Portada :: Mundo :: Guerra en Osetia del Sur
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-08-2008

El Cucaso, polvorn geoestratgico

John Saxe-Fernndez
La Jornada


El ataque contra Osetia del Sur ordenado por Mijail Saakashvili, presidente de Georgia, fue atroz: mat a mil 500 civiles, destruy la capital Tsjinvali, demoli barrios residenciales, la universidad, los hospitales y provoc 100 mil refugiados en la zona. La respuesta rusa no se hizo esperar, por lo que el aliento de la Casa Blanca a esa agresin concita la atencin de las cancilleras de Europa y su liderato militar, en especial el francs, ingls y alemn. Ello por las graves amenazas a la paz en una regin de fuerte gravitacin geoestratgica, las cuales confirman cun mortal sera aceptar a Georgia en la OTAN. Fue un golpe al equilibrio euroasitico, producto de un complicado clculo georgiano. Porque, adems de una homicida provocacin, fue un operativo comicial: al calor de la reaccin rusa provocada por Tiflis, John McCain repunt en las encuestas cuatro puntos sobre Obama.

Segn Pat Buchanan, ex consejero de Nixon, Ford y Reagan, el manejo tras bambalinas lo hizo Randy Scheunemann, principal consejero de poltica exterior de McCain, que cabildea por el ingreso de Georgia a la OTAN. Buchanan revela que Randy recibe jugosos pagos de Saakashvili, quien dice estar en contacto de hasta dos veces al da con el candidato republicano. Esa ventaja electoral baj al empate cuando, al interrogrsele en pblico, McCain no pudo enumerar las muchas casas que posee: desliz electoral que es pecado mortal en tiempos de grave crisis hipotecaria.

Lo que queda es la conflictividad entre Europa y Rusia, instigada por Bush desde Tiflis en un escenario que incluye operativos antirrusos, encabezados por Sarkozy, el penoso sucesor de Blair en estas tareas. Permanece tambin una estridente campaa de propaganda impregnada de una rusofobia que evoca atmsferas y episodios infames de la guerra fra: Rusia es la agresora y Occidente debe defender a la caperucita georgiana desde una OTAN que, a decir de Robert Gates, jefe del Pentgono, est en grave riesgo de implosin en Afganistn.

Desde la cada sovitica, la OTAN sufre la ausencia de un enemigo estratgico, cemento de la Alianza. Pero ya la Casa Blanca fabric una nueva guerra fra por medio de una peligrosa y multifactica instigacin estratgica que puede costar cientos de millones de vidas. Por ejemplo, despus de oponerse, la opinin pblica polaca azuzada por el operativo en Osetia, presentado como agresin rusa contra Georgia, apoya el Sistema Nacional Antibalsitico de Estados Unidos (SNA) en su territorio. El SNA fue acordado por Estados Unidos y Polonia en medio del rugir de los caones, en las narices de una Rusia que, usando sus recursos humanos y naturales, flexiona su podero econmico, militar y energtico como potencia mundial: ya advirti a Washington que si usa armamento convencional de alta precisin, responder con armas nucleares tcticas. Es un ascenso que Estados Unidos trata de frenar y, como antao, incita las precondiciones de guerra general en Eurasia de cara a su atasco militar en Irak. Por lo que, junto al provocador despliegue del SNA, Estados Unidos incita la desactivacin geoestratgica de Rusia. Como recuerda Michael T. Klare en su lcido Blood and Oil (Metropolitan, NY, 2006; hay versin espaola), se concret en el endoso de Clinton y luego de Bush, al oleoducto que va desde Bak, en Azerbayn, a Cyhan en Turqua, atravesando Georgia. Objetivo?: romper el actual monopolio ruso sobre el flujo energtico del Caspio y facilitar futuros envos de crudo hacia Estados Unidos (p. 119). Existe una nueva ecuacin de poder en esa regin? Mosc contesta con irona diplomilitar (y Kosovo en mente), reconociendo la independencia de Osetia del Sur y Abjasia, y por los diputados de la Duma, Boris Gryzlov sintetiz: El Cucaso siempre ha sido y ser la zona de los intereses estratgicos de Rusia.

El riesgo de guerra es serio: esto ocurre en medio de las aventuras diplomilitares de lderes poco cautelosos en Washington y Pars. Y el Cucaso es un polvorn geoestratgico.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter