50 por ciento del pueblo.

Existe una experiencia similar en otros pases?

Creo que Venezuela es el primer pas en que el Estado crea un banco, cuyo objetivo es contribuir a lograr la transformacin total de la sociedad, donde se plantea lograr que la mujer acceda al desarrollo y a sus beneficios como soberana y protagonista. Por ello, esta iniciativa es uno de los instrumentos fundamentales de nuestra revolucin socialista.

Soberana alimentaria

La economa venezolana ha crecido de manera sostenida en los ltimos aos, lo que ha significado importantes beneficios para el pas y el pueblo en su conjunto. Los crticos del proceso atribuyen esta bonanza econmica exclusivamente al precio del petrleo. En su opinin, qu otros aspectos del manejo econmico del gobierno explican el fortalecimiento de la economa venezolana?

Efectivamente, la bonanza econmica tiene mucha relacin con el precio del petrleo a nivel internacional. Sin embargo, somos una nacin petrolera hace ms de 100 aos y nunca el pueblo se haba beneficiado directamente de este recurso como ahora. Venezuela era un pas rico con un pueblo pobre, producto de una distribucin del ingreso que beneficiaba slo a la oligarqua local y al imperialismo norteamericano. Con los excedentes del petrleo, adems de los beneficios que usted seala, estamos creando nuestra propia infraestructura para explotar el recurso. Hemos suscrito acuerdos de cooperacin y transferencia tecnolgica con Irn y Bielorusia, lo que nos permitir fortalecer nuestra autonoma econmica. Hay un esfuerzo serio para lograr que las industrias bsicas funcionen de manera eficiente, pero no a costa de los trabajadores. Buscamos mejorar su calidad de vida, a travs del desarrollo de distintas formas organizativas que han posibilitado un auge econmico, a pesar de la oposicin interna y externa. En este proceso, la construccin de poder popular ha sido central y el Presidente Hugo Chvez ha estado siempre en primera lnea impulsando el fortalecimiento de la organizacin del pueblo. Esto ha creado las condiciones para que en Venezuela se produzca una gran transformacin material, pero tambin en lo subjetivo, a travs del debate de ideas.

En un estudio reciente, el Centro de Investigaciones Cientficas y Econmicas (CEPR) de Estados Unidos, confirm el buen momento de la economa de su pas. No obstante, identifica la inflacin de un 19,4 por ciento como un problema importante a solucionar. Comparte este diagnstico? y si es as, podra explicar cul es el origen de esta tendencia inflacionaria?

El Banco Central y el Instituto Nacional de Estadsticas han reconocido que la tasa de inflacin acumulada es alta. Entre las causas del fenmeno est el aumento de la capacidad de demanda de nuestro pueblo, producto de los programas sociales impulsados por el gobierno. En contraposicin, no se ha incrementado lo suficiente la capacidad de oferta, aspecto que requiere de un esfuerzo del Estado en conjunto con el sector privado, que ha desarrollado una poltica de guerra econmica contra el pas. A pesar de ello, el Presidente Chvez, se reuni con los empresarios y les plante la disposicin del gobierno de tomar una serie de medidas tendientes a incrementar la oferta y superar la inflacin. Lamentablemente, los privados no estn dispuestos a realizar el esfuerzo, porque prevalece su inters ilimitado por el lucro.

Otro aspecto que influye en la inflacin, es la falta de soberana y seguridad alimentaria. Tenemos que importar, en un contexto de crisis inflacionaria mundial en el rubro de los alimentos. Esta situacin no es provocada exclusivamente por el precio del petrleo sino tambin por la poltica fiscal de los pases ricos. Se grava el petrleo con impuestos muy altos y la gente paga cada vez ms por la gasolina. Ello permite que los estados se apropien de una parte del excedente, que no proviene de la produccin petrolera y de los pases exportadores sino de la recaudacin fiscal. Con el alza del combustible aumentan los costos de produccin de los alimentos y al importar estos productos importamos inflacin. El fenmeno, ocurre a todos los pases pobres que no producen trigo, maz, soja y otros alimentos.

Qu medidas ha tomado el gobierno para solucionar esta situacin?

Frente a este escenario, la alternativa monetarista para bajar la inflacin es reducir el gasto pblico. El Presidente Chvez ha rechazado esa posibilidad, porque no est dispuesto a que el pueblo asuma la disminucin de la inflacin. Estamos haciendo un gran esfuerzo como Estado para aumentar la oferta y lo que s podemos asegurar es que garantizaremos el derecho del pueblo a una vida ms justa y plena. En Venezuela la economa est al servicio de los seres humanos.

El aporte de Banmujer

A 2007, el aporte del Banco de Desarrollo de la Mujer, perteneciente al Ministerio para la Economa Popular de Venezuela, haba otorgado 76.659 crditos, con una inversin de 234,51 millardos de bolvares. Ello gener en aquel perodo ms de 395 mil empleos.

Adems, benefici a 2.265 cooperativas y a 73.490 unidades econmicas asociativas, fortaleciendo los sectores manufacturero, de servicios, agrcola y del comercio. Un total de 2 millones de venezolanas fueron favorecidos por la institucin financiera.

1 Profesora de la Facultad de Ciencias Econmicas y Sociales de la Universidad Central de Venezuela; miembro fundadora del Centro de Estudios de la Mujer de la misma casa de estudios superiores e integrante del Consejo Directivo del Instituto Nacional de la Mujer Durante la dictadura de Marcos Prez Jimnez, integr la Comisin Nacional de Mujeres del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), que junto al Partido Comunista de Venezuela impulsaron la lucha guerrillera .



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter